"Quiero estar con mi hijos en casa", el pedido del detenido exjuez César Melazo
0221
0221

"Quiero estar con mi hijos en casa", el pedido del detenido exjuez César Melazo

Está preso como presunto jefe de una asociación ilícita. En la audiencia para solicitar el arresto domiciliario, volvió a clamar por su inocencia, se despegó del resto de los acusados y prometió no eludir ni entorpecer el accionar judicial. El inicio del interlocutorio se retrasó porque quedó encerrado junto a su custodia de traslado en uno de los ascensores del fuero Penal.

El exjuez de Garantías de La Plata César Melazo, procesado y con prisión preventiva firme como presunto jefe de una asociación ilícita, volvió a la sede del fuero Penal de La Plata para solicitarle a la jueza de Garantías Florencia Butiérrez que lo devuelva a la comodidad de su lujoso hogar en la bucólica localidad de Gorina para esperar el juicio oral. La fiscal Betina Lacki se opuso al planteo al alegar el poder residual que todavía aseguró que posee el ex magistrado. El abogado Germán Oviedo, representante de Juan Farías (asesinado, se presume, por integrantes de la banda desarticulada) también se opuso por entender que siguen vigentes los peligros procesales detallados en los rechazos a la excarcelación y apelación de la prisión preventiva que tramitaron ante la Cámara de Apelaciones y Garantías.

Los abogados Diego Peisajovich y Diego Bucking tomaron la defensa del ex magistrado. En su alegato esa parte sostuvo que “están dadas las condiciones subjetivas para que (Melazo) pueda acceder al beneficio” del arresto domiciliario.

Consideraron que los peligros procesales como fuga o entorpecimiento se disiparon en esta instancia de la causa por entender que no hay medidas de prueba que se produzcan al momento de la resolución del planteo. Destacaron que todavía no se pudo acoger al beneficio de su jubilación como magistrado y su pareja es el único sostén. También valoraron que goza de arraigo ya que tiene una familia constituida. Además puso a disposición las cámaras de seguridad con que cuenta la finca del acusado para ser monitoreado online por el Servicio Penitenciario Federal.

A su turno la fiscal Lacki  desplegó sus argumentos para oponerse al pedido de ablandamiento de las condiciones de detención. Lo calificó como "una parte importante de la asociación ilícita" y recordó que está en plena etapa de pericias y análisis el teléfono personal que le secuestraron al exjuez al momento de su detención durante el allanamiento a la propiedad en la que tiene domicilio.

Para la fiscal, Melazo tiene muchos contactos, "es un hombre temido" según lo que surge de los relatos de testigos. También recordó que en el transcurso de la causa detectaron nexos de la banda con el Servicio Penitenciario Bonaerense y el sistema de monitoreo que posee esa fuerza. "Por eso está detenido en el IRIC", recordó la fiscal en relación al pabellón anticorrupción en el que está alojado el detenido, donde cuenta con una rutina y controles más estrictos en comparación con otros pabellones federales.

Germán Oviedo, abogado de la familia de Juan Farías, un supuesto exintegrante de la banda asesinado en el marco de un presunto ajuste de cuentas cuya investigación dio origen a la causa conocida como "la banda de los jueces", se opuso a "cualquier tipo de morigeración o libertad" al menos hasta que el caso sea debatido en juicio oral. Para esa parte sigue vigente el poder residual de Melazo "por el cargo que ha ocupado y las relaciones que ha tenido".

"Una atenuación va a influenciar en las medidas que quedan pendiente y no sabemos que puede pasar en el futuro debate oral", fundamentó el letrado para luego dar paso a la descripción de los requisitos que cumplen los que están alojados en pabellones para reducir los índices de corruptibilidad:

  • Alto poder económico o adquisitivo: La opinión pública se asombró cuando los medios de comunicación mostraron la fastuosa mansión con lago propio y establo que posee en su vivienda.

  • Capacidad de influenciar en esferas gubernamentales y poder político: Melazo siempre se mostraba con políticos, empresarios, gremialistas, magistrados e integrantes de la farándula que asistían a sus lujosas fiestas de cumpleaños.

  • Fue funcionario público con acceso a altos niveles de Gobierno: Era un asiduo concurrente a actos de gobierno durante la gestión de Daniel Scioli como gobernador bonaerense. En ocasiones acompañado por el actual juez de Garantías, Guillermo Atencio.

"SOY INOCENTE"

Al tomar la palabra en la audiencia, Melazo reiteró que es inocente. "Siempre perseguí al delito, parece el mundo del revés esto" se quejó en relación a su vinculación con la causa.

En uno de los momentos más encendidos de su discurso, sostuvo que "poco temor puedo influir en testigos porque siempre perseguí a los delincuentes (…) he estado lo más cerca posible al pueblo para combatir al delito". "Mi señora es sostén de familia. No voy a eludir la acción de la Justicia. Quiero estar con mi familia y esperar, en caso que llegue, el juicio oral en mi casa con mis hijos", relató además.

Tras finalizar la audiencia, Melazo volvió a sentir el frío y la presión de los grilletes que se cerraban sobre la unión de sus brazos con sus manos y bajó las escaleras hasta llegar al móvil que lo esperaba para devolverlo a la cárcel de Ezeiza.

El inicio de la audiencia se vio demorado. Cuando Melazo subía junto a la custodia penitenciaria por uno de los ascensores que se trabó entre pisos. De inmediato llegó un técnico y logró abrir las puertas. El magistrado, con la ayuda de penitenciarios, salió trepándose por uno de los elevadores.

El pedido "se resolverá en plazo de ley", adelantó la jueza Butiérrez al cerrar la audiencia.

Está preso como presunto jefe de una asociación ilícita. En la audiencia para solicitar el arresto domiciliario, volvió a clamar por su inocencia, se despegó del resto de los acusados y prometió no eludir ni entorpecer el accionar judicial. El inicio del interlocutorio se retrasó porque quedó encerrado junto a su custodia de traslado en uno de los ascensores del fuero Penal.

13 de febrero de 2019

El exjuez de Garantías de La Plata César Melazo, procesado y con prisión preventiva firme como presunto jefe de una asociación ilícita, volvió a la sede del fuero Penal de La Plata para solicitarle a la jueza de Garantías Florencia Butiérrez que lo devuelva a la comodidad de su lujoso hogar en la bucólica localidad de Gorina para esperar el juicio oral. La fiscal Betina Lacki se opuso al planteo al alegar el poder residual que todavía aseguró que posee el ex magistrado. El abogado Germán Oviedo, representante de Juan Farías (asesinado, se presume, por integrantes de la banda desarticulada) también se opuso por entender que siguen vigentes los peligros procesales detallados en los rechazos a la excarcelación y apelación de la prisión preventiva que tramitaron ante la Cámara de Apelaciones y Garantías.

Los abogados Diego Peisajovich y Diego Bucking tomaron la defensa del ex magistrado. En su alegato esa parte sostuvo que “están dadas las condiciones subjetivas para que (Melazo) pueda acceder al beneficio” del arresto domiciliario.

Consideraron que los peligros procesales como fuga o entorpecimiento se disiparon en esta instancia de la causa por entender que no hay medidas de prueba que se produzcan al momento de la resolución del planteo. Destacaron que todavía no se pudo acoger al beneficio de su jubilación como magistrado y su pareja es el único sostén. También valoraron que goza de arraigo ya que tiene una familia constituida. Además puso a disposición las cámaras de seguridad con que cuenta la finca del acusado para ser monitoreado online por el Servicio Penitenciario Federal.

A su turno la fiscal Lacki  desplegó sus argumentos para oponerse al pedido de ablandamiento de las condiciones de detención. Lo calificó como "una parte importante de la asociación ilícita" y recordó que está en plena etapa de pericias y análisis el teléfono personal que le secuestraron al exjuez al momento de su detención durante el allanamiento a la propiedad en la que tiene domicilio.

Para la fiscal, Melazo tiene muchos contactos, "es un hombre temido" según lo que surge de los relatos de testigos. También recordó que en el transcurso de la causa detectaron nexos de la banda con el Servicio Penitenciario Bonaerense y el sistema de monitoreo que posee esa fuerza. "Por eso está detenido en el IRIC", recordó la fiscal en relación al pabellón anticorrupción en el que está alojado el detenido, donde cuenta con una rutina y controles más estrictos en comparación con otros pabellones federales.

Germán Oviedo, abogado de la familia de Juan Farías, un supuesto exintegrante de la banda asesinado en el marco de un presunto ajuste de cuentas cuya investigación dio origen a la causa conocida como "la banda de los jueces", se opuso a "cualquier tipo de morigeración o libertad" al menos hasta que el caso sea debatido en juicio oral. Para esa parte sigue vigente el poder residual de Melazo "por el cargo que ha ocupado y las relaciones que ha tenido".

"Una atenuación va a influenciar en las medidas que quedan pendiente y no sabemos que puede pasar en el futuro debate oral", fundamentó el letrado para luego dar paso a la descripción de los requisitos que cumplen los que están alojados en pabellones para reducir los índices de corruptibilidad:

  • Alto poder económico o adquisitivo: La opinión pública se asombró cuando los medios de comunicación mostraron la fastuosa mansión con lago propio y establo que posee en su vivienda.

  • Capacidad de influenciar en esferas gubernamentales y poder político: Melazo siempre se mostraba con políticos, empresarios, gremialistas, magistrados e integrantes de la farándula que asistían a sus lujosas fiestas de cumpleaños.

  • Fue funcionario público con acceso a altos niveles de Gobierno: Era un asiduo concurrente a actos de gobierno durante la gestión de Daniel Scioli como gobernador bonaerense. En ocasiones acompañado por el actual juez de Garantías, Guillermo Atencio.

"SOY INOCENTE"

Al tomar la palabra en la audiencia, Melazo reiteró que es inocente. "Siempre perseguí al delito, parece el mundo del revés esto" se quejó en relación a su vinculación con la causa.

En uno de los momentos más encendidos de su discurso, sostuvo que "poco temor puedo influir en testigos porque siempre perseguí a los delincuentes (…) he estado lo más cerca posible al pueblo para combatir al delito". "Mi señora es sostén de familia. No voy a eludir la acción de la Justicia. Quiero estar con mi familia y esperar, en caso que llegue, el juicio oral en mi casa con mis hijos", relató además.

Tras finalizar la audiencia, Melazo volvió a sentir el frío y la presión de los grilletes que se cerraban sobre la unión de sus brazos con sus manos y bajó las escaleras hasta llegar al móvil que lo esperaba para devolverlo a la cárcel de Ezeiza.

El inicio de la audiencia se vio demorado. Cuando Melazo subía junto a la custodia penitenciaria por uno de los ascensores que se trabó entre pisos. De inmediato llegó un técnico y logró abrir las puertas. El magistrado, con la ayuda de penitenciarios, salió trepándose por uno de los elevadores.

El pedido "se resolverá en plazo de ley", adelantó la jueza Butiérrez al cerrar la audiencia.

COMENTARIOS