0221
0221

"La atención médica tradicional no está funcionando en beneficio del paciente"

En medio de la crisis económica que atraviesa el país y también se vive en otros países de Latinoamérica, el Cluster General Manager de Phillips, Alexei Troyano Costa, analizó la realidad de los sistemas de salud en Argentina y aseguró que se debe "tener un profundo entendimiento de lo que los consumidores, pacientes y profesionales de la salud necesitan".

Los sistemas de salud son uno más de los muchos sectores afectados por la realidad económica que atraviesa el país. Para sortear la crisis hace falta ingenio y eficiencia, maximizar el uso de los recursos para prestar un servicio de calidad y con la mirada puesta en los pacientes.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta el sistema de salud en Argentina?

—El escenario en Argentina, que no dista de la realidad de otras urbes latinoamericanas, muestra un aumento de las enfermedades no transmisibles, que en el 2016 representaron el 78% de las muertes en el país, una mayor expectativa de vida y una población que se enfrenta a importantes desafíos como el sobrepeso derivado de estilos de vida poco saludables.

Así los sistemas de salud en Latinoamérica se enfrentan a las presiones de una creciente población que demanda atención junto con una carencia en recursos financieros y humanos, afectando directamente en la calidad de la atención médica. Además, los cambios en los patrones de enfermedad y el aumento de la población que envejece aumentan el costo del cuidado de la salud y su financiamiento.

Se estima que gran parte de la población latinoamericana no tiene acceso a servicios de salud y que solo un 30%  tiene acceso a una salud de alta calidad. Este escenario se da por razones económicas, pero también geográficas.

En este contexto, es crucial preparar a los sistemas de salud de forma que puedan atender más pacientes con el mismo recurso y mejor, bajo el paraguas de la atención basada en valor.

¿Cuál es la posición de Philips frente a esos retos?

—Para Philips, no se trata solo de entender lo que existe en nuestra cartera global y llevarlo al mercado argentino; es tener un profundo entendimiento de lo que los consumidores, pacientes y profesionales de la salud necesitan, para entonces definir qué tecnologías y soluciones pueden ser implementadas y diseñadas junto con socios e instituciones públicas o privadas y de esta forma trabajar en la trasformación de la salud.

Alcanzar la atención basada en valor es un trabajo complejo, ya que exige que todas las partes interesadas en el sistema, médicos, administradores, técnicos, socios en tecnología y socios de la cadena de suministro, así como los responsables de las políticas y de los gobiernos se comprometan con la metodología eficiente de "medir, optimizar y repetir las mejores prácticas".

Nuestras soluciones están basadas en lo que llamamos el continuo de la salud, una visión holística de las fases de la salud, que va desde promover estilos de vida saludables y prevención, pasando por diagnóstico y tratamiento hasta el cuidado en el hogar.

¿Cuál es su propuesta para mejorar el sistema de salud actual y cuáles son sus proyecciones a futuro?

Las mejores tecnologías son las que se adaptan a las necesidades concretas de los sistemas sanitarios y entregan innovaciones significativas aplicadas a las personas que las requieren dentro de esas realidades. Definitivamente la atención médica tradicional no está funcionando necesariamente en beneficio del paciente. En nuestra opinión, el proceso de atención médica debe ser una experiencia sin contratiempos, integrada y altamente personalizada. Un proceso en el que cada elemento de información se sume a una serie más amplia de conocimientos a partir de los cuales se beneficien los profesionales de atención médica, la ciencia, la sociedad y principalmente los pacientes.

Nuestra estrategia gira en torno a todos los aspectos de la salud: ayudar a los consumidores a llevar una vida sana y tomar las medidas preventivas necesarias cuando hay riesgo de enfermedad; permitir que los médicos y los proveedores hagan un diagnóstico preciso y apliquen terapias mínimamente invasivas personalizadas siempre que sea posible; y por último, impulsar el monitoreo y la atención de pacientes crónicos en entornos de bajo costo, y en el hogar de nuestros pacientes.

En medio de la crisis económica que atraviesa el país y también se vive en otros países de Latinoamérica, el Cluster General Manager de Phillips, Alexei Troyano Costa, analizó la realidad de los sistemas de salud en Argentina y aseguró que se debe "tener un profundo entendimiento de lo que los consumidores, pacientes y profesionales de la salud necesitan".

20 de diciembre de 2019

Los sistemas de salud son uno más de los muchos sectores afectados por la realidad económica que atraviesa el país. Para sortear la crisis hace falta ingenio y eficiencia, maximizar el uso de los recursos para prestar un servicio de calidad y con la mirada puesta en los pacientes.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta el sistema de salud en Argentina?

—El escenario en Argentina, que no dista de la realidad de otras urbes latinoamericanas, muestra un aumento de las enfermedades no transmisibles, que en el 2016 representaron el 78% de las muertes en el país, una mayor expectativa de vida y una población que se enfrenta a importantes desafíos como el sobrepeso derivado de estilos de vida poco saludables.

Así los sistemas de salud en Latinoamérica se enfrentan a las presiones de una creciente población que demanda atención junto con una carencia en recursos financieros y humanos, afectando directamente en la calidad de la atención médica. Además, los cambios en los patrones de enfermedad y el aumento de la población que envejece aumentan el costo del cuidado de la salud y su financiamiento.

Se estima que gran parte de la población latinoamericana no tiene acceso a servicios de salud y que solo un 30%  tiene acceso a una salud de alta calidad. Este escenario se da por razones económicas, pero también geográficas.

En este contexto, es crucial preparar a los sistemas de salud de forma que puedan atender más pacientes con el mismo recurso y mejor, bajo el paraguas de la atención basada en valor.

¿Cuál es la posición de Philips frente a esos retos?

—Para Philips, no se trata solo de entender lo que existe en nuestra cartera global y llevarlo al mercado argentino; es tener un profundo entendimiento de lo que los consumidores, pacientes y profesionales de la salud necesitan, para entonces definir qué tecnologías y soluciones pueden ser implementadas y diseñadas junto con socios e instituciones públicas o privadas y de esta forma trabajar en la trasformación de la salud.

Alcanzar la atención basada en valor es un trabajo complejo, ya que exige que todas las partes interesadas en el sistema, médicos, administradores, técnicos, socios en tecnología y socios de la cadena de suministro, así como los responsables de las políticas y de los gobiernos se comprometan con la metodología eficiente de "medir, optimizar y repetir las mejores prácticas".

Nuestras soluciones están basadas en lo que llamamos el continuo de la salud, una visión holística de las fases de la salud, que va desde promover estilos de vida saludables y prevención, pasando por diagnóstico y tratamiento hasta el cuidado en el hogar.

¿Cuál es su propuesta para mejorar el sistema de salud actual y cuáles son sus proyecciones a futuro?

Las mejores tecnologías son las que se adaptan a las necesidades concretas de los sistemas sanitarios y entregan innovaciones significativas aplicadas a las personas que las requieren dentro de esas realidades. Definitivamente la atención médica tradicional no está funcionando necesariamente en beneficio del paciente. En nuestra opinión, el proceso de atención médica debe ser una experiencia sin contratiempos, integrada y altamente personalizada. Un proceso en el que cada elemento de información se sume a una serie más amplia de conocimientos a partir de los cuales se beneficien los profesionales de atención médica, la ciencia, la sociedad y principalmente los pacientes.

Nuestra estrategia gira en torno a todos los aspectos de la salud: ayudar a los consumidores a llevar una vida sana y tomar las medidas preventivas necesarias cuando hay riesgo de enfermedad; permitir que los médicos y los proveedores hagan un diagnóstico preciso y apliquen terapias mínimamente invasivas personalizadas siempre que sea posible; y por último, impulsar el monitoreo y la atención de pacientes crónicos en entornos de bajo costo, y en el hogar de nuestros pacientes.

COMENTARIOS

En medio de la crisis económica que atraviesa el país y también se vive en otros países de Latinoamérica, el Cluster General Manager de Phillips, Alexei Troyano Costa, analizó la realidad de los sistemas de salud en Argentina y aseguró que se debe "tener un profundo entendimiento de lo que los consumidores, pacientes y profesionales de la salud necesitan".