0221
0221

VIDEO: Show de goles del primer clásico femenino profesional de Gimnasia y Estudiantes en La Plata

El bosque platense se vistió de fiesta para recibir el primer cruce de las futbolistas del Lobo y el Pincha en la era profesional del fútbol femenino. El encuentro estuvo a la altura de su valor histórico y el marcador terminó con tres tantos por lado tras un vibrante y disputado partido que podría haber quedado en manos de cualquiera.

La bella tarde de este lunes sirvió de marco ideal para un encuentro histórico en el que las jugadoras de Gimnasia y Estudiantes dieron sobradas muestras de su capacidad futbolística y disputaron un auténtico partidazo colmado de goles.

El primer tanto de la tarde llegó tras un córner desde la derecha que Leticia Reichman no pudo despejar y Daiana Chiclana conectó de cabeza para poner al Lobo en ventaja a los 5 de la primera parte.

A los 17 minutos, sin embargo, llegó el empate. Julieta Lema dio media vuelta, se acomodó frente al arco y sacó un zapatazo al ángulo imposible de alcanzar para la arquera rival.

Con el golpe anímico del empate, el Pincha era más y cuando terminaba la primera parte, un mal despeje tripero lo puso en ventaja.

El tanto nació en un córner, la pelota cayó en medio del área sin que nadie pudiera alcanzarla hasta que un débil disparo llegó directo hasta donde se encontraba Agustina Maturano que intentó sacar la pelota y terminó por mandarla al fondo de su propia red.

A los 10 del complemento, por su parte, el Lobo volvió a sellar la igualdad, cuando Florencia Sánchez aprovechó la contra improvisada por Claudia Roldán y un erro pincharrata para poner volver a igualar las acciones.

 

Pero el Pincha respondió y con Lema, con una gran actuación personal, hizo una larga corrida y casi sin ángulo sacó un disparo desde la derecha que se clavó por encima de la arquera tripera y por el segundo palo.

El empate final llegó con polémica. Maturano desbordó por la izquierda y cayó poco después de entrar al área. La árbitro marcó el penal y Marilyn Esquivel no perdonó, sellando el 3 a 3 final.

 

El bosque platense se vistió de fiesta para recibir el primer cruce de las futbolistas del Lobo y el Pincha en la era profesional del fútbol femenino. El encuentro estuvo a la altura de su valor histórico y el marcador terminó con tres tantos por lado tras un vibrante y disputado partido que podría haber quedado en manos de cualquiera.

21 de octubre de 2019

La bella tarde de este lunes sirvió de marco ideal para un encuentro histórico en el que las jugadoras de Gimnasia y Estudiantes dieron sobradas muestras de su capacidad futbolística y disputaron un auténtico partidazo colmado de goles.

El primer tanto de la tarde llegó tras un córner desde la derecha que Leticia Reichman no pudo despejar y Daiana Chiclana conectó de cabeza para poner al Lobo en ventaja a los 5 de la primera parte.

A los 17 minutos, sin embargo, llegó el empate. Julieta Lema dio media vuelta, se acomodó frente al arco y sacó un zapatazo al ángulo imposible de alcanzar para la arquera rival.

Con el golpe anímico del empate, el Pincha era más y cuando terminaba la primera parte, un mal despeje tripero lo puso en ventaja.

El tanto nació en un córner, la pelota cayó en medio del área sin que nadie pudiera alcanzarla hasta que un débil disparo llegó directo hasta donde se encontraba Agustina Maturano que intentó sacar la pelota y terminó por mandarla al fondo de su propia red.

A los 10 del complemento, por su parte, el Lobo volvió a sellar la igualdad, cuando Florencia Sánchez aprovechó la contra improvisada por Claudia Roldán y un erro pincharrata para poner volver a igualar las acciones.

 

Pero el Pincha respondió y con Lema, con una gran actuación personal, hizo una larga corrida y casi sin ángulo sacó un disparo desde la derecha que se clavó por encima de la arquera tripera y por el segundo palo.

El empate final llegó con polémica. Maturano desbordó por la izquierda y cayó poco después de entrar al área. La árbitro marcó el penal y Marilyn Esquivel no perdonó, sellando el 3 a 3 final.

 

COMENTARIOS

El bosque platense se vistió de fiesta para recibir el primer cruce de las futbolistas del Lobo y el Pincha en la era profesional del fútbol femenino. El encuentro estuvo a la altura de su valor histórico y el marcador terminó con tres tantos por lado tras un vibrante y disputado partido que podría haber quedado en manos de cualquiera.