0221
0221

Con la multa contra Edelap, la Provincia dejó mal parados a los senadores de La Plata

Juan Pablo Allan, Pilar Aylón y Gabriel Monzó actuaron para impedir que en la Legislatura se avance con una comisión bicameral para investigar a la empresa responsable por el masivo y prolongado apagón del 22 de junio en el norte del distrito. La decisión del Oceba, con una multa millonaria, los contradice y deja mal posicionados.

Los senadores por La Plata Juan Pablo Allan, Gabriel Monzó y Pilar Aylón quedaron mal parados después de que el Oceba (Organismo de Control de Energía Eléctrica de Buenos Aires) sancionara a la empresa Edelap por el extenso apagón que afectó durante casi una semana a unos 80 mil vecinos del norte del distrito. Los legisladores habían encarnado, después del incidente, un dique de contención para frenar la ofensiva contra la compañía en ese ámbito, donde se rechazó la creación de una Comisión Bicameral para investigarla.

Aquella defensa fue en contra incluso de la opinión del propio intendente Julio Garro, quien fue uno de los dirigentes más duros en contra de la empresa, exigiendo que la empresa brinde un resarcimiento a los vecinos y pidiendo que la Provincia evalúe la continuidad de la concesión.

El Oceba definió con dureza en contra de Edelap luego de tres meses del apagón con una multa de $203 millones de pesos por la afectación masiva a los usuarios en Gonnet, City Bell, Villa Elisa, Villa Castells, Arturo Seguí y Ringuelet.

No fue lo único: también estableció que la empresa deberá resarcir a los clientes que estuvieron al menos siete horas sin luz, por una suma fija, diaria y acumulable consistente en $2.500.

El Senado bonaerense no tuvo la misma reacción en favor de los vecinos afectado y buena parte de la responsabilidad de es los legisladores de la ciudad que se opusieron a la creación de la Comisión Bicameral, la cual finalmente fue rechazada. Ese cuerpo tenía como objetivo investigar el apagón que sufrió la ciudad.

Allan, Ayllón y Monzó se negaron a votar el proyecto que había sido impulsado por el bloque Unidad Ciudadana – FpV. Y se mostraron desalineados a la posición adoptada por el intendente Garro, quien pidió resarcimientos para los vecinos y hasta la quita de la concesión.

El objetivo de la comisión bicameral era "investigar la generación, transporte y distribución de la energía eléctrica en la provincia".

La falta de suministro eléctrico causó pérdidas millonarias y despertó fuertes críticas de todo el arco político platense. El primer corte se registró poco después de las 22 del sábado 22 de junio, en pleno cierre de listas electorales. A partir de allí, la empresa dispuso un extenso operativo para paliar, en parte, la falta de suministro e instaló una gran cantidad de generadores mientras buscaba y reparaba la falla en un cable que alimenta a la Subestación Eléctrica de City Bell. Los trabajos llevaron casi cinco días y poco a poco la luz comenzó a regresar a las casas de la vasta zona afectada.

Lo que pretendía la autora del proyecto para crear la Bicameral, la kirchnerista Teresa García, era el nivel ganancias y las inversiones realizadas por la empresa para garantizar la prestación del servicio. Hablaba en ese momento de 783 millones de pesos que se erogaron en 2018, aunque el balance presentado y publicado por la comisión nacional de valores decía que la ganancia fue de 1.211 millones de pesos por la prestación del servicio y otros 1.151 por ingresos financieros.

Allan, por su parte, quien defendió fervientemente la postura oficialista que rechazó el proyecto -que cuenta con una amplia mayoría en la Cámara alta- aseguró que "si bien el servicio eléctrico es deficitario ha tenido mejoras en los últimos años". Además cuestionó "la desinversión durante el período anterior de Gobierno donde a la empresa le fue muy bien y a los consumidores muy mal".

Juan Pablo Allan, Pilar Aylón y Gabriel Monzó actuaron para impedir que en la Legislatura se avance con una comisión bicameral para investigar a la empresa responsable por el masivo y prolongado apagón del 22 de junio en el norte del distrito. La decisión del Oceba, con una multa millonaria, los contradice y deja mal posicionados.

12 de octubre de 2019

Los senadores por La Plata Juan Pablo Allan, Gabriel Monzó y Pilar Aylón quedaron mal parados después de que el Oceba (Organismo de Control de Energía Eléctrica de Buenos Aires) sancionara a la empresa Edelap por el extenso apagón que afectó durante casi una semana a unos 80 mil vecinos del norte del distrito. Los legisladores habían encarnado, después del incidente, un dique de contención para frenar la ofensiva contra la compañía en ese ámbito, donde se rechazó la creación de una Comisión Bicameral para investigarla.

Aquella defensa fue en contra incluso de la opinión del propio intendente Julio Garro, quien fue uno de los dirigentes más duros en contra de la empresa, exigiendo que la empresa brinde un resarcimiento a los vecinos y pidiendo que la Provincia evalúe la continuidad de la concesión.

El Oceba definió con dureza en contra de Edelap luego de tres meses del apagón con una multa de $203 millones de pesos por la afectación masiva a los usuarios en Gonnet, City Bell, Villa Elisa, Villa Castells, Arturo Seguí y Ringuelet.

No fue lo único: también estableció que la empresa deberá resarcir a los clientes que estuvieron al menos siete horas sin luz, por una suma fija, diaria y acumulable consistente en $2.500.

El Senado bonaerense no tuvo la misma reacción en favor de los vecinos afectado y buena parte de la responsabilidad de es los legisladores de la ciudad que se opusieron a la creación de la Comisión Bicameral, la cual finalmente fue rechazada. Ese cuerpo tenía como objetivo investigar el apagón que sufrió la ciudad.

Allan, Ayllón y Monzó se negaron a votar el proyecto que había sido impulsado por el bloque Unidad Ciudadana – FpV. Y se mostraron desalineados a la posición adoptada por el intendente Garro, quien pidió resarcimientos para los vecinos y hasta la quita de la concesión.

El objetivo de la comisión bicameral era "investigar la generación, transporte y distribución de la energía eléctrica en la provincia".

La falta de suministro eléctrico causó pérdidas millonarias y despertó fuertes críticas de todo el arco político platense. El primer corte se registró poco después de las 22 del sábado 22 de junio, en pleno cierre de listas electorales. A partir de allí, la empresa dispuso un extenso operativo para paliar, en parte, la falta de suministro e instaló una gran cantidad de generadores mientras buscaba y reparaba la falla en un cable que alimenta a la Subestación Eléctrica de City Bell. Los trabajos llevaron casi cinco días y poco a poco la luz comenzó a regresar a las casas de la vasta zona afectada.

Lo que pretendía la autora del proyecto para crear la Bicameral, la kirchnerista Teresa García, era el nivel ganancias y las inversiones realizadas por la empresa para garantizar la prestación del servicio. Hablaba en ese momento de 783 millones de pesos que se erogaron en 2018, aunque el balance presentado y publicado por la comisión nacional de valores decía que la ganancia fue de 1.211 millones de pesos por la prestación del servicio y otros 1.151 por ingresos financieros.

Allan, por su parte, quien defendió fervientemente la postura oficialista que rechazó el proyecto -que cuenta con una amplia mayoría en la Cámara alta- aseguró que "si bien el servicio eléctrico es deficitario ha tenido mejoras en los últimos años". Además cuestionó "la desinversión durante el período anterior de Gobierno donde a la empresa le fue muy bien y a los consumidores muy mal".

COMENTARIOS

Juan Pablo Allan, Pilar Aylón y Gabriel Monzó actuaron para impedir que en la Legislatura se avance con una comisión bicameral para investigar a la empresa responsable por el masivo y prolongado apagón del 22 de junio en el norte del distrito. La decisión del Oceba, con una multa millonaria, los contradice y deja mal posicionados.