El Depo de Villa Elisa festeja 95 años de historia apostando al futuro
0221
0221

El Depo de Villa Elisa festeja 95 años de historia apostando al futuro

Como todos los clubes de barrio, el Club Deportivo de Villa Elisa (CDVE) o simplemente Depo, para los amigos; es una de las instituciones más importantes de la localidad. Fundado un 9 de septiembre de 1923, cumple un nuevo año y disfruta de uno de sus mejores momentos. Más de 550 chicos los visitan a diario y participan de las muchas actividades recreativas y deportivas que tiene para ofrecer.

"Nació como un club netamente deportivo y eso, para la época, fue algo innovador", señala Rafael Irigoiti, actual presidente de la institución. Él mismo disfrutó sus instalaciones años atrás, cuando todavía usaba pantalones cortos y zapatillas desatadas para ir a jugar o practicar deportes en ese Club que late al ritmo de la localidad que lo vio nacer. Este domingo el Depo festeja 95 años de historia, recordando el pasado y apostando por el futuro.

Lo primero en construirse fue su sede. Un imponente edificio que aún se mantiene en pié, en la esquina de 48 y Camino Centenario. "Unos treinta años después se fundó el campo de deportes, que actualmente cuenta con dos piletas de natación, canchas de fútbol y un gran espacio para practicar otros deportes", cuenta el Presidente a 0221.com.ar.

Irigoiti es claro y remarca que "muchos de los profesores crecieron acá como alumnos y siguen dando clases después de 20 o 30 años en el Club". El Depo cuenta con diez actividades deportivas permanentes: kung fu, taekwondo, patín, básquet, handball, volley, gimnasia artística, danzas y ajedrez. "Tenemos una matrícula de unos 550 chicos repartidos entre todas las actividades, que van todas las semanas entre las 8.30 y las 21", explica el funcionario orgulloso. No es para menos, ya que el espacio es, tal vez, el de mayor tamaño en la localidad y uno de los más destacables en toda la ciudad.

"El Depo es un club característico: no hay vecino de menos de cuarenta años que no haya pasado por el club, que no hay venido a practicar un deporte", remarca Irioiti, con alegría. Es que el Club cumple nada más y nada menos que 95 años de historia y es una historia rica, llena de recuerdos, logros y metas cumplidas.

En Villa Elisa, sin embargo, no se conforman con su vasto pasado. "Estamos trabajando para poder instalar el piso de parqué al polideportivo. Para nosotros es una obra muy importante y por eso estamos trabajando mucho para lograr es objetivo. Pero además queremos dotar al club de todas las comodidades para que los chicos puedan crecer, formarse y dar sus primeros pasos en el deporte, apostamos a nuestros chicos y queremos ayudarlos", explica Irigoiti quien además agrega que ahora se plantean "llegar los cien años con un club transformado y que, más allá de ese parqué, también cuente con las condiciones para trabajar, divertirse y entrenar como las que se pueden encontrar en los grandes clubes de la ciudad".

Sin lugar a dudas, el futuro del Depo es prometedor. En franco crecimiento, el CDVE dará que hablar en los próximos años, no solo por su calidad deportiva, si no también, y especialmente, por la de su gente.

Como todos los clubes de barrio, el Club Deportivo de Villa Elisa (CDVE) o simplemente Depo, para los amigos; es una de las instituciones más importantes de la localidad. Fundado un 9 de septiembre de 1923, cumple un nuevo año y disfruta de uno de sus mejores momentos. Más de 550 chicos los visitan a diario y participan de las muchas actividades recreativas y deportivas que tiene para ofrecer.

08 de septiembre de 2018

"Nació como un club netamente deportivo y eso, para la época, fue algo innovador", señala Rafael Irigoiti, actual presidente de la institución. Él mismo disfrutó sus instalaciones años atrás, cuando todavía usaba pantalones cortos y zapatillas desatadas para ir a jugar o practicar deportes en ese Club que late al ritmo de la localidad que lo vio nacer. Este domingo el Depo festeja 95 años de historia, recordando el pasado y apostando por el futuro.

Lo primero en construirse fue su sede. Un imponente edificio que aún se mantiene en pié, en la esquina de 48 y Camino Centenario. "Unos treinta años después se fundó el campo de deportes, que actualmente cuenta con dos piletas de natación, canchas de fútbol y un gran espacio para practicar otros deportes", cuenta el Presidente a 0221.com.ar.

Irigoiti es claro y remarca que "muchos de los profesores crecieron acá como alumnos y siguen dando clases después de 20 o 30 años en el Club". El Depo cuenta con diez actividades deportivas permanentes: kung fu, taekwondo, patín, básquet, handball, volley, gimnasia artística, danzas y ajedrez. "Tenemos una matrícula de unos 550 chicos repartidos entre todas las actividades, que van todas las semanas entre las 8.30 y las 21", explica el funcionario orgulloso. No es para menos, ya que el espacio es, tal vez, el de mayor tamaño en la localidad y uno de los más destacables en toda la ciudad.

"El Depo es un club característico: no hay vecino de menos de cuarenta años que no haya pasado por el club, que no hay venido a practicar un deporte", remarca Irioiti, con alegría. Es que el Club cumple nada más y nada menos que 95 años de historia y es una historia rica, llena de recuerdos, logros y metas cumplidas.

En Villa Elisa, sin embargo, no se conforman con su vasto pasado. "Estamos trabajando para poder instalar el piso de parqué al polideportivo. Para nosotros es una obra muy importante y por eso estamos trabajando mucho para lograr es objetivo. Pero además queremos dotar al club de todas las comodidades para que los chicos puedan crecer, formarse y dar sus primeros pasos en el deporte, apostamos a nuestros chicos y queremos ayudarlos", explica Irigoiti quien además agrega que ahora se plantean "llegar los cien años con un club transformado y que, más allá de ese parqué, también cuente con las condiciones para trabajar, divertirse y entrenar como las que se pueden encontrar en los grandes clubes de la ciudad".

Sin lugar a dudas, el futuro del Depo es prometedor. En franco crecimiento, el CDVE dará que hablar en los próximos años, no solo por su calidad deportiva, si no también, y especialmente, por la de su gente.

COMENTARIOS