jueves 04 de abril de 2024

Mosquitos del dengue ¿a cuántos grados puede sobrevivir el aedes aegypti?

La gran pregunta que responden los especialistas gira en torno a la capacidad que tiene el mosquito aedes aegyti de sobrevivir incluso sin calor en el ambiente.

--:--

La propagación del dengue tiene en alerta a las autoridades sanitarias, quienes ponen especial énfasis en los modos de frenar la proliferación del mosquito aedes aegypti, transmisor de una enfermedad que ya ha registrados cerca de mil casos en La Plata, Berisso y Ensenada.

Lo cierto es que la patología marca récords en Argentina con 129 muertes y 180.529 casos, según las cifras del último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación.

Lee además

En ese marco, genera expectativa la llegada de días más frescos, propios del otoño. Muchos se preguntan entonces si la baja de la temperatura reduce o no la población de mosquito.

Mosquitos (2).jpg
Las larvas de los mosquitos pueden sobrevivir a bajas temperaturas y eclosionar con un poco de calor

Las larvas de los mosquitos pueden sobrevivir a bajas temperaturas y eclosionar con un poco de calor

La temperatura vital de los mosquitos

Según explican los especialistas, la infección por dengue es causada por un virus que se transmite por las picaduras de hembras de del aedes aegypti. Si bien debajo de los 15°C les cuesta moverse y alimentarse (picar), se trata de organismos biológicos que se mueven dentro de un rango de temperatura.

“Su objetivo principal, como todo organismo biológico, es sobrevivir y reproducirse, por eso va a desarrollar estrategias adaptativas para no morir”, según detalló la bióloga Laura Harburguer, investigadora del Conicet en la Unidad de Investigación y Desarrollo Estratégico para la Defensa (UNIDEF), citada por Infobae.

La investigadora señaló que las condiciones óptimas para el desarrollo del Aedes aegypti están entre los 23°C hasta los 28°C a 29°C, por debajo de los 15°C si bien no muere inmediatamente, su ciclo se hace mucho más lento.

Mosquitos (2).webp

Pero la incidencia es relativa. “En general, períodos prolongados de temperaturas menores a 15 grados pueden hacer bajar la población del mosquito de manera significativa. Un día solo con temperaturas menores a 15°C no va a bajar la cantidad, pero sí se reduce con varias jornadas continuadas con temperaturas bajas. Además, hay que tener en cuenta que al ser un mosquito doméstico que permanece en las casas, en el exterior puede registrarse 15°C, pero en nuestro hogar estamos más calentitos, y puede llegar a sobrevivir un poco más porque se va a refugiar en el interior, con mejores condiciones”, agregó Harburguer.

Pero otro facto incide en favor del aedes aegypti, una especie que no sólo expandió más allá de las regiones centrales hacia el sur del país, sino que también se adaptó a las variaciones térmicas. A pesar de la disminución de ejemplares adultos en temperaturas por debajo de los 10°C o 15°C, sus huevos pueden sobrevivir en recipientes con agua hasta la aparición de condiciones más cálidas que les permita eclosionar y crecer.

Mosquitos (1).jpg

La importancia del descacharreo para eliminar el aedes aegypti

Por eso eliminar los criaderos de mosquitos durante todo el año es una medida de prevención fundamental. La bióloga e investigadora del Conicet explicó que las larvas de mosquito pueden sobrevivir incluso por debajo de los 15°C. Esto se debe a que habitan en el agua, que suele tener una temperatura menor que el ambiente.

Con temperaturas de 15°C o 10°C las larvas sobreviven pero su ciclo de desarrollo se hace mucho más lento. “Si normalmente desde que nace la larva hasta llegar al adulto, tarda entre unos 7 a 10 días, cuando las temperaturas bajan significativamente puede llegar a tardar más del doble entre 20 días y hasta un mes en completar esa etapa de su desarrollo”, describió Harburguer.

Medidas de prevención contra el dengue

  • Evitar áreas en donde haya mosquitos
  • Ponerse repelente y reaplicarlo según las indicaciones del envase
  • Colocar mosquiteros rígidos, ya sea de metal o plástico, en puertas y ventanas, asegurándose de que se encuentran intactos
  • Proteger la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando permanezca en exteriores
  • Vestirse con zapatos cerrados, sombreros y ropa clara, cubriendo tanto los brazos como las piernas
  • Eliminar fuentes de agua estancada vaciando, cubriendo o volteando recipientes que pudieran contenerla

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar