miércoles 10 de julio de 2024

El consumo de cerveza artesanal en Argentina cayó un 40% en lo que va del año

Empresarios de la cerveza artesanal mostraron su preocupación por la fuerte caída en las ventas, que va en sintonía con la pérdida del poder adquisitivo.

--:--

Un informe elaborado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) reveló que, en mayo, el consumo de cerveza artesanal cayó alrededor de 40% en lo que va del año, en el que se convirtió el peor mes en lo que va de 2024. En cuanto al resto de las cervezas, el desplome interanual fue del 7,7%.

Estas cifras reflejan la baja capacidad de compra de los argentinos por la pérdida real del poder adquisitivo. "La gente tiene menos plata y prioriza gastos y lo primero que suele recortar son las salidas, porque es de lo que puede prescindir. Tiene que comer, pagar los impuestos, el alquiler... básicamente, afrontar las cuentas esenciales. Abril y mayo fueron meses muy difíciles, y en junio levantó, pero siguió bajo en comparación con el comienzo del año”, explicó a Crónica Diego De Benedictis, dueño de Cinco Sabios, una cadena de con locales de cerveza artesanal en La Plata.

Lee además

Los dichos del empresario fueron replicados en Mar del Plata, uno de los principales polos cerveceros de Argentina. "Estamos entre un 30% y 40% por debajo de las ventas del pasado. Y tengamos en cuenta que 2023 fue malo”, comentó Leonardo Ferrari, uno de los fundadores de la Cervecería Antares y referente de la cámara del sector.

Cerveza (3).jpg
Los empresarios de la cerveza entienden que el sector se redujo porque las familias tienen otros gastos prioritarios.

Los empresarios de la cerveza entienden que el sector se redujo porque las familias tienen otros gastos prioritarios.

Por su parte, Daniel Rada, director del Observatorio Vitivinícola Argentino remarcó que "la pérdida del poder adquisitivo impacta en las bebidas con alcohol más que en otros sectores".

Creen que el consumo de cerveza artesanal va a continuar en bajos niveles

De Benedictis, por su parte, admitió una baja en el índice inflacionario, pero se mostró preocupado por las subas registradas en otros aspectos. “Por suerte, la mercadería ya no aumenta al ritmo de antes. Sin embargo, a la caída en las ventas que sufrimos durante abril y mayo se nos sumaron los incrementos en los servicios y de sueldos con cargas sociales. Eso nos golpeó fuerte”, dijo.

Respecto a las proyecciones, "no se vislumbra que vaya a remontar el consumo. Vamos a tener un invierno largo", dijeron desde el sector. En esa línea, el dueño de Cinco Sabios explicó: "Nosotros tenemos un público muy familiar, que fue el que dejó de salir. Hoy una familia tipo tiene que gastar entre 60.000 y 80.000 pesos para salir. Antes, ese público salía una vez por semana y ahora lo hace cada 40 días o dos meses”, explicó.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar