viernes 17 de mayo de 2024

La vacuna de la UNLP contra el COVID-19 quedó a un paso de su uso masivo

El desarrollo de la UNLP terminó con éxito la etapa de prueba pre-clínica y entró en la fase final antes de poder ser administrada masivamente.

--:--

ARGENVAC, la vacuna contra el SARS-CoV-2 desarrollada por destacados científicos y becarios de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), entró en su fase final y solo resta ser probada en humanos antes de que sea habilitada para un uso masivo.

La novedad fue anunciada por los investigadores líderes del proyecto, Guillermo Docena y Omar Azzaroni, en un encuentro que mantuvieron con el presidente de casa de altos estudios, Martín López Armengol, en la sede del Rectorado. Los expertos indicaron que la inoculación superó con éxito la etapa de prueba pre-clínica y quedó así a un paso de poder ser utilizada en todo el país.

Lee además

Los responsables del proyecto de desarrollo indicaron que en diciembre de 2023 se finalizó con éxito la fase preclínica del estudio ARGENVAC, una vacuna nacional para el COVID-19 desarrollada por la UNLP, el CONICET y la Universidad de Buenos Aires (UBA). Los investigadores concluyeron esta primera etapa tras la inoculación de ratones especiales, genéticamente modificados para ser sensibles a la infección por el SARS-CoV-2, y posteriormente exponerlos al virus.

image.png
Una imagen de la estructura de la vacuna ARGENVAC desarrollada por científicos de la UNLP.

Una imagen de la estructura de la vacuna ARGENVAC desarrollada por científicos de la UNLP.

"En los estudios observamos que los ratones inoculados con ARGENVAC no se enferman y no se mueren cuando son expuestos al virus. Esto significa que los ratones vacunados pudieron controlar la infección en comparación con ratones que no estaban vacunados, los cuales tenían mayor cantidad de virus en la mucosa nasal y en los pulmones", explicó Docena.

ARGENVAC es una vacuna que emplea una nanopartícula que cumple dos funciones simultáneamente (vehículo y adyuvante) y un inmunógeno que es la proteína RBD, de las siglas en inglés Receptor-binding Domain o dominio de unión del receptor. Ésta es la porción de la proteína espiga o spike de la cubierta del virus SARS-CoV-2 con la que el virus se une a los receptores de las células que invade para luego replicarse en su interior. Esta proteína es la que le da la imagen de una corona. Por lo tanto, se trata de una vacuna muy segura que contiene proteínas y no tiene partículas virales completas.

Vacunación Vacunas COVID-19 (1).jpg

"Desde enero 2021, cuando comenzamos con los estudios de formulación de la vacuna y los de inmunogenicidad y seguridad en ratones, estudiamos los mecanismos inmunológicos que genera la vacuna para inducir protección. En base a los resultados publicados de las vacunas aprobadas en ese entonces en humanos, comparamos el mecanismo de acción de nuestra vacuna ARGENVAC con las comerciales y observamos numerosas similitudes", explicó el científico de la UNLP y añadió: "Esto llevó a que prosiguiéramos con el proyecto, para lo cual en estos años conformamos un sólido consorcio público-privado en el que la UNLP, UBA, CONICET y la empresa biotecnológica marplatense Gihon han trabajado mancomunadamente para llevar adelante el diseño, caracterización y finalmente producción industrial, con la calidad que se denomina GMP, de las siglas en inglés Good Manufaturing Product o Buenas Práticas de Manufactura".

Todo producto que se aplique en humanos debe ser obtenido bajo condiciones GMP y ésta es la condición, entre otras, que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) exige para la inscripción de productos de este tipo. La empresa Gihon es la que se ha encargado de obtener el equipamiento, diseñar la planta y las gestiones para su posterior montado y habilitación en el Polo Industrial de Mar del Plata. El CEO de la empresa, Alberto Chevalier, se ha sumado al consorcio que además lo conforman los grupos liderados por el doctor Omar Azzaroni (INIFTA, UNLP/CONICET), el doctor Docena (IIFP, UNLP/CONICET/CIC) y los doctores Cecila D'Alessio, Javier Santos y Alejandro Nadra (ib3, UBA).

La producción de la vacuna ha sido principalmente llevada a cabo en estos tres laboratorios durante su fase preclínica. Sin embargo, para obtener la aprobación de la ANMAT, es necesario contar con la producción de los componentes de la vacuna y su formulación final bajo condiciones GMP, así como su envasado. Por lo tanto, la próxima etapa para ARGENVAC consistirá en trabajar sobre aspectos relacionados a su producción.

Argenvac (4).jpg
El presidente de la UNLP, Martín López Armengol, junto a los expertos que desarrollaron la vacuna ARGENVAC.

El presidente de la UNLP, Martín López Armengol, junto a los expertos que desarrollaron la vacuna ARGENVAC.

Finalmente, otro objetivo de este proyecto es el diseño y producción de una vacuna intranasal COVID-19. Esta investigación se encuentra en pleno estado de desarrollo (etapa pre-clinica) y tiene por objetivo la obtención de una vacuna de refuerzo que se aplique en forma nasal.

Docena, investigador del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (IIFP); y Azzaroni, del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA); trabajan en el ámbito de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP y al CONICET y estuvieron acompañados por el decano de la unidad académica, Mauricio Erben; la secretaria de Ciencia y Técnica de esa facultad, Patricia Schilardi; y los directores del IIFP, Martín Rumbo; y del INIFTA, Félix Requejo. Del encuentro también participaron, el secretario General de la UNLP, Patricio Lorente; y el secretario de Ciencia y Técnica, Nicolás Rendtorff; además de los becarios y becarias y otros investigadores de ambos grupos de trabajo (Paola Smaldini, Gastón Rizzo, Camila Chavero, Daiana Bianchi, Lorena Cortez, Eugenia Apuzzo y Waldemar Marmisollé).

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar