viernes 24 de mayo de 2024

Rechazaron la domiciliaria para el único detenido por la desaparición de Miguel Bru

El ex policía Justo López seguirá tras las rejas y la madre de la víctima dijo a 0221.com.ar que si dice dónde están los restos no se opondrá a su libertad

--:--

La Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata rechazó el pedido de arresto domiciliario por presuntos problemas de salud del ex policía Justo José López, condenado a prisión perpetua por el secuestro, tortura, homicidio y desaparición del cuerpo de estudiante de Periodismo Miguel Bru ocurrido hace casi 30 años en la capital de la provincia de Buenos Aires. Se trata del único de los condenados que sigue tras las rejas y nunca se arrepintió.

Desde hace tiempo que López lucha por salir de prisión. Intentó todo tipo de recursos legales pero la justicia siempre se los rechazó. En una de las resoluciones de hace varios años una jueza señaló su “falta de arrepentimiento”. Las pruebas en su contra fueron abrumadoras, pero sigue diciendo que es “inocente”. El caso Bru marcó un hito en la historia judicial argentina. Fue la primera condena por homicidio sin el cuerpo de la víctima. Los jueces que condenaron a los policías por unanimidad aseveraron que el cuerpo del delito no es el cadáver, sino las pruebas que hay en el expediente.

Lee además

El ex policía se encuentra detenido en el penal de Florencio Varela. Tiene aún una larga estadía por delante, se quedó sin abogado particular y es asistido por una defensa oficial. “Le ofrecimos la libertad a que colabore con la justicia para saber dónde está Miguel y él sería beneficiado con una excarcelación”, señaló Rosa Schoenfeld Bru, la madre de la víctima en diálogo con este medio en la puerta del fuero Penal de La Plata

- ¿Si él dice dónde están los restos de Miguel usted dispuesta a que le den la plena libertad, no opondrá a eso?

- Sí. Está presentado ante el tribunal y eso (su silencio) es lo que ahora lo mantiene preso. En su momento cuando quedó sin abogados particulares estaba desconforme con el defensor oficial y dijo que iba a poner un particular, pero los que lo tenían que proteger a él no se lo pagan más el abogado, entonces tiene un defensor oficial contra su voluntad.

- ¿Ya pasaron casi 30 años de la desaparición de Miguel siguen los rastrillajes, sigue la búsqueda?

- La causa está en la fiscalía número 3 del doctor Gonzalo Petit, seguramente está trabajando. Siempre hay alguien que piensa que sabe dónde está Miguel a lo que agradezco de todo corazón, porque si después de tantos años alguien piensa que podemos encontrar a Miguel y lo aporta a la justicia, yo agradezco desde el alma y bueno, tal vez pronto tengamos alguna novedad.

- ¿Sigue vigente la recompensa para quien aporte datos y se logre dar con los restos?

- Sí, hay una recompensa de cinco millones de pesos por parte del gobierno de Axel Kicillos, pero muchas veces pienso que ya cinco millones también es poco, creo que si existiera la posibilidad de un dato concreto y fuéramos por más desde el mismo Estado no habría problema, haría lo posible para que si necesitan más que así sea.

López es el único detenido que queda por este caso, ya que el otro condenado a perpetua, el ex subcomisario Walter Abrigo, murió en prisión.

En 1993 Miguel Bru denunció que la policía había allanado ilegalmente su casa. Desde ese día las amenazas y las persecuciones no cesaron. El 17 de agosto de ese año cuidaba la casa de unos conocidos camino a Magdalena. Por algunos meses ese fue el último rastro que tuvieron de él sus compañeros. Miguel había desaparecido. Nadie quería creer en la hipótesis de que la policía estuviese involucrada.

Con el correr de los días se fueron abriendo distintas puertas, distintos relatos y entonces lo supieron: Miguel había sido torturado y asesinado en la comisaría Novena de La Plata. Fueron algunos de los detenidos esa noche en la seccional quienes con sus testimonios ayudaron a que sus asesinos fueran encarcelados. El pacto de silencio que trazaron esa noche los policías bonaerenses de la comisaría novena no tuvo ni tiene una sola grieta. Nada se supo del cuerpo de Miguel hasta la fecha.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar