lunes 17 de junio de 2024

Familiares de Lautaro Morello y Lucas Escalante se manifestaron en pleno centro platense

Pidieron en Casa de Gobierno por la aparición con vida de Escalante, quien se encuentra desaparecido desde hace cuatro meses.

--:--

Bajo el lema de "Nos falta uno, nos falta Lucas", familiares y amigos de Lautaro Morello (18) y Lucas Escalante (26) se concentraron esta tarde frente a la Gobernación bonaerense para exigir la aparición con vida del joven que se encuentra desaparecido desde hace cuatro meses.

La tarde del 9 de diciembre, Escalante pasó a buscar en su auto BMW a Morello para ir a tomar una gaseosa y desde entonces nada más se supo de ellos. El 10 de diciembre, apareció el vehículo incendiado al costado de la Ruta Provincial 53. Pocos días más tarde, el 15 de diciembre, encontraron el cuerpo de Lautaro calcinado a la vera de la autopista en construcción en Guernica. Pero hasta el momento, nada se sabe de Lucas

Lee además

Los jóvenes fueron vistos con vida por última vez cerca de la casa del comisario mayor de la Policía Bonaerense Francisco Alejandro Centurion. Los únicos detenidos por la causa son Cristian Centurion -hijo del comisario-, oficial de la Policía Bonaerense y Maximiliano Centurion, su primo. El comisario también involucrado en el hecho no está detenido. 

"Lo que estamos reclamando es que Berni ni Kicillof nunca se acercaron en cuatro meses a darnos ningún tipo de explicaciones de qué fue lo que pasó con los detenidos del asesinato de mi hijo, están a seis cuadras de su casa usando de beneficios", dijo a 0221.com.ar Estefanía Morello, madre de Lautaro. Y agregó: "El comisario mayor Centurión, el hijo Cristian Centurión y el sobrino Maximiliano Centurión, que están acusados de la muerte de mi hijo lo secuestraron, lo torturaron, lo asesinaron y se niegan a declarar".

"El padre sigue afrontando un puesto público que se lo seguimos pagando como ciudadanos. Lo que venimos a reclamar hoy es el traslado de estas dos personas lo más lejos posible de Florencio Varela y que estén por separado, porque tanto el hijo del comisario como el sobrino, están detenidos a seis cuadras de su casa", continuó. 

 "A mi hijo lo busqué una semana, desapareció y los mismos asesinos tenían el teléfono de él en la mano, yo le mandaba mensajes, que ya llegaba la parada del colectivo y mi hijo nunca más me atendió el teléfono", indicó Estefanía. 

Y detalló: "Fui al rastrillaje, a los allanamientos y me planté en la comisaría Cuarta de Bosques. Me atendieron el señor Argañarás y el comisario Rodríguez. Cuando me atendió el interventor de la comisaría, me dijo que mi hijo se había ido con un chico de plata, que estaría de putas, que cuando se les terminara la plata iban a volver y que iba a aparecer al séptimo día. La fiscal Mariana Dongiovanni dejó que durante 40 días la misma Policía que lo había asesinado, siga investigando la causa y tardó siete días en dejar entrar al abogado"

"Si no venimos y hacemos esto acá, queda todo en la nada. Es un chico asesinado más y nadie hace nada", remarcó. 

Y denunció: "Ya estoy cansada, recibimos amenazas de la misma Policía. Nos siguen, tenemos custodia de la Policía Federal en mi casa también, nos sacan fotos, cuando voy al cementerio también me siguen. No sé qué fue lo que pasó realmente, pero bueno, acá estamos". 

"El juez de Florencio Varela, el señor Julián Busteros, fue el que firmó para que estos delincuentes sigan presos a seis cuadras de su casa. Uno está en sanidad, porque es un policía y el otro está en el pabellón de los hermanitos como le llaman ellos. Reciben visitas fuera del horario, porque el padre, el comisario mayor, es amigo del director del penal, o sea que están como en una colonia de vacaciones mientras yo tengo que ir a visitar a mi hijo un cementerio", concluyó.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar