sábado 15 de junio de 2024

Las pruebas de la familia Regueiro para impulsar las detenciones de Aparicio y Pellegrino

La medida también alcanza a dos jefes policiales y a la dirigencia de Gimnasia que estaba al frente de la institución en ese momento. Otra marcha a la vista

--:--

A casi seis meses de la muerte de César “Lolo” Regueiro la familia de la víctima solicitó el cambio de calificación legal del caso y las detenciones del titular de la Agencia de Prevención de Violencia en Espectáculos Deportivos (Aprevide), Eduardo Aparicio; de expresidente del club Mens Sana, Gabriel Pellegrino junto a toda su comisión directiva y de los jefes policiales Juan Manuel Gorbarán y Sebastián Alejandro Perea, tal como informó 0221.com.ar. Pero ¿Cuáles son las pruebas en las se basa la familia para realizar el pedido? Este medio accedió al documento judicial en el que se detallan.

Claudia Alejandra Nieves es la esposa de Regueiro. Fue aceptada en la causa como particular damnificado. Con el actual patrocinio legal del abogado Matías Pablo Vidal presentó un detallado y meduloso escrito donde esa parte del proceso expresa cuál es su mirada del caso.

Lee además

En la actualidad se investiga un “estrago culposo” figura legal que le permite a los acusados transitar el proceso en libertad, pero la familia Regueiro impulsa que esa calificación vuelva a ser “estrago doloso”, lo que elevaría la pena en expectativa a un mínimo de 8 años de prisión y un máximo de 20.

La muerte de Regueiro y los miles de heridos (algunos de gravedad) “pudo haberse evitado” si los acusados “no hubieran configurado un riesgo jurídicamente desaprobado cuyo control venía impuesto por su posición de garantes, tomando previo al desarrollo del partido distintos temperamentos para su organización que todos juntos sentaron los cimientos para que tuviera lugar lo ocurrido”, se detalla en el escrito que ya forma parte del expediente.

GABRIEL PELLEGRINO

La acusación particular señala que “puntualmente -pero no excluyentemente- quien ostentaba legalmente el carácter de ‘Organizador’ -representante del Club de Gimnasia y Esgrima de La Plata- violando las imposiciones legales, al menos sentó las bases para que concurra una gran cantidad de personas al estadio mayor al aforo permitido -realizando o favoreciendo una emisión descontrolada de entradas (mediante la venta de generales, la entrega de entradas de protocolo y no incorporando las medidas de seguridad impuestas legalmente para su confección y entrega), y no asegurando el funcionamiento de los correspondientes molinetes de control o la incorporación de medidas alternativas a éstos”.

EDUARDO APARICIO

Sobre el funcionario que responde directamente al ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni se considera que “al menos, elevó el peligro por encima de los umbrales permitidos en lo concerniente a calificar el riesgo del encuentro, permitir el desarrollo de éste en un estadio que no permitía las garantías de seguridad para un partido de esas características en horario nocturno y con los intereses en juego sin arbitrar los mecanismos tendientes a asegurar la integridad física de todos los que allí concurrieron”.

JUAN MANUEL GORBARÁN Y SEBASTIÁN PEREA

Gorbarán era el titular de la comisaría Novena de La Plata y Perea sigue siendo el titular de la Jefatura Departamental local. Tenían los roles de jefe del operativo policial y supervisor.

Para la familia Regueiro “tampoco cumplieron con sus obligaciones legales”, ya que, “cuanto menos, permitieron todo lo anterior o, cuanto menos, omitieron controlarlo o impedirlo; consensuando que se utilice una cantidad de personal policial menor al necesario para mantener la seguridad sin tomar en consideración, junto al Secretario Ejecutivo del Aprevide, todas las variables del encuentro, permitiendo al propio tiempo que se desplieguen agentes portadores granadas de humo y gas lacrimógeno y que las utilicen, y una vez comenzado los disturbios omitieron tomar los temperamentos necesarios para evitar la escalada de violencia, siendo que en ese cuadro de situación caótica, con un número general e indeterminado de personas lesionadas (tanto civiles como personal policial) producto de las piedras arrojadas y los disparos indiscriminados de postas de goma, con humo y gases lacrimógenos en el aire”.

En otro pasaje del plateo judicial se detalla que “ni el Jefe del Operativo ni el Jefe Departamental actuaron conforme a las exigencias del rol controlando el peligro que emanaba de la fuente de riesgos que debían garantizar al no delimitar claramente el actuar de sus subalternos cuando tenían la capacidad y jerarquía para ello, lo que provocó la extensión por un gran lapso temporal del accionar policial que derivó en excesos de esa fuerza con relevancia típica propia”.

MÁS FUNDAMENTOS

Para apoyar los pedidos de detenciones se señala que “debe tenerse en cuenta, por un lado, la pena en expectativa que se espera como resultado del proceso y, por el otro, las características del hecho, así como su gravedad manifiesta”.

Tampoco “puede pasarse por alto los altos cargos que ocupan los aquí imputados, con notable ascendencia política, siendo que revisten la capacidad fáctica de entorpecer de forma cierta y concreta el avance de la pesquisa”, es decir el poder funcional que tienen en base a los cargos que tienen.

Además, Pellegrino, en oportunidad de brindar declaración en su calidad de testigo inicialmente señaló que “no había sobreventa de entradas y que, de hecho, habían vendido menos de la cantidad oficial autorizada por AFA. En un claro gesto obstruccionista”.

También se expresa en el escrito que los acusados “cuentan con medios económicos y razones suficientes para intentar sustraerse de la investigación en razón de que la calificación legal que esta parte pretende puede ser esgrimida en la etapa oral”. Así se configura “un riesgo cierto de encierro” para ellos.

En efecto, se evidenció en los procesados “un actuar contrario a las normas, del cual es pasible inferir la existencia de peligros procesales concretos, los que justifican -al menos por el momento-la procedencia de la medida de coerción requerida”, es decir, la detención.

LO QUE VIENE

La familia Regueiro convoca a una movilización para este lunes 27 de marzo a las 11:00 horas en la esquina de 7 y 50 para “exigir justicia y el cambio de carátula” del expediente judicial.

En tanto ya dispusieron que se realice una pericia de ADN sobre las manchas rojas de una camiseta que Gimnasia que llevaba puesta la víctima del hecho en la trágica noche.

En tanto esta semana declarará otra víctima de la represión y aportará la campera que llevaba puesta esa noche en la que quedaron alojados perdigones de armas policiales.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar