martes 11 de junio de 2024

Uno por uno, ¿quiénes son los abogados platenses que asisten a la familia Báez Sosa?

A tan solo 3 días del veredicto que dará un cierre definitivo al caso, un repaso por quiénes son los hombres y mujeres que asisten a los papás de Fernando.

--:--

El juicio a los ocho rugbiers acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa el 18 de enero de 2020 en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell ya se encuentra en la recta final. Tras más de 15 jornadas de debate y los intensos alegatos tanto de los fiscales del caso como de los particulares damnificados y la defensa, el próximo lunes finalmente se conocerá el veredicto del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Dolores y si los magistrados harán o no lugar al pedido de cadena perpetua que impulsaron, desde el comienzo, los papás de la víctima Silvino Báez y Graciela Sosa.

El homicidio captó la atención de los medios de todo el país y la sociedad argentina en su conjunto y el caso tiene una especial ligazón a La Plata: no solo los ocho acusados estuvieron detenidos en la alcaidía de Melchor Romero hasta el inicio del proceso, sino que desde el inicio de la causa los abogados que asisten a la familia del joven asesinado son oriundos de la capital provincial y egresados de la Universidad Nacional de La Plata.

Lee además

La representación legal de los Báez Sosa está en manos de los abogados platenses Fernando Burlando, Fabián Améndola, Delfina Burlando y Facundo Améndola. Los cuatro profesionales están en el expediente desde la foja uno. Para el juicio oral el equipo jurídico de la primera jornada estuvo compuesto por Fernando Burlando, Fabián y Facundo Améndola pero luego se sumaron a ellos Martín Leguizamón (primer abogado argentino que demandó a Google) y su hijo Bautista Leguizamón.

Burlando es conocido por haber participado en varios juicios de alto impacto público y masivo. A lo largo de su polémica trayectoria ejerció la defensa de barrasbravas de Estudiantes y hasta de Rafael Di Zeo, jefe de la barrabrava de Boca; también estuvo al frente de la defensa de Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana, conocidos como Los Horneos y condenados a prisión perpetua por el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas; y también fue defensor de Alfredo Pesquera, acusado en el caso de la muerte del cantante Rodrigo Bueno.

Fabián, por su parte, se muestra como un padre de familia. En su perfil destaca que tiene seis hijos "Facu, Agus, Fede, Valen, Fran y Ren" a los que define como su "vida". Es hincha fanático de Estudiantes y suele publicar fotos suyas con su pareja en las redes sociales. Amante de las remeras curiosas, Améndola fue el encargado de dar a conocer el detalle de todas las pruebas recabadas durante el juicio en los alegatos finales de los particulares damnificados y exponer cómo estas dan cuenta del "plan" orquestado por los atacantes para consumar el crimen.

La hija de Burlando, el reconocido y mediático letrado que ahora pretende convertirse en candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, se convirtió a lo largo del proceso en un pilar de Graciela y Silvino. La joven los acompaña a cada paso que dan y por ello llamó la atención varias veces de la prensa que cubre el caso.

Al igual que su papá, nació en La Plata, es abogada, tiene una hermana que se llama María y otra que acaba de nacer, Sarah, la hija que Burlando tuvo con Barby Franco.

Estudió en el Colegio Eucarístico y cuando finalizó el secundario arrancó la carrera de Derecho en la UNLP. También cursó una maestría y especialización en Derecho Penal en la Universidad de San Andrés. Una vez que se recibió, ingresó a trabajar al Estudio Burlando, con todo lo que eso significa. "En el estudio se trabaja y él, es mi jefe. Lógicamente que a veces se confunden los roles de jefe y padre, pero ahí adentro es mi jefe, aunque ahora estoy más relajada: ya tengo mis propios clientes", contó Delfina hace unos meses en una charla con Teleshow.

Ahora todo es trabajo, pero en su época de estudio Delfina se dio su espacio para la exploración y los intentos en la música y el teatro. En 2016 fue parte del musical Zoo Lógico, en la mismísima calle Corrientes. Además, mostró sus dotes como cantante. "Tuve dos bandas de cumbia pop cuando tenía 20 años: Los del Código y Grupo Corazones, se llamaban. Fue una etapa de mi vida muy linda y divertida. Me ayudó mucho a relacionarme y a perder el miedo en varios aspectos", recordaba en aquella entrevista.

Facundo, por su parte, tiene 32 años, es hijo de Fabián y trabaja desde 2015 en el estudio de Burlando. Recibido en la Universidad Católica de La Plata, es fanático de Estudiantes y los viajes y durante casi todo el proceso se lo pudo ver conteniendo a Graciela.

A lo largo del proceso trabó un fuerte vínculo con los papás de Fernando a punto tal que Graciela incluso llegó a decir que lo considera como su segundo hijo.

En sus lineamientos acusatorios Burlando aseguró que los imputados "acordaron y planearon emboscar con la intención de matar a Fernando Báez Sosa". "Lo hicieron luego de un incidente menor dentro del local bailable Le Brique, donde la víctima y las personas que la acompañaron intentaron calmar los ánimos, evitar una pelea, recomponer la situación", sumó.

"Pese a esto los acusados tomaron una decisión: tomaron la decisión de matar y mataron. A partir de hoy vamos a demostrar que el asesinatos de Fernando Báez Sosa tuvo como mecánica un asalto por ambos flancos de la víctima, luego se espera que el personal policial que vigilaba la zona se retirara del lugar para así facilitar la tarea y así matar sin riesgo y sobre seguro", continuó.

"Vamos a demostrar que los acusados tendieron esa noche un verdadero cerco humano con la finalidad de poder asegurarse actuar sobre seguro y tener certeza que su presa no iba a poder eludirlos y mucho menos contar con ayuda, ayuda que demostraremos que otras personas quisieron otorgarle y no pudieron debido a la muralla infranqueable que construyeron sobre la víctima. El crimen fue una lisa y llana ejecución. No estuvieron dispuestos a detener su accionar hasta no ver sin vida al individuo. Cada golpe aplicado tenía un destino y un fin: matar", concluyó el abogado cuando apenas comenzaba el juicio y ya entonces adelantó lo que confirmaría luego en los alegatos, el pedido de prisión perpetua para todos los jóvenes implicados.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar