viernes 12 de julio de 2024

El parrillero salvajemente atacado en Berisso sigue grave y su familia fue amenazada

El hombre fue derivado del hospital Larrain a la clínica Althea de La Plata. Perdió ambos ojos producto de la golpiza y su cuadro sigue siendo grave.

--:--

Eduardo Muñoz, más conocido como "Tata", sigue luchando por su vida tras haber sido brutalmente atacado a golpes en Berisso. De acuerdo a los últimos trascendidos, el reconocido parrillero fue derivado del hospital Larrain a la clínica Althea (exclínica Vaccarini de La Plata) donde continúa siendo monitoreado tras encontrarse en estado crítico.

Tal como había informado previamente 0221.com.ar, los médicos confirmaron que presenta "fractura de uno de los huesos de base y fractura del macizo facial" debido al salvaje ataque a palazos que sufrió hace más de dos semanas en 162 y 18. Además, confirmaron que "perdió ambos ojos" producto de la agresión.

Lee además

Por el hecho, se encuentra detenido Ismael Martínez (35), quien está acusado de "homicidio en grado de tentativa, con alevosía y saña". De acuerdo a fuentes de la investigación, el hombre utilizó una pala de parrilla para golpear a Eduardo por motivos que aún no fueron esclarecidos. "Al primer palazo, el Tata cae y ahí le empieza a pegar a matar", contó una de las sobrinas de la víctima y agregó: "Estaba como poseído con la pala en la mano. Se iba y volvía para seguir pegándole, a matarlo".

"Le colgaba el ojo y le seguía pegando, lo quería matar", añadió otro de sus sobrinos. El joven destacó que su tío yacía en el suelo y explicó que el agresor le causó heridas en los pómulos, el maxilar y el cráneo. "Lo rompió por completo", resumió.

Por otra parte, la familia de Muñoz aseguró haber recibido una llamada amenazante. "Se comunicaron por teléfono y me preguntaron cómo estaba mi tío. Atendí creyendo que era de la clínica, pero luego me dijeron que lo mismo (que le pasó a él) nos podía pasar a nosotros. No sabemos quién fue porque era un numero privado", detalló la sobrina del parrillero en diálogo con El Mundo de Berisso.

"Quiero confiar en la Justicia. La fiscal nos dio esa cuota de confianza. El Municipio se solidarizó con nosotros. Estamos en contacto con Marina Peñalba, que se acercó para apoyarnos, darnos un botón antipánico y garantizarnos un rondín policial que nos brinde mayor seguridad", completó la mujer.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar