miércoles 10 de julio de 2024

Escapada de último momento por Semana Santa: destinos a dos horas de La Plata

El fin de semana largo ya comenzó y las reservas están casi agotadas. Sin embargo, existen algunos lugares para visitar de último momento cerca de la ciudad.

--:--

El fin de semana largo de Pascuas ya comenzó y las reservas están casi agotadas en los principales sitios turísticos. Sin embargo, existen seis destinos a dos horas de La Plata que pueden ser elegidos para visitar de último momento en Semana Santa.

Chascomús

Lee además

Naturaleza, deportes acuáticos, relax, gastronomía e historia. Ese es el "combo" que ofrece a los turistas Chascomús, ubicada a 130 kilómetros de la Ciudad. Sin dudas, su principal atractivo es su laguna, tanto para quienes buscan disfrutar del paisaje, como para los que son más activos y hacen deportes como ski acuático, canotaje o kayakismo.

Los menos inquietos pueden apreciar la puesta de sol en alguno de los bares o restaurantes ubicados en la costanera, degustando de productos de elaboración artesanal durante todo el año.

Para los amantes de la historia y la arquitectura todos los días a las 11 de la mañana el área de turismo de la administración local organiza una visita guiada por el casco histórico de la ciudad. En sintonía con esta visita, la recomendación es visitar el Castillo de la Amistad, la Capilla de los negros, el Museo Ferroviario y el Museo Pampeano.

También se puede visitar la casa en la que vivió el expresidente Raúl Alfonsín. La propiedad todavía pertenece a la familia y cuenta con una placa conmemorativa en la fachada. La insignia fue instalada por integrantes de su partido en el 2010, cuándo se cumplió un año de su fallecimiento.

Vale destacar que para llegar hay un servicio del tren Roca que sale de Constitución y llega en menos de tres horas. Además, hay varias empresas de micros de larga distancia que parten de la estación de Retiro y arriban en una hora y media.

Suipacha

Quienes buscan alejarse del ruido de la ciudad, sin viajar horas y horas, pueden visitar Suipacha. Esta ciudad del noroeste de la provincia de Buenos Aires está ubicada a 126 kilómetros (menos de dos horas) de la Capital Federal.

Se trata de una localidad que mantiene intacto el encanto de los pueblos rurales bonaerenses: con casas bajas, una gran iglesia y una estación de tren antigua. Gracias a su fuerte tradición láctea, los productores locales motorizaron la Ruta del Queso. Se puede hacer visitas guiadas a los establecimientos de elaboración, participar de degustaciones y asistir a charlas con especialistas.

El mejor camino para llegar a Suipacha desde el territorio porteño es por la Autopista 25 de Mayo, Acceso Oeste, Ruta Nacional Nº 7 y Ruta Nacional Nº 5.

Lobos

Otro destino con laguna, ideal para los aficionados de la pesca del pejerrey, es Lobos. A 15 kilómetros del centro de la ciudad, situada 100 kilómetros de CABA, se encuentra situada la laguna de 800 hectáreas dónde también se pueden observar diversas especies de aves y una abundante flora silvestre.

Además de su atractivo natural, en Lobos existen varios museos dignos de ser visitados. El más conocido es el que funciona en la casa natal de Juan Domingo Perón, declarado monumento nacional histórico en 1953, dónde se pueden encontrar objetos personales del expresidente, fotos, afiches y documentos históricos.

El Museo Histórico y de Ciencias Naturales Pago de los Lobos, inaugurado en 1983 a gracias a la iniciativa de un grupo de vecinos, tiene actualmente cerca de 20.000 piezas en exposición. Es una alternativa para toda la familia, ya que el ingreso a las instalaciones es gratuito.

A este destino se puede llegar en tren, con los Ferrocarriles Roca y Sarmiento. También en el colectivo 88 que sale desde Plaza Miserere.

San Miguel del Monte

A solo 112 kilómetros de la Capital Federal se encuentra San Miguel del Monte. Allí se puede pasear por la Laguna del Monte, ideal para deportes náuticos o caminar por la costanera.

Se trata de una ciudad con un rico patrimonio histórico, ya que allí se ubicaron los primeros fortines, construidos por el virrey Vértiz para contener los malones. Se recomienda visitar el rancho en el que vivió Juan Manuel de Rosas, una construcción de adobe de 1817 donde ahora funciona un centro de exposiciones de objetos y documentos históricos. Otra atracción es la parroquia San Miguel Arcángel, de 155 años de antigüedad.

Se puede viajar en tren, en el ferrocarril Roca que sale de la terminal de Constitución. Además, hay diferentes empresas de micros de mediana y larga distancia que salen desde las terminales de ómnibus de Retiro, Liniers o La Plata.

San Pedro

Situada a 170 kilómetros del centro de la Ciudad de Buenos Aires, San Pedro ofrece la posibilidad de realizar paseos por el Río Paraná, caminatas en la naturaleza y disfrutar de la pesca y de una variada oferta gastronómica en los locales ubicados en la costanera.

Si la idea es conocer los sitios históricos, se pueden recorrer el Museo y el Monumento a la batalla de la Vuelta de Obligado.

Se puede llegar en tren desde la estación Bartolomé Mitre en el barrio porteño de Retiro, en micros desde la terminal de ómnibus portena o, en auto, por la Ruta Nacional 9. Desde Capital Federal hay dos peajes, en las ciudades de Pacheco y Zárate.

San Antonio de Areco

Un pueblo de "otro tiempo" y con aires gauchescos. Está ubicado a 116 kilómetros del centro porteño y se puede llegar en auto en poco más de una hora.

Se trata de una localidad que ofrece gran cantidad de atracciones de estilo rural: hay estancias, pulperías, casas de antigüedades y restaurantes donde asomarse a la vida de campo, disfrutando de sus platos típicos: como empanadas y asados.

Se pueden recorrer su callecitas en sulky y visitar exposiciones de carruajes. También se pueden recorrer centros tradicionalistas o asistir a peñas folclóricas.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar