0221
Muerte de Regueiro: el titular de la APREVIDE defendió la gestión y apuntó contra Gimnasia
Represión en El Bosque

Muerte de Regueiro: el titular de la APREVIDE defendió la gestión y apuntó contra Gimnasia

La audiencia duró más de dos horas, dio su versión del caso y aportó información sobre el marco legal de organismo. Pellegrino pidió postergar su indagatoria

28 de diciembre de 2022

Eduardo Aparicio, funcionario que responde al ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires Sergio Berni, se presentó este miércoles ante el fiscal que investiga la muerte del hincha de Gimnasia y Esgrima La Plata César "Lolo" Regueiro en el marco de la feroz represión policial en el Bosque. El implicado es el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE), organismo encargado de prevenir la violencia en todos los eventos deportivos en la provincia de Buenos Aires. Las declaraciones de policías y testigos apuntan a la responsabilidad del organismo que conduce Aparicio, quien en varias notas periodísticas reconoció que estuvo presente esa noche en el estadio y que dio órdenes al personal policial. Pero el acusado se deslindó de las acusaciones, defendió su gestión y puso en la mira a exdirigentes gimnasistas sin dar nombres.

Acompañado de su abogado defensor declaró durante más de dos horas, dio su versión de los hechos y explicó cuál es el marco legal que regula las misiones y funciones de la APREVIDE. Señaló que en el llamado a indagatoria “se citaron decretos que no están vigentes porque fueron reemplazados por otras resoluciones del mismo calibre” detallaron fuentes del caso.

“Se quitó responsabilidad y recargo las culpas en la sobreventa de entradas como la causa, dijo que él hizo las cosas bien como venía haciéndolas y nunca había pasado nada, que el lío vino por la cantidad de gente”, es decir apuntó a la dirigencia de entonces del club Mens Sana detalló otra fuente judicial. Además “presento documentación y normativa legal en apoyo a qué hizo bien las cosas”.

El funcionario aclaró que la APREVIDE es una agencia de prevención de la violencia no solo en el fútbol, sino en todos los espectáculos deportivos que se desarrollan en suelo bonaerense y reveló que de la seguridad se encarga la Dirección Provincial de Seguridad Deportiva y el jefe de cada operativo policial, en este caso, el comisario Juan Manuel Gorbarán quien al momento de hecho era el titular de la comisaría Novena de La Plata seccional que tiene bajo su jurisdicción los dos estadios de los clubes Estudiantes y Gimnasia.

Para mañana jueves 29 de diciembre está previsto que declare el expresidente del Club de Gimnasia y Esgriman La Plata Gabriel Pellegrino quien en las últimas jornadas solicitó postergar la audiencia. Fuentes de la investigación adelantaron que la fecha se podría reprogramar para el mes de febrero de 2023.

La causa se inició en la noche del 6 de octubre de 2022 en el marco de partido que disputaron los clubes Gimnasia y Esgrima La Plata que recibió a Boca Juniors. Por motivos que se intentan establecer cientos de personas pugnaban por ingresar al estadio del Bosque, pero las puertas estaban cerradas porque la capacidad del mismo estaba casi colmada. En ese marco los hinchas comenzaron a tirar piedras al personal policial que respondió con una batería de gases lacrimógenos y balas de goma.

Por efecto de viento los gases ingresaron al estadio, el partido fue suspendido y dejó el saldo de una persona muerta, otro hincha ´(Rodrigo Arballo) perdió su ojo izquierdo, su novia recibió varios impactos de balas de goma en la espalda y cientos de hinchas con problemas respiratorios que con el correr de las horas se recuperaron.

En el expediente, junto con Aparicio, ya fueron procesados por "estrago culposo" los jefes policiales Sebastián Perea y Juan Manuel Gorbarán. Por otra parte el procesamiento de Pellegrino es la puerta de entrada a otras posibles imputaciones de exdirigentes de Gimnasia por el delito de "asociación ilícita" que apunta a una potencial sobreventa de entradas en ese partido.

Del operativo de seguridad en el estadio tomaron parte 320 efectivos policiales. El agente Fernando Nahuel Falcón, manifestó que "comienza toda una vez que el jefe de servicio ordena el cierre de puertas porque APREVIDE le comunica que monitoreo informa que la capacidad del estadio estaba completa".

Tras la represión, la Policía Bonaerense fue desplazada de la investigación. En su lugar, arribaron expertos de la Policía Federal Argentina que levantaron "450 vainas servidas de cartuchos anti tumultos". Según una resolución de Asuntos Internos, el capitán Martín Mercado del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) "habría arrojado de manera imprudente y sin justificación alguna, una bomba de gas lacrimógeno y otra de humo, las que se habían dispersado por el campo de juego, provocando graves consecuencias a las personas que se encontraban en el interior del estadio".

Un testigo refirió que los disturbios comenzaron en la puerta 21 que está del lado del Bosque donde un grupo de entre 500 y 800 personas pugnaban por entrar el estadio.

COMENTARIOS

La audiencia duró más de dos horas, dio su versión del caso y aportó información sobre el marco legal de organismo. Pellegrino pidió postergar su indagatoria
0221

Muerte de Regueiro: el titular de la APREVIDE defendió la gestión y apuntó contra Gimnasia

La audiencia duró más de dos horas, dio su versión del caso y aportó información sobre el marco legal de organismo. Pellegrino pidió postergar su indagatoria
Muerte de Regueiro: el titular de la APREVIDE defendió la gestión y apuntó contra Gimnasia

Eduardo Aparicio, funcionario que responde al ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires Sergio Berni, se presentó este miércoles ante el fiscal que investiga la muerte del hincha de Gimnasia y Esgrima La Plata César "Lolo" Regueiro en el marco de la feroz represión policial en el Bosque. El implicado es el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE), organismo encargado de prevenir la violencia en todos los eventos deportivos en la provincia de Buenos Aires. Las declaraciones de policías y testigos apuntan a la responsabilidad del organismo que conduce Aparicio, quien en varias notas periodísticas reconoció que estuvo presente esa noche en el estadio y que dio órdenes al personal policial. Pero el acusado se deslindó de las acusaciones, defendió su gestión y puso en la mira a exdirigentes gimnasistas sin dar nombres.

Acompañado de su abogado defensor declaró durante más de dos horas, dio su versión de los hechos y explicó cuál es el marco legal que regula las misiones y funciones de la APREVIDE. Señaló que en el llamado a indagatoria “se citaron decretos que no están vigentes porque fueron reemplazados por otras resoluciones del mismo calibre” detallaron fuentes del caso.

“Se quitó responsabilidad y recargo las culpas en la sobreventa de entradas como la causa, dijo que él hizo las cosas bien como venía haciéndolas y nunca había pasado nada, que el lío vino por la cantidad de gente”, es decir apuntó a la dirigencia de entonces del club Mens Sana detalló otra fuente judicial. Además “presento documentación y normativa legal en apoyo a qué hizo bien las cosas”.

El funcionario aclaró que la APREVIDE es una agencia de prevención de la violencia no solo en el fútbol, sino en todos los espectáculos deportivos que se desarrollan en suelo bonaerense y reveló que de la seguridad se encarga la Dirección Provincial de Seguridad Deportiva y el jefe de cada operativo policial, en este caso, el comisario Juan Manuel Gorbarán quien al momento de hecho era el titular de la comisaría Novena de La Plata seccional que tiene bajo su jurisdicción los dos estadios de los clubes Estudiantes y Gimnasia.

Para mañana jueves 29 de diciembre está previsto que declare el expresidente del Club de Gimnasia y Esgriman La Plata Gabriel Pellegrino quien en las últimas jornadas solicitó postergar la audiencia. Fuentes de la investigación adelantaron que la fecha se podría reprogramar para el mes de febrero de 2023.

La causa se inició en la noche del 6 de octubre de 2022 en el marco de partido que disputaron los clubes Gimnasia y Esgrima La Plata que recibió a Boca Juniors. Por motivos que se intentan establecer cientos de personas pugnaban por ingresar al estadio del Bosque, pero las puertas estaban cerradas porque la capacidad del mismo estaba casi colmada. En ese marco los hinchas comenzaron a tirar piedras al personal policial que respondió con una batería de gases lacrimógenos y balas de goma.

Por efecto de viento los gases ingresaron al estadio, el partido fue suspendido y dejó el saldo de una persona muerta, otro hincha ´(Rodrigo Arballo) perdió su ojo izquierdo, su novia recibió varios impactos de balas de goma en la espalda y cientos de hinchas con problemas respiratorios que con el correr de las horas se recuperaron.

En el expediente, junto con Aparicio, ya fueron procesados por "estrago culposo" los jefes policiales Sebastián Perea y Juan Manuel Gorbarán. Por otra parte el procesamiento de Pellegrino es la puerta de entrada a otras posibles imputaciones de exdirigentes de Gimnasia por el delito de "asociación ilícita" que apunta a una potencial sobreventa de entradas en ese partido.

Del operativo de seguridad en el estadio tomaron parte 320 efectivos policiales. El agente Fernando Nahuel Falcón, manifestó que "comienza toda una vez que el jefe de servicio ordena el cierre de puertas porque APREVIDE le comunica que monitoreo informa que la capacidad del estadio estaba completa".

Tras la represión, la Policía Bonaerense fue desplazada de la investigación. En su lugar, arribaron expertos de la Policía Federal Argentina que levantaron "450 vainas servidas de cartuchos anti tumultos". Según una resolución de Asuntos Internos, el capitán Martín Mercado del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) "habría arrojado de manera imprudente y sin justificación alguna, una bomba de gas lacrimógeno y otra de humo, las que se habían dispersado por el campo de juego, provocando graves consecuencias a las personas que se encontraban en el interior del estadio".

Un testigo refirió que los disturbios comenzaron en la puerta 21 que está del lado del Bosque donde un grupo de entre 500 y 800 personas pugnaban por entrar el estadio.