Le arrancaron las uñas a una mujer y golpearon su familia en un salvaje robo en un country | 0221
0221
Le arrancaron las uñas a una mujer y golpearon su familia en un salvaje robo en un country
SAN VICENTE

Le arrancaron las uñas a una mujer y golpearon su familia en un salvaje robo en un country

En el hecho actuaron al menos cinco delincuentes. “La golpearon tanto que la cara parece una máscara de lo hinchada que está”, dijo el marido de la víctima.

19 de enero de 2022

Una mujer fue víctima de un salvaje robo luego de que cinco delincuentes armados y encapuchados ingresaron a su casa en un country de la localidad de San Vicente. Todo ocurrió en horas de la noche cuando dormía con su familia.

Los ladrones le arrancaron seis uñas de las manos a la dueña de la casa para que confiese dónde tenía guardado el dinero. También amenazaron con cortarle la lengua a una de sus hijas.

“Le reventaron una prótesis por lo que deberá ser intervenida. La golpearon tanto que la cara parece una máscara de lo hinchada que está”, le dijo el marido de la víctima a TN. Notoriamente angustiado y asustado, el hombre no reveló su nombre por temor a futuras represalias.  

“A la 1 de la madrugada entraron a mi casa, cinco personas que redujeron a la empleada doméstica y nos sorprendieron en la habitación mientras dormíamos”, contó la víctima del violento asalto. “Nos golpearon con los puños y las armas que llevaban, se pusieron muy violentos. Decían que tenían el dato de que teníamos una determinada suma de dinero, pero no era así”, agregó.

A su vez, el dueño de la propiedad contó que su esposa recibió la peor parte. “La torturaron para que les confesáramos donde guardábamos la supuesta plata. Yo les di todo lo que teníamos, pero querían más. Entonces, empezaron a arrancarle las uñas con un alicate. Le sacaron seis en total”, relató aún en shock por lo ocurrido.

“Después amenazaron con cortarle la lengua a una de mis hijas gemelas. Ahí nos enajenamos con mi esposa. Pensamos: ‘Estamos muertos’. Yo tiré al piso a uno y ella mordió a otro, como eran cinco y nos superaban en número volvieron a pegarnos. Le dieron una patada voladora a mi esposa e intentaron atarnos, pero la situación ya se les había ido de las manos y optaron por escapar”, detalló el hombre que reveló que una de las menores recibió un fuerte golpe cuando quiso defender a su mamá.

Los delincuentes huyeron a pie. “Estaban sucios, embarrados. Creemos que pudieron haber entrado por un cerco perimetral o a través de una obra en construcción. Por las cámaras suponemos que podrían haber estado escondidos desde las diez de la noche, esperando para entrar. Hay que estudiar si hubo complicidad, lo cierto es que fallaron todas los sistemas de seguridad”, indicó el hombre que se mostró indignado por el comportamiento de la policía que llegó a auxiliarlos.

Veinte minutos después del robo se escucharon dos detonaciones y los dos móviles, uno del comando de Guernica y otro de San Vicente, se peleaban por irse. No se prestaron apoyo. Fue lo más triste de la noche”, se quejó.

El caso quedó en manos de Karina Guyot, titular de la UFI descentralizada de San Vicente, quien trabaja en el caso para intentar determinar la identidad de los delincuentes.

En el hecho actuaron al menos cinco delincuentes. “La golpearon tanto que la cara parece una máscara de lo hinchada que está”, dijo el marido de la víctima.
0221

Le arrancaron las uñas a una mujer y golpearon su familia en un salvaje robo en un country

En el hecho actuaron al menos cinco delincuentes. “La golpearon tanto que la cara parece una máscara de lo hinchada que está”, dijo el marido de la víctima.
Le arrancaron las uñas a una mujer y golpearon su familia en un salvaje robo en un country

Una mujer fue víctima de un salvaje robo luego de que cinco delincuentes armados y encapuchados ingresaron a su casa en un country de la localidad de San Vicente. Todo ocurrió en horas de la noche cuando dormía con su familia.

Los ladrones le arrancaron seis uñas de las manos a la dueña de la casa para que confiese dónde tenía guardado el dinero. También amenazaron con cortarle la lengua a una de sus hijas.

“Le reventaron una prótesis por lo que deberá ser intervenida. La golpearon tanto que la cara parece una máscara de lo hinchada que está”, le dijo el marido de la víctima a TN. Notoriamente angustiado y asustado, el hombre no reveló su nombre por temor a futuras represalias.  

“A la 1 de la madrugada entraron a mi casa, cinco personas que redujeron a la empleada doméstica y nos sorprendieron en la habitación mientras dormíamos”, contó la víctima del violento asalto. “Nos golpearon con los puños y las armas que llevaban, se pusieron muy violentos. Decían que tenían el dato de que teníamos una determinada suma de dinero, pero no era así”, agregó.

A su vez, el dueño de la propiedad contó que su esposa recibió la peor parte. “La torturaron para que les confesáramos donde guardábamos la supuesta plata. Yo les di todo lo que teníamos, pero querían más. Entonces, empezaron a arrancarle las uñas con un alicate. Le sacaron seis en total”, relató aún en shock por lo ocurrido.

“Después amenazaron con cortarle la lengua a una de mis hijas gemelas. Ahí nos enajenamos con mi esposa. Pensamos: ‘Estamos muertos’. Yo tiré al piso a uno y ella mordió a otro, como eran cinco y nos superaban en número volvieron a pegarnos. Le dieron una patada voladora a mi esposa e intentaron atarnos, pero la situación ya se les había ido de las manos y optaron por escapar”, detalló el hombre que reveló que una de las menores recibió un fuerte golpe cuando quiso defender a su mamá.

Los delincuentes huyeron a pie. “Estaban sucios, embarrados. Creemos que pudieron haber entrado por un cerco perimetral o a través de una obra en construcción. Por las cámaras suponemos que podrían haber estado escondidos desde las diez de la noche, esperando para entrar. Hay que estudiar si hubo complicidad, lo cierto es que fallaron todas los sistemas de seguridad”, indicó el hombre que se mostró indignado por el comportamiento de la policía que llegó a auxiliarlos.

Veinte minutos después del robo se escucharon dos detonaciones y los dos móviles, uno del comando de Guernica y otro de San Vicente, se peleaban por irse. No se prestaron apoyo. Fue lo más triste de la noche”, se quejó.

El caso quedó en manos de Karina Guyot, titular de la UFI descentralizada de San Vicente, quien trabaja en el caso para intentar determinar la identidad de los delincuentes.