Así será por dentro el Centro de Convenciones que construirán en 20 y 50 | 0221
0221
Así será por dentro el Centro de Convenciones que construirán en 20 y 50
EL PROYECTO GANADOR

Así será por dentro el Centro de Convenciones que construirán en 20 y 50

La propuesta es generar una pieza urbana que aglomere las dependencias municipales, un espacio para empresas y emprendedores locales.

07 de septiembre de 2021

La Municipalidad de La Plata y el Colegio de Arquitectos local eligieron a los ganadores del concurso para crear un Centro de Convenciones “La Plata Ciudad Capital” en el histórico edificio de la manzana de 20 y 50. Según explicaron los integrantes del jurado, la iniciativa es para recuperar el patrimonio, promover la reactivación económica y la modernización de la ciudad.

El proyecto de los arquitectos Valentín Ayala, Luciano Del Valle y Rodrigo Ballina Benites resultó el elegido construir un polo de innovación tecnológica. Esta propuesta sostenible prevé conservar el muro perimetral histórico, montar una plaza sobre calle 20, generar una pieza urbana que aglomere las dependencias municipales y el espacio para empresas y emprendedores, e implementar paneles solares y sistemas para la recolección y reutilización del agua de lluvia.

“El proyecto ganador responde perfectamente al objetivo que perseguimos: recuperar el patrimonio de nuestra ciudad, generar una transformación urbana y tecnológica que potencie la modernización administrativa y la reactivación económica y promover un nuevo polo de desarrollo para la ciudad, implementando sistemas sustentables que también nos permiten avanzar hacia una ciudad más amigable con el medio ambiente”, explicó la Secretaria de Planeamiento Urbano de la Comuna, María Botta.

En relación a la obra, la memoria descriptiva del proyecto detalla que el espacio contará con una planta baja, dos pisos por encima y tres subsuelos. En los distintos espacios se repartirán el centro de convenciones, gastronomía, servicios municipales, un box de emprendedores, un novedoso hall educativo, y el estacionamiento para autos; entre otros espacios. Por su valor histórico y patrimonial, la obra preservará el muro perimetral de la esquina y tres de los cuatro vagones/galpones que conforman la gran cubierta de la manzana; mientras que se removerá el galpón incompleto para insertar allí una nueva pieza urbana que aglomerará las dependencias municipales y el espacio para empresas y emprendedores. “Alcanzar la modernización y refuncionalización de la esquina de 20 y 50 preservando el patrimonio era una de las aspiraciones que teníamos cuando pensamos en este concurso”, comentó la funcionaria.

Según prevé el proyecto, se montará una plaza sobre calle 20, que tomará vereda y calle para aumentar su superficie y los galpones históricos harán de telón de fondo del nuevo espacio público; mientras que los niveles subterráneos, que contienen estacionamientos, depósitos y salas de máquinas, se alinearán sólo debajo del nuevo edificio y de la plaza, para no alterar la estructura de sostén histórica de los galpones.

El emplazamiento de una plaza dentro del nuevo Polo es un gran acierto de los arquitectos”, enfatizó Botta y detalló: “No sólo funcionará como hall para el centro de convenciones, aportándole belleza, frescura y forestación a la edificación, sino que se sumará a los espacios públicos de la ciudad”.

 

Por otro lado, en función de la multiplicidad de usos de cada uno de los sectores, el nuevo edificio compartido por el Municipio y las empresas buscará la generación de plantas libres y de múltiples armados posibles, con cielorrasos técnicos y pisos continuos que garanticen, no sólo la libertad en el uso y los armados, sino también una clara resolución de los sistemas de instalaciones, acondicionamiento técnico y conectividad, entre otras. Con el mismo fin, el Centro de Convenciones se emplazará en un gran espacio debajo de los galpones históricos, con un contundente piso continuo y plano que otorga la posibilidad de concebirlo entero o fragmentado, acompañado por un sistema colgante de rieles para cortinados que pueden ir sectorizando la gran planta y creando un escenario en donde eventos como congresos, ferias, competencias, exposiciones o espectáculos de diversa índole puedan desarrollarse bajo el gran techo.

Finalmente, el proyecto de Ayala, Del Valle y Ballina Benites contempla sistemas y acciones concretas que buscan la sostenibilidad, como una gran terraza verde sobre la nueva edificación para recolectar agua de lluvia y direccionarla a pozos de bombeo, para su uso en el patio inglés de acceso al edificio municipal; y la utilización de paneles solares, entre otras ideas posibles.

Vale destacar que fueron 28 los proyectos presentados en el concurso; que siete fueron preseleccionados; que el segundo premio fue para la propuesta de los arquitectos Santinelli y Squilasiotti y el tercero para la de Lesch y Alfaro. Por su parte, los proyectos de Ponce y Sessa y de Canutti y Fariña recibieron menciones honoríficas.

LAS IMÁGENES DEL PROYECTO GANADOR

COMENTARIOS

La propuesta es generar una pieza urbana que aglomere las dependencias municipales, un espacio para empresas y emprendedores locales.
0221

Así será por dentro el Centro de Convenciones que construirán en 20 y 50

La propuesta es generar una pieza urbana que aglomere las dependencias municipales, un espacio para empresas y emprendedores locales.
Así será por dentro el Centro de Convenciones que construirán en 20 y 50

La Municipalidad de La Plata y el Colegio de Arquitectos local eligieron a los ganadores del concurso para crear un Centro de Convenciones “La Plata Ciudad Capital” en el histórico edificio de la manzana de 20 y 50. Según explicaron los integrantes del jurado, la iniciativa es para recuperar el patrimonio, promover la reactivación económica y la modernización de la ciudad.

El proyecto de los arquitectos Valentín Ayala, Luciano Del Valle y Rodrigo Ballina Benites resultó el elegido construir un polo de innovación tecnológica. Esta propuesta sostenible prevé conservar el muro perimetral histórico, montar una plaza sobre calle 20, generar una pieza urbana que aglomere las dependencias municipales y el espacio para empresas y emprendedores, e implementar paneles solares y sistemas para la recolección y reutilización del agua de lluvia.

“El proyecto ganador responde perfectamente al objetivo que perseguimos: recuperar el patrimonio de nuestra ciudad, generar una transformación urbana y tecnológica que potencie la modernización administrativa y la reactivación económica y promover un nuevo polo de desarrollo para la ciudad, implementando sistemas sustentables que también nos permiten avanzar hacia una ciudad más amigable con el medio ambiente”, explicó la Secretaria de Planeamiento Urbano de la Comuna, María Botta.

En relación a la obra, la memoria descriptiva del proyecto detalla que el espacio contará con una planta baja, dos pisos por encima y tres subsuelos. En los distintos espacios se repartirán el centro de convenciones, gastronomía, servicios municipales, un box de emprendedores, un novedoso hall educativo, y el estacionamiento para autos; entre otros espacios. Por su valor histórico y patrimonial, la obra preservará el muro perimetral de la esquina y tres de los cuatro vagones/galpones que conforman la gran cubierta de la manzana; mientras que se removerá el galpón incompleto para insertar allí una nueva pieza urbana que aglomerará las dependencias municipales y el espacio para empresas y emprendedores. “Alcanzar la modernización y refuncionalización de la esquina de 20 y 50 preservando el patrimonio era una de las aspiraciones que teníamos cuando pensamos en este concurso”, comentó la funcionaria.

Según prevé el proyecto, se montará una plaza sobre calle 20, que tomará vereda y calle para aumentar su superficie y los galpones históricos harán de telón de fondo del nuevo espacio público; mientras que los niveles subterráneos, que contienen estacionamientos, depósitos y salas de máquinas, se alinearán sólo debajo del nuevo edificio y de la plaza, para no alterar la estructura de sostén histórica de los galpones.

El emplazamiento de una plaza dentro del nuevo Polo es un gran acierto de los arquitectos”, enfatizó Botta y detalló: “No sólo funcionará como hall para el centro de convenciones, aportándole belleza, frescura y forestación a la edificación, sino que se sumará a los espacios públicos de la ciudad”.

 

Por otro lado, en función de la multiplicidad de usos de cada uno de los sectores, el nuevo edificio compartido por el Municipio y las empresas buscará la generación de plantas libres y de múltiples armados posibles, con cielorrasos técnicos y pisos continuos que garanticen, no sólo la libertad en el uso y los armados, sino también una clara resolución de los sistemas de instalaciones, acondicionamiento técnico y conectividad, entre otras. Con el mismo fin, el Centro de Convenciones se emplazará en un gran espacio debajo de los galpones históricos, con un contundente piso continuo y plano que otorga la posibilidad de concebirlo entero o fragmentado, acompañado por un sistema colgante de rieles para cortinados que pueden ir sectorizando la gran planta y creando un escenario en donde eventos como congresos, ferias, competencias, exposiciones o espectáculos de diversa índole puedan desarrollarse bajo el gran techo.

Finalmente, el proyecto de Ayala, Del Valle y Ballina Benites contempla sistemas y acciones concretas que buscan la sostenibilidad, como una gran terraza verde sobre la nueva edificación para recolectar agua de lluvia y direccionarla a pozos de bombeo, para su uso en el patio inglés de acceso al edificio municipal; y la utilización de paneles solares, entre otras ideas posibles.

Vale destacar que fueron 28 los proyectos presentados en el concurso; que siete fueron preseleccionados; que el segundo premio fue para la propuesta de los arquitectos Santinelli y Squilasiotti y el tercero para la de Lesch y Alfaro. Por su parte, los proyectos de Ponce y Sessa y de Canutti y Fariña recibieron menciones honoríficas.

LAS IMÁGENES DEL PROYECTO GANADOR