Un spray nasal podría ayudar a reducir hasta un 80% el riesgo de contagio de coronavirus | 0221
0221
0221

Un spray nasal podría ayudar a reducir hasta un 80% el riesgo de contagio de coronavirus

Se trata de un compuesto químico basado en un medicamento que hace años fue aprobado por ANMAT para el resfrío común. 

A casi un año de declarada la pandemia de COVID-19, avanza la carrera por la inmunización contra el virus, ya sea a través de la vacuna o de otros medicamentos que reduzcan la posibilidad de contagio.

En ese sentido va el desarrollo de un aerosol israelí que redujo la infección por coronavirus en un 78%, y que puso nuevamente en escena la carragenina, un medicamento de aplicación por vía nasal aprobado por la ANMAT hace varios años para el resfrío común que muestra buenos resultados en la prevención de coronavirus.

En Argentina, un equipo local investiga el uso de este compuesto desde hace varios meses. De acuerdo al estudio multidisciplinario e internacional entre los que se encuentra el médico argentino Juan Manuel Figueroa, como parte del grupo de Investigación Respiratoria de la Fundación Pablo Cassará,"la cavidad nasal y la rinofaringe son los sitios de replicación inicial del SARS-CoV-2 y por tanto, un aerosol nasal puede ser una forma de dosificación adecuada para combatir el nuevo virus".

Este estudio sobre COVID-19 comenzó hace cerca de seis meses y se realizó en diez centros médicos de la Argentina con un coordinador responsable en cada uno. La investigación fue evaluada y aprobada por los respectivos comités de ética de cada hospital, y de ella participaron 395 individuos mayores de edad, de ambos géneros, sin antecedentes ni cuadros compatibles con COVID-19, a los que se les asignó al azar un tratamiento con cuatro dosis diarias del spray o placebo durante 21 días sin que suspendieran las medidas de protección habituales.

El punto final evaluado fue la aparición de la infección por SARS-CoV-2 (confirmada por PCR) durante los 21 días de utilización del fármaco o el placebo. "Como justamente está descrito que esta medicación es efectiva contra el coronavirus común que produce el resfrío convencional, nos planteamos si podía ser también efectiva para el manejo del COVID-19. Como en la Argentina, al inicio de la pandemia, no se podía trabajar con el virus en el país, nos asociamos con un centro de investigación de la Universidad de Tennessee, Estados Unidos, para ver la efectividad del spray que ya estaba disponible y lo probamos contra el virus SARS-CoV-2. Se calculó la misma concentración de medicamento que queda en la cavidad nasal y nasofaríngea, cuando uno se aplica el spray de la manera que ya está aprobado por la ANMAT", había precisado Figueroa al sitio Infobae.

Además de su rol en la prevención, la comunidad científica inició un segundo estudio para ver si se puede disminuir la carga viral en pacientes que ya tienen COVID-19, y por consecuencia la progresión a cuadros graves de la enfermedad. Está en curso en el Centro de Investigación en Medicina Traslacional La Rioja Doctor Carlos Laino. 

Teniendo en cuenta que el medicamento ya está aprobado para otros usos en el país, ya hay provincias que decidieron utilizarlo considerando que el nivel de evidencia era superior al riesgo. La carragenina es un polisacárido derivado de las algas rojas (musgo irlandés o musgo carrageen). Fue en Irlanda donde comenzaron a usarlo, en el pueblo de Carrageen, para hacer flan, ya que es un espesante.

A partir de allí se difundió su uso y está aprobado por la OMS y la FDA. Muchas de las salsas, mayonesas, embutidos, e incluso varias de las leches maternizadas tienen carragenina. Se usa también en cosmética, en cremas, geles, y recién a partir de la década de 1960 se describió que tenía actividad antiviral contra múltiples virus respiratorios. Incluso está aprobado en niños a partir de un año de edad, lo que lo convierte en un medicamento seguro y de uso frecuente.

Sobre las últimas investigaciones con carragenina, Figueroa detalló que "las investigaciones todavía están en curso, y seguimos incorporando otros centros de salud. De los contagiados con COVID-19, un 80% tienen enfermedad leve, y el otro 20% tienen formas severas. De este 20% dos tercios requieren internación, oxígeno y después mejoran; y un tercio terminan en terapia intensiva con respirador y tienen una mortalidad importante".

Un spray nasal podría ayudar a reducir hasta un 80% el riesgo de contagio de coronavirus
CARRAGENINA

Un spray nasal podría ayudar a reducir hasta un 80% el riesgo de contagio de coronavirus

Se trata de un compuesto químico basado en un medicamento que hace años fue aprobado por ANMAT para el resfrío común. 

22 de febrero de 2021

A casi un año de declarada la pandemia de COVID-19, avanza la carrera por la inmunización contra el virus, ya sea a través de la vacuna o de otros medicamentos que reduzcan la posibilidad de contagio.

En ese sentido va el desarrollo de un aerosol israelí que redujo la infección por coronavirus en un 78%, y que puso nuevamente en escena la carragenina, un medicamento de aplicación por vía nasal aprobado por la ANMAT hace varios años para el resfrío común que muestra buenos resultados en la prevención de coronavirus.

En Argentina, un equipo local investiga el uso de este compuesto desde hace varios meses. De acuerdo al estudio multidisciplinario e internacional entre los que se encuentra el médico argentino Juan Manuel Figueroa, como parte del grupo de Investigación Respiratoria de la Fundación Pablo Cassará,"la cavidad nasal y la rinofaringe son los sitios de replicación inicial del SARS-CoV-2 y por tanto, un aerosol nasal puede ser una forma de dosificación adecuada para combatir el nuevo virus".

Este estudio sobre COVID-19 comenzó hace cerca de seis meses y se realizó en diez centros médicos de la Argentina con un coordinador responsable en cada uno. La investigación fue evaluada y aprobada por los respectivos comités de ética de cada hospital, y de ella participaron 395 individuos mayores de edad, de ambos géneros, sin antecedentes ni cuadros compatibles con COVID-19, a los que se les asignó al azar un tratamiento con cuatro dosis diarias del spray o placebo durante 21 días sin que suspendieran las medidas de protección habituales.

El punto final evaluado fue la aparición de la infección por SARS-CoV-2 (confirmada por PCR) durante los 21 días de utilización del fármaco o el placebo. "Como justamente está descrito que esta medicación es efectiva contra el coronavirus común que produce el resfrío convencional, nos planteamos si podía ser también efectiva para el manejo del COVID-19. Como en la Argentina, al inicio de la pandemia, no se podía trabajar con el virus en el país, nos asociamos con un centro de investigación de la Universidad de Tennessee, Estados Unidos, para ver la efectividad del spray que ya estaba disponible y lo probamos contra el virus SARS-CoV-2. Se calculó la misma concentración de medicamento que queda en la cavidad nasal y nasofaríngea, cuando uno se aplica el spray de la manera que ya está aprobado por la ANMAT", había precisado Figueroa al sitio Infobae.

Además de su rol en la prevención, la comunidad científica inició un segundo estudio para ver si se puede disminuir la carga viral en pacientes que ya tienen COVID-19, y por consecuencia la progresión a cuadros graves de la enfermedad. Está en curso en el Centro de Investigación en Medicina Traslacional La Rioja Doctor Carlos Laino. 

Teniendo en cuenta que el medicamento ya está aprobado para otros usos en el país, ya hay provincias que decidieron utilizarlo considerando que el nivel de evidencia era superior al riesgo. La carragenina es un polisacárido derivado de las algas rojas (musgo irlandés o musgo carrageen). Fue en Irlanda donde comenzaron a usarlo, en el pueblo de Carrageen, para hacer flan, ya que es un espesante.

A partir de allí se difundió su uso y está aprobado por la OMS y la FDA. Muchas de las salsas, mayonesas, embutidos, e incluso varias de las leches maternizadas tienen carragenina. Se usa también en cosmética, en cremas, geles, y recién a partir de la década de 1960 se describió que tenía actividad antiviral contra múltiples virus respiratorios. Incluso está aprobado en niños a partir de un año de edad, lo que lo convierte en un medicamento seguro y de uso frecuente.

Sobre las últimas investigaciones con carragenina, Figueroa detalló que "las investigaciones todavía están en curso, y seguimos incorporando otros centros de salud. De los contagiados con COVID-19, un 80% tienen enfermedad leve, y el otro 20% tienen formas severas. De este 20% dos tercios requieren internación, oxígeno y después mejoran; y un tercio terminan en terapia intensiva con respirador y tienen una mortalidad importante".

COMENTARIOS

Se trata de un compuesto químico basado en un medicamento que hace años fue aprobado por ANMAT para el resfrío común.