"Las cámaras no estaban andando": siguen las sospechas tras el macabro crimen en La Plata | 0221
0221
"Las cámaras no estaban andando": siguen las sospechas tras el macabro crimen en La Plata
CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN

"Las cámaras no estaban andando": siguen las sospechas tras el macabro crimen en La Plata

A medida que avanza la investigación por el asesinato de Héctor González, sus familiares tienen cada vez más dudas sobre cómo se produjo realmente su muerte.

18 de noviembre de 2021

Luego de que se confirmara la noticia de que el hombre de 68 años que era velado en La Plata tras una supuesta muerte natural fue en realidad asesinado, crecen las sospechas de sus familiares sobre cómo se dio el deceso. Tras los resultados de la autopsia que revelaron que Héctor González murió asfixiado, sus seres queridos tienen cada vez más dudas sobre las circunstancias en que se produjo el fallecimiento.

Vale recordar que la víctima estaba internada hacía más de tres años en el neuropsiquiátrico "Santa Teresa de Ávila", de 61 entre 1 y 2, donde les habían dicho que la muerte se había producido por causas naturales. Sin embargo, al momento de velarlo descubrieron marcas extrañas en su cuello y eso desencadenó el macabro hallazgo.

En este marco, una de sus sobrinas, Lorena, habló con 0221.com.ar y dio los principales detalles del caso y los avances de la investigación. Según explicó, las autoridades buscaron en las cámaras de la clínica para tratar de esclarecer la situación, pero se encontraron con que estaban fuera de funcionamiento: “Nos enteramos que justo las cámaras de seguridad no estaban andando el viernes en que supuestamente murió, y eso es todo un indicio”, expresó, y agregó que “las marcas que tenía eran como con cascaritas, el forense nos dijo que era imposible que no las vieran, todo tiene que ver con todo”.

“En la clínica nunca nos comentaron nada, por lo que veíamos en las visitas eran buenos médicos y enfermeros. Es más, dos médicas fueron al velorio, pero no nos quieren decir nada”, sostuvo en diálogo con este medio, y fue más allá: “Ellos mismos fueron los que nos recomendaron la casa velatoria, donde nos dicen que mi tío ya llegó vestido de la clínica, con la camisa prendida hasta arriba. Hay que investigar desde la clínica hasta que llegó al velatoria”, reclamó.

Asimismo, precisó que “el viernes a la tarde llamaron por el fallecimiento, que había sido el mismo viernes y a la anoche fue el velatorio, de 10 a 00. El sábado hicieron la autopsia y ya el domingo lo pudimos enterrar”, afirmó sobre cómo fueron los momentos de confusión y gran tensión que vivieron.

Vale destacar que, con el secuestro de la historia clínica y el llamado a declaración testimonial de empleados de la clínica, ya comenzó la producción de pruebas para determinar cómo fue la muerte. Fuentes judiciales confirmaron que la fiscal Betina Lacki citó a trabajadores del lugar donde estaba internado el hombre para que declaren como testigos y también se procura establecer por qué el médico que revisó el cadáver firmó el certificado de defunción por causas naturales.

Tal como se indicó el pasado lunes, González estaba siendo velado en La Plata tras una presunta muerte natural. Sus familiares descubrieron que tenía marcas de asfixia en su cuello. Tras la denuncia, se inició una investigación caratulada como “averiguación de causales de muerte”, pero tras la autopsia el expediente se instruye por "homicidio".

Por el momento, no está claro cuál pudo ser el móvil del crimen y no se descarta que el autor haya sido otro paciente, personal de la clínica o integrantes de la custodia de seguridad. “Una vez que contemos con mayores elementos de prueba es probable que se cite a algunas personas a indagatoria”, adelantó una fuente del caso.

COMENTARIOS

A medida que avanza la investigación por el asesinato de Héctor González, sus familiares tienen cada vez más dudas sobre cómo se produjo realmente su muerte.
0221

"Las cámaras no estaban andando": siguen las sospechas tras el macabro crimen en La Plata

A medida que avanza la investigación por el asesinato de Héctor González, sus familiares tienen cada vez más dudas sobre cómo se produjo realmente su muerte.
"Las cámaras no estaban andando": siguen las sospechas tras el macabro crimen en La Plata

Luego de que se confirmara la noticia de que el hombre de 68 años que era velado en La Plata tras una supuesta muerte natural fue en realidad asesinado, crecen las sospechas de sus familiares sobre cómo se dio el deceso. Tras los resultados de la autopsia que revelaron que Héctor González murió asfixiado, sus seres queridos tienen cada vez más dudas sobre las circunstancias en que se produjo el fallecimiento.

Vale recordar que la víctima estaba internada hacía más de tres años en el neuropsiquiátrico "Santa Teresa de Ávila", de 61 entre 1 y 2, donde les habían dicho que la muerte se había producido por causas naturales. Sin embargo, al momento de velarlo descubrieron marcas extrañas en su cuello y eso desencadenó el macabro hallazgo.

En este marco, una de sus sobrinas, Lorena, habló con 0221.com.ar y dio los principales detalles del caso y los avances de la investigación. Según explicó, las autoridades buscaron en las cámaras de la clínica para tratar de esclarecer la situación, pero se encontraron con que estaban fuera de funcionamiento: “Nos enteramos que justo las cámaras de seguridad no estaban andando el viernes en que supuestamente murió, y eso es todo un indicio”, expresó, y agregó que “las marcas que tenía eran como con cascaritas, el forense nos dijo que era imposible que no las vieran, todo tiene que ver con todo”.

“En la clínica nunca nos comentaron nada, por lo que veíamos en las visitas eran buenos médicos y enfermeros. Es más, dos médicas fueron al velorio, pero no nos quieren decir nada”, sostuvo en diálogo con este medio, y fue más allá: “Ellos mismos fueron los que nos recomendaron la casa velatoria, donde nos dicen que mi tío ya llegó vestido de la clínica, con la camisa prendida hasta arriba. Hay que investigar desde la clínica hasta que llegó al velatoria”, reclamó.

Asimismo, precisó que “el viernes a la tarde llamaron por el fallecimiento, que había sido el mismo viernes y a la anoche fue el velatorio, de 10 a 00. El sábado hicieron la autopsia y ya el domingo lo pudimos enterrar”, afirmó sobre cómo fueron los momentos de confusión y gran tensión que vivieron.

Vale destacar que, con el secuestro de la historia clínica y el llamado a declaración testimonial de empleados de la clínica, ya comenzó la producción de pruebas para determinar cómo fue la muerte. Fuentes judiciales confirmaron que la fiscal Betina Lacki citó a trabajadores del lugar donde estaba internado el hombre para que declaren como testigos y también se procura establecer por qué el médico que revisó el cadáver firmó el certificado de defunción por causas naturales.

Tal como se indicó el pasado lunes, González estaba siendo velado en La Plata tras una presunta muerte natural. Sus familiares descubrieron que tenía marcas de asfixia en su cuello. Tras la denuncia, se inició una investigación caratulada como “averiguación de causales de muerte”, pero tras la autopsia el expediente se instruye por "homicidio".

Por el momento, no está claro cuál pudo ser el móvil del crimen y no se descarta que el autor haya sido otro paciente, personal de la clínica o integrantes de la custodia de seguridad. “Una vez que contemos con mayores elementos de prueba es probable que se cite a algunas personas a indagatoria”, adelantó una fuente del caso.