¿Cómo sigue el día a día en La Plata de los rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa? | 0221
0221
0221

¿Cómo sigue el día a día en La Plata de los rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa?

Los ocho arrestados por el crimen del adolescente en Villa Gesell reciben visitas, leen y reciben asistencia de un pastor.

Los ocho rugbiers acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, ocurrido hace un año en Villa Gesell, permanecen detenidos en la Alcaidía 3 de Melchor Romero. Ahí son visitados por sus familiares, fuman y hasta suelen ser asistidos por un pastor.

Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21) están “bastante adaptados” a la vida en el penal, donde cumplen la prisión preventiva, procesados por “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. El salvaje ataque en manada al chico de 18 años ocurrió el 18 de enero de 2020 frente al boliche Le Brique.

La fiscal Verónica Zamboni cerró la etapa de instrucción el pasado 17 de noviembre. Ese mismo día la titular de la UFI 6 de Gesell requirió al juez de Garantías David Mancinelli que todos los acusados vayan a juicio oral. En tanto, Alejo Milanesi (19) y Juan Pedro Guarino (19) pasaron tres semanas en la cárcel, les cambiaron la imputación como “partícipes necesarios” y, al no probarse su participación en el homicidio, fueron sobreseídos. Ahora el magistrado debe definir la fecha del inicio del proceso, que podría terminar con la condena de perpetua para los acusados.

Los rugbiers de la localidad de Zárate permanecen alojados en un mismo pabellón y en calabozos de tres metros por tres, con dos camas y un baño. Luego de las restricciones impuestas en medio de la pandemia volvieron a recibir visitas: todas las semanas familiares y amigos les llevan libros, ropas, alimentos, elementos de higiene, yerba y cigarrillos.

Según tn.com.ar, varios matan el tiempo tendidos en sus camas leyendo y tomando mate. No hacen terapia psicológica, pero sí hablan seguido con uno de los pastores que suele acercarse a los reclusos. Otros hacen abdominales y trotan en las salidas diarias al patio, donde también se reúnen para conversar y tomar sol.

No tienen contacto con otros presos ante la chance de ser agredidos. De hecho cuentan con custodia especial. No obstante, mantuvieron conversaciones rejas de por medio con otros detenidos y “hubo buena relación”.

En ese sentido, desde el SPB confirmaron que los rugbiers cumplen con el régimen de un modo similar al resto de los reclusos: comen los mismos alimentos y duermen en los mismos colchones. La única diferencia reside en los horarios de salida al patio.

Por otro lado, la defensa de los acusados descartará finalmente la opción de que los jóvenes sean juzgados por un jurado popular, porque considera que no puede garantizarse su imparcialidad debido a la difusión que tuvo el caso, así como algunos elementos del expediente.

¿Cómo sigue el día a día en La Plata de los rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa?
A UN AÑO DEL ATAQUE

¿Cómo sigue el día a día en La Plata de los rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa?

Los ocho arrestados por el crimen del adolescente en Villa Gesell reciben visitas, leen y reciben asistencia de un pastor.

18 de enero de 2021

Los ocho rugbiers acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, ocurrido hace un año en Villa Gesell, permanecen detenidos en la Alcaidía 3 de Melchor Romero. Ahí son visitados por sus familiares, fuman y hasta suelen ser asistidos por un pastor.

Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21) están “bastante adaptados” a la vida en el penal, donde cumplen la prisión preventiva, procesados por “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. El salvaje ataque en manada al chico de 18 años ocurrió el 18 de enero de 2020 frente al boliche Le Brique.

La fiscal Verónica Zamboni cerró la etapa de instrucción el pasado 17 de noviembre. Ese mismo día la titular de la UFI 6 de Gesell requirió al juez de Garantías David Mancinelli que todos los acusados vayan a juicio oral. En tanto, Alejo Milanesi (19) y Juan Pedro Guarino (19) pasaron tres semanas en la cárcel, les cambiaron la imputación como “partícipes necesarios” y, al no probarse su participación en el homicidio, fueron sobreseídos. Ahora el magistrado debe definir la fecha del inicio del proceso, que podría terminar con la condena de perpetua para los acusados.

Los rugbiers de la localidad de Zárate permanecen alojados en un mismo pabellón y en calabozos de tres metros por tres, con dos camas y un baño. Luego de las restricciones impuestas en medio de la pandemia volvieron a recibir visitas: todas las semanas familiares y amigos les llevan libros, ropas, alimentos, elementos de higiene, yerba y cigarrillos.

Según tn.com.ar, varios matan el tiempo tendidos en sus camas leyendo y tomando mate. No hacen terapia psicológica, pero sí hablan seguido con uno de los pastores que suele acercarse a los reclusos. Otros hacen abdominales y trotan en las salidas diarias al patio, donde también se reúnen para conversar y tomar sol.

No tienen contacto con otros presos ante la chance de ser agredidos. De hecho cuentan con custodia especial. No obstante, mantuvieron conversaciones rejas de por medio con otros detenidos y “hubo buena relación”.

En ese sentido, desde el SPB confirmaron que los rugbiers cumplen con el régimen de un modo similar al resto de los reclusos: comen los mismos alimentos y duermen en los mismos colchones. La única diferencia reside en los horarios de salida al patio.

Por otro lado, la defensa de los acusados descartará finalmente la opción de que los jóvenes sean juzgados por un jurado popular, porque considera que no puede garantizarse su imparcialidad debido a la difusión que tuvo el caso, así como algunos elementos del expediente.

COMENTARIOS

Los ocho arrestados por el crimen del adolescente en Villa Gesell reciben visitas, leen y reciben asistencia de un pastor.