Guernica: el Consejo para la Prevención de las Violencias apoyó la suspensión del desalojo | 0221
0221
0221

Guernica: el Consejo para la Prevención de las Violencias apoyó la suspensión del desalojo

Asimismo, se presentó como mediador para acercar posiciones y lograr un acuerdo que respete los derechos de los ocupantes y de los propietarios de los terrenos.

El Consejo Provincial para la Prevención de las Violencias destacó la decisión de que se suspenda hasta el 1º de octubre el desalojo de los terrenos ocupados en Guernica, una prórroga que apunta a que se agoten todas las instancias de negociación para que se resuelva este conflicto, al considerar que el hecho “implica una tensión de derechos”.

La medida adoptada por el Juzgado de Garantías Nº 8, a cargo de Martín Miguel Rizzo, luego de un pedido del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, tiene como objetivo otorgar este plazo para que se proteja los derechos y garantías de las personas que se encuentran en juego, tanto los damnificados como quienes se encuentran en especial situación de vulnerabilidad.

“Es una decisión acertada porque pone el foco en el abordaje multidisciplinario que debe tener la problemática relacionada al acceso al hábitat, ya que no hay que acotarlo sólo a la intervención penal. Que se busque una solución pacífica, basada en el diálogo y el respeto a las leyes, es el mejor camino que se puede tomar”, indicó el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

El escrito establece que el desalojo debe realizarse “con el mayor cuidado de la integridad física de las personas que ocupen el predio y de los bienes que allí se hallaren, debiendo acudir al uso de la fuerza en caso en que resulte indispensable y en la menor medida posible”.

En ese sentido, el Consejo Provincial para la Prevención de las Violencias reiteró su ofrecimiento como instrumento de mediación para acercar posiciones y lograr un acuerdo que respete los derechos de los ocupantes y de los propietarios de los terrenos.

Guernica: el Consejo para la Prevención de las Violencias apoyó la suspensión del desalojo
Toma de terrenos

Guernica: el Consejo para la Prevención de las Violencias apoyó la suspensión del desalojo

Asimismo, se presentó como mediador para acercar posiciones y lograr un acuerdo que respete los derechos de los ocupantes y de los propietarios de los terrenos.

22 de septiembre de 2020

El Consejo Provincial para la Prevención de las Violencias destacó la decisión de que se suspenda hasta el 1º de octubre el desalojo de los terrenos ocupados en Guernica, una prórroga que apunta a que se agoten todas las instancias de negociación para que se resuelva este conflicto, al considerar que el hecho “implica una tensión de derechos”.

La medida adoptada por el Juzgado de Garantías Nº 8, a cargo de Martín Miguel Rizzo, luego de un pedido del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, tiene como objetivo otorgar este plazo para que se proteja los derechos y garantías de las personas que se encuentran en juego, tanto los damnificados como quienes se encuentran en especial situación de vulnerabilidad.

“Es una decisión acertada porque pone el foco en el abordaje multidisciplinario que debe tener la problemática relacionada al acceso al hábitat, ya que no hay que acotarlo sólo a la intervención penal. Que se busque una solución pacífica, basada en el diálogo y el respeto a las leyes, es el mejor camino que se puede tomar”, indicó el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

El escrito establece que el desalojo debe realizarse “con el mayor cuidado de la integridad física de las personas que ocupen el predio y de los bienes que allí se hallaren, debiendo acudir al uso de la fuerza en caso en que resulte indispensable y en la menor medida posible”.

En ese sentido, el Consejo Provincial para la Prevención de las Violencias reiteró su ofrecimiento como instrumento de mediación para acercar posiciones y lograr un acuerdo que respete los derechos de los ocupantes y de los propietarios de los terrenos.

COMENTARIOS

Asimismo, se presentó como mediador para acercar posiciones y lograr un acuerdo que respete los derechos de los ocupantes y de los propietarios de los terrenos.