domingo 14 de julio de 2024

Causa CNU: absolvieron por segunda vez a un platense acusado de represor

Se trata de Juan José "Pipi" Pomares, quien fue juzgado en La Plata por delitos de lesa humanidad y quedó desvinculado de las imputaciones.

--:--

El ex dirigente peronista de La Plata, Juan José "Pipi" Pomares, fue absuelto por segunda vez en el proceso que lo tuvo acusado por delitos de lesa humanidad ocurridos en 1975 durante el gobierno de María Isabel Martínez de Perón. El Tribunal Oral Criminal Federal (TOCF) 1 de La Plata dictó la absolución en base al beneficio de la duda, según se desprende de la resolución a la que accedió 0221.com.ar.

Pomares fue juzgado junto al temible Carlos "Indio" Castillo, como integrantes de una patota de la aterradora Concentración Nacionalista Universitaria (CNU), un grupo paraestatal que se dedicaba a cometer todo tipo de delitos en los años previos al golpe militar del 24 de marzo de 1976.

Lee además

Tras el juicio oral Castillo fue condenado y Pomares (asistido por los abogados Oscar Salas y Christian Romano), absuelto. Las querellas particulares apelaron la absolución de Pomares. Ante ese planteo la Cámara Federal de Casación ordenó a los jueces un nuevo pronunciamiento y los integrantes del TOCF 1 de La Plata, volvieron a absolverlo, esta vez, en base al beneficio de la duda.

La nueva resolución fue dictada por unanimidad. Fuentes judiciales detallaron a este medio que "se trata de una resolución de suma importancia ya que es el primero de los civiles juzgados por delitos de lesa humanidad que fue absuelto en dos oportunidades, es una resolución inédita en el país".

EL PRIMERO DE LOS VEREDICTOS

El 29 de noviembre de 2017, el TOCF 1 de La Plata condenó a prisión perpetua a Castillo por delitos de lesa humanidad cometidos por la CNU pero absolvió a Pomares, el otro acusado.

Víctimas y familiares recibieron con gritos reprobatorios la absolución, quien junto a Castillo fue juzgado por siete secuestros y cuatro homicidios cometidos en La Plata por la CNU, antes y durante del golpe militar. El Tribunal que daba lectura al tramo dispositivo del veredicto apenas pudo leer "ordénase la inmediata libertad de Pomares”, cuando recrudecieron los gritos y llantos de las víctimas y se dispuso el desalojo de la sala.

Las querellas de las víctimas calificaron de "vergonzosa" la absolución y apelaron la resolución, pero obtuvieron un resultado similar en esta segunda ocasión. Los magistrados Pablo Vega, Germán Castelli y Alejandro Esmoris habían declarado por unanimidad que "los hechos juzgados son constitutivos de lesa humanidad e imprescriptibles".

Tras hacer lugar a nulidades de reconocimientos fotográficos realizados por las víctimas, pedidas por las defensas de los imputados, el TOCF 1 condenó a Castillo a prisión perpetua por la privación ilegítima agravada y el homicidio doblemente calificado en perjuicio de Carlos Antonio Domínguez. También fue condenado por los delitos de sustracción de persona con el fin de obligarla a hacer algo o tolerar algo contra su voluntad y homicidio doblemente calificado de Néstor Dinotto.

Castillo fue condenado además por otros delitos de lesa humanidad cometidos en perjuicio de Graciela Martini, Hugo Daniel Pastorini, Adelaida Barpin y Leonardo Guillermo Miceli. En cambio, el tribunal lo absolvió por el "beneficio de la duda" respecto de la privación ilegal de la libertad de Roberto Fiandor, consumada el 12 de febrero de 1976.

APELACIÓN

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, querellante en la causa, manifestó su disconformidad y adelantó que recurrirá esa decisión del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata.

HIJOS Regional La Plata - Red Nacional, en tanto, emitió un comunicado para expresar el "más enérgico repudio a la decisión del Tribunal Oral Federal N º1 de La Plata".

El comunicado:

"Después de un largo Juicio que se desarrollo en nuestra ciudad durante todo el año 2017 donde los sobrevivientes y familiares, dieron sus valiosos testimonios, e incluso pudieron hacer el reconocimiento fotográfico del imputado, el Tribunal considero que no eran pruebas suficientes

Los familiares y las querellas recurrieron a los Tribunales Superiores, recientemente la Sala 4 de la Cámara Nacional de Casación Penal revocó la sentencia absolutoria sobre Juan José Pomares, dictada por el Tribunal Oral Federal Nº1 de La Plata en noviembre de 2017. La resolución indicaba que se debe dictar una nueva sentencia, “en donde se incluya y valore razonablemente la prueba que fue indebidamente excluida”., dicen los jueces de la Casación Penal, o sea  hacer lugar a la totalidad de la prueba incorporando los reconocimientos fotográficos que hicieran las víctimas durante las audiencias orales; con precisión Casación solicito : “ En consecuencia, si bien el transcurso del tiempo atentó contra la memoria de los testigos, la magnitud de un dolor semejante por hechos tan cruentos permite confiar en aquella desgastada capacidad humana, incluso 40 años después de haber tenido ellos lugar. ““Evidente ha de resultar a partir de ello, que en modo alguno he de relativizar, desconsiderar o subestimar el recuerdo de Martini en función de la corta edad de 10 años con la que contaba al momento de los acontecimientos. Experiencias traumáticas de semejante índole, que involucran a seres amados",  de tanta cercanía, configuran verdaderos e indelebles “tatuajes de memoria”, que permiten la actualización de los recuerdos en la forma más fiel posible.”

Sin embargo, nuevamente el Tribunal Oral Federal de La Plata  desconociendo los argumentos de la Cámara, con fundamentos erráticos y contradictorios Vuelve  a dictar la ABSOLUCION  de Juan José Pomares.

Repudiamos este fallo vergonzante, acompañamos a los sobrevivientes y a las familias de las víctimas, seguiremos la lucha hasta que haya JUSTICIA por los crímenes cometidos por la CNU".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar