sábado 22 de junio de 2024

La Óptica Bermúdez da batalla para mantener vivos 67 años de historia en La Plata

El histórico comercio platense atraviesa una situación difícil desde que empezó la cuarentena. "Cada cliente que entra es una alegría", resumen.

--:--

Al igual que otros comercios, la Óptica Bermúdez atraviesa una difícil situación en medio de la pandemia. Desde que empezó el aislamiento las ventas cayeron enormemente y aún así buscan todas las maneras para sostener a 35 empleados y mantener viva una tradición que comenzó hace 67 años.

Es uno de los comercios más emblemáticos de la ciudad y hoy, además de la óftalmología que los hizo un éxito también trabajan sobre la audiología. Al igual que el resto de los locales de la ciudad, el 20 de marzo pasado, cuando empezó la cuarentena, debieron cerrar sus puertas y, tras permanecer más de un mes sin trabajar, pudieron reabrir el 23 de abril.

Lee además

"Llevamos un mes largo abierto, pero es un abierto entre comillas, la ciudad está encerrada. Además de óptica trabajamos la parte de audiología, son todos adultos mayores y esa parte de la empresa está totalmente con cuentas en cero porque es un grupo de riesgo", explicó una de las dueñas de la famosa óptica a 0221.com.ar.

La crisis ocasionada por la pandemia los golpea con fuerza y es que aún cuando siguen atendiendo con turnos, las ventas y la cantidad de clientes cayó notablemente en las últimas semanas. "Nosotros trabajamos con la sala de espera llena, la rotación de público y clientes que teníamos era muy grande", contó la comerciante y agregó que de eso ya no queda nada.

La histórica óptica platense, con casi setenta años de trayectoria, pasó por diferentes etapas y crisis económicas, sin embargo hoy la firma es más grande y por ello deben mantener a más de 30 trabajadores, lo que resulta muy complejo desde que empezó el aislamiento social. "Mi papa fundó la óptica, siempre me contaba por las crisis que pasó, pero era una empresa más chica. Hoy tenemos una planta de 35 empleados y es difícil de sostener", relató la joven en diálogo con este medio.

La reciente crisis los obligó a implementar numerosos cambios para mantener, lo que consideran, son su mayor activo: los trabajadores. "El futuro lo veo complicado, no creo que esto tome ritmo hasta octubre noviembre. Suspendimos jardineros, empresa de seguridad, tuvimos que redefinir un montón de cosas de la empresa en función también de que el capital más grande son los empleados", señaló y en esa línea agregó que hoy le encantaría demostrarle su afecto a quienes, a pesar del coronavirus, se acercan al local: "Me gustaría servirle un cafecito o agradecer, cada cliente que entra es una alegría cuando antes era algo normal", sintentizó.

La situación es cada vez más preocupante. La extensión de la cuarentena comienza a empujar a una situación crítica a miles de comercios en todo la ciudad, a punto de llegar a su límite justo cuando la cantidad de contagios va en aumento y se acelera rápidamente.

A pesar del mal momento, en Bermúdez se saben parte de un sector privilegiado y que pudo reabrir para, al menos, volver a generar algunos pocos ingresos.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar