Entraron a una granja de la UNLP y descuartizaron a una chancha que estaba preñada | 0221
0221
0221

Entraron a una granja de la UNLP y descuartizaron a una chancha que estaba preñada

Fue en del Parque Pereyra Iraola, donde funciona una extensión de la Universidad. El cerdo fue asesinado y sus restos fueron esparcidos por el lugar.

Un lamentable episodio se registró durante el pasado fin de semana dentro del Parque Pereyra Iraola. Un grupo de vándalos ingresó a la huerta Santa Elena, donde funciona el Centro de Extensión Universitario Nº 10 de la UNLP, y descuartizó a una chancha que se encontraba preñada

"Fue una acción verdaderamente sanguinaria y de maltrato animal dado que, si hubiese sido por hambre, se la hubieran llevado", indicaron las autoridades del lugar a través de un comunicado. Lo cierto es que el ataque causó gran conmoción debido a la brutalidad con la que actuaron los implicados.

"Tuvimos que contener a Bety, titular de la huerta y perteneciente a una familia histórica de productores del territorio. Tenía una gran angustia por el terrible final de su querida chancha", completaron.

En el Centro de Extensión Universitario, los estudiantes y la comunidad realizan diversas experimentaciones relacionadas a la producción armónica con el medio ambiente. Este hecho fue provocó un daño irreparable para todos ellos. Al momento, los implicados no fueron identificados y nada se sabe acerca de su paradero.

Entraron a una granja de la UNLP y descuartizaron a una chancha que estaba preñada
Imágenes sensibles

Entraron a una granja de la UNLP y descuartizaron a una chancha que estaba preñada

Fue en del Parque Pereyra Iraola, donde funciona una extensión de la Universidad. El cerdo fue asesinado y sus restos fueron esparcidos por el lugar.

25 de mayo de 2020

Un lamentable episodio se registró durante el pasado fin de semana dentro del Parque Pereyra Iraola. Un grupo de vándalos ingresó a la huerta Santa Elena, donde funciona el Centro de Extensión Universitario Nº 10 de la UNLP, y descuartizó a una chancha que se encontraba preñada

"Fue una acción verdaderamente sanguinaria y de maltrato animal dado que, si hubiese sido por hambre, se la hubieran llevado", indicaron las autoridades del lugar a través de un comunicado. Lo cierto es que el ataque causó gran conmoción debido a la brutalidad con la que actuaron los implicados.

"Tuvimos que contener a Bety, titular de la huerta y perteneciente a una familia histórica de productores del territorio. Tenía una gran angustia por el terrible final de su querida chancha", completaron.

En el Centro de Extensión Universitario, los estudiantes y la comunidad realizan diversas experimentaciones relacionadas a la producción armónica con el medio ambiente. Este hecho fue provocó un daño irreparable para todos ellos. Al momento, los implicados no fueron identificados y nada se sabe acerca de su paradero.

COMENTARIOS

Fue en del Parque Pereyra Iraola, donde funciona una extensión de la Universidad. El cerdo fue asesinado y sus restos fueron esparcidos por el lugar.