En medio de la pandemia, los cuidadores domiciliarios reclaman a IOMA por hasta 8 meses de atraso en los pagos | 0221
0221
0221

En medio de la pandemia, los cuidadores domiciliarios reclaman a IOMA por hasta 8 meses de atraso en los pagos

En medio del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, los cuidadores domiciliarios de personas en situación de vulnerabilidad temporal o permanente advirtieron que dejarán de prestar servicios si IOMA no salda su deuda, que en algunos casos asciende hasta 8 meses. En La Plata hay 2.000 de cuidadores que, como el resto de sus colegas, carecen de reconocimiento legal como profesionales de Salud. 

Más de 13.000 cuidadores domiciliarios en toda la provincia y 2 mil en La Plata están en alerta por falta de pago en IOMA. Al no estar reconocidos como profesionales de la salud sino como personal doméstico, carecen de representación gremial frente a las deudas que, en algunos casos, superan los ocho meses.

"Tenemos dos leyes en progreso -detenidas por la pandemia-, una a nivel provincial que impulsa la diputada Florencia Saintout y otro a nivel nacional que impulsa la diputada Mónica Macha, ambas reconocen la actividad y nos ponen en la categoría de personal de salud, no personal doméstico", destacó María Marta Bruno, presidenta de la Asociación Civil Cuidame que te Cuido (matrícula DPPJ 46460), en diálogo con 0221.com.ar. Pero mientras tanto, asegura, siguen esperando respuestas que no llegan.

Según explicó la Asociación en su web oficial, "la actual gestión de IOMA, en comunicación telefónica, nos informó que decidió empezar a pagar las deudas propias, o sea las prestaciones desde diciembre en adelante, tal vez la primera semana de abril. Toda la deuda queda en un limbo extraño, que aseguran se va a cobrar pero no se sabe cuándo. Por otra parte, debido al aislamiento por el Coronavirus Covid-19, están terminando de diseñar un sistema de facturación virtual que se supone permitirá tener los pagos en poco tiempo. Como todo sistema nuevo, tienen que probarlo y ante los errores, corregirlo, lo cual llevará tiempo, generará trabas burocráticas y las consecuentes inequidades", recalcaron.

En diálogo con este medio, Bruno destacó que en el marco del conflicto por falta de pago "tuvimos diálogos presenciales con las autoridades de IOMA; en diciembre pedimos una entrevista con el director Homero Giles y recién en febrero nos recibieron, porque insistimos yendo a Presidencia. Nos recibió Natalia Benvenutto, la persona que designaron para la relación con prestadores. En ese momento tenían pensada la nueva modalidad de facturación virtual pero creían que iban a disponer de todo el año para poder implementarla, circunstancia que se vio rápidamente alterada por la epidemia de coronavirus, y decidieron implementarla en una semana. El problema más urgente es que hay un cortocircuito entre IOMA de 46 y el lugar en el que facturamos, en 6 y 46, porque en calle 6 hay un cartel que dice que mañana ellos atienden, entonces no sabemos si facturar en papel o de manera virtual".

La cuidadora destacó que la problemática de la facturación se torna urgente frente a las múltiples faltas de pago de la obra social: "Los atrasos en pagos van hasta agosto de 2019, pero hay un caso de una compañera cuya acta de resolución aprobando la prestación tardó cinco meses. Esta compañera trabajó entre noviembre y marzo y recién ahora sale el acta de la prestación, va a tardar dos o tres meses en empezar a cobrar, con lo cual se le juntan cinco meses que va a cobrar dentro de tres meses; ahí el atraso será de ocho", remarcó. 

"El conflicto con IOMA no es nuevo, pero durante la gestión de Daniel Scioli nos quejábamos de llenos, en ese momento eran pedidos serios en la modalidad de facturación por tres meses de atraso. Luego llegó la gestión de María Eugenia Vidal que llegó a tener un año de atraso, ni hablar los reintegros o las prestaciones que se brindan en otras delegaciones que no sean La Plata, por ejemplo CABA o Bahía Blanca", aseveró.

Y destacó la necesidad de una normativa que contemple epecíficamente a los cuidadores domiciliarios como profesionales de la salud, ya que "si esto le pasa a los médicos, ellos limitan la cantidad de atenciones mensuales por afiliado y en menos de una semana les tienen depositado todo lo que les deben. Si lo hacen los anestesistas, que también lo han hecho, en menos de una semana tiene resuelto el problema. Los cuidadores y acompañantes terapéuticos trabajamos en domicilio, y el trabajo en domicilio no se ve. Si nosotros cortamos una prestación no se ve el efecto masivo, simplemente va a pasar que algunas familias se harán cargo bien o mal de su pariente, y nadie se va a enterar que hay una determinada cantidad de persona que han dejado de trabajar", explicó.

Frente a esta situación, desde la Asociación Civil reclamaron enfáticamente que se les pague lo adeudado con celeridad y urgencia, "y no aceptamos que se nos diga que entre un medicamento oncológico y pagar a prestadores, elijo el medicamento oncológico. No porque no tengamos empatía, sino porque se dice desde el lugar siniestro de querernos hacer responsables incluso de que falten medicamentos por reclamar nuestro pago".

Por todo esto, sugirieron a los más de 13 mil prestadores provinciales y 2 mil platenses "sólo seguir trabajando por IOMA si la familia se hace cargo de pagar en efectivo o por transferencia bancaria al cuidador en tiempo y forma (del 1 al 5 de cada mes) y cuando IOMA pague el mes correspondiente, se le devuelve el ciento por ciento. Para esto hay diferentes modalidades, como pagarés o trámite de reintegro por parte del familiar del afiliado ante IOMA".

Desde la Asociación Civil se ofrecieron para ayudar a los y las cuidadoras a presentar un formulario para completar al efecto de facilitar el cobro de la prestación, dejando en claro "la responsabilidad de devolver el adelanto del total de los honorarios constituye una obligación del cuidador en el marco de un acuerdo privado entre empleador y cuidador, que tiene reglas jurídicas clarísimas".

"Deliberadamente decidimos desconocer la limitación de IOMA para pedir diferenciados, fundamentalmente, porque IOMA no es nuestro empleador sino nuestro pagador (cuando nos paga). Si la familia se rehúsa al pago, se suspende la prestación porque no se puede trabajar gratis. La familia es el primer círculo de contención de la persona destinataria de la prestación de IOMA. Si la obra social no los cubre, se tienen que hacer cargo. Con esto le estamos avisando a IOMA y al Gobierno provincial que vamos a suspender las prestaciones si no nos pagan los meses adeudados", finalizaron.  

En medio del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, los cuidadores domiciliarios de personas en situación de vulnerabilidad temporal o permanente advirtieron que dejarán de prestar servicios si IOMA no salda su deuda, que en algunos casos asciende hasta 8 meses. En La Plata hay 2.000 de cuidadores que, como el resto de sus colegas, carecen de reconocimiento legal como profesionales de Salud. 

31 de marzo de 2020

Más de 13.000 cuidadores domiciliarios en toda la provincia y 2 mil en La Plata están en alerta por falta de pago en IOMA. Al no estar reconocidos como profesionales de la salud sino como personal doméstico, carecen de representación gremial frente a las deudas que, en algunos casos, superan los ocho meses.

"Tenemos dos leyes en progreso -detenidas por la pandemia-, una a nivel provincial que impulsa la diputada Florencia Saintout y otro a nivel nacional que impulsa la diputada Mónica Macha, ambas reconocen la actividad y nos ponen en la categoría de personal de salud, no personal doméstico", destacó María Marta Bruno, presidenta de la Asociación Civil Cuidame que te Cuido (matrícula DPPJ 46460), en diálogo con 0221.com.ar. Pero mientras tanto, asegura, siguen esperando respuestas que no llegan.

Según explicó la Asociación en su web oficial, "la actual gestión de IOMA, en comunicación telefónica, nos informó que decidió empezar a pagar las deudas propias, o sea las prestaciones desde diciembre en adelante, tal vez la primera semana de abril. Toda la deuda queda en un limbo extraño, que aseguran se va a cobrar pero no se sabe cuándo. Por otra parte, debido al aislamiento por el Coronavirus Covid-19, están terminando de diseñar un sistema de facturación virtual que se supone permitirá tener los pagos en poco tiempo. Como todo sistema nuevo, tienen que probarlo y ante los errores, corregirlo, lo cual llevará tiempo, generará trabas burocráticas y las consecuentes inequidades", recalcaron.

En diálogo con este medio, Bruno destacó que en el marco del conflicto por falta de pago "tuvimos diálogos presenciales con las autoridades de IOMA; en diciembre pedimos una entrevista con el director Homero Giles y recién en febrero nos recibieron, porque insistimos yendo a Presidencia. Nos recibió Natalia Benvenutto, la persona que designaron para la relación con prestadores. En ese momento tenían pensada la nueva modalidad de facturación virtual pero creían que iban a disponer de todo el año para poder implementarla, circunstancia que se vio rápidamente alterada por la epidemia de coronavirus, y decidieron implementarla en una semana. El problema más urgente es que hay un cortocircuito entre IOMA de 46 y el lugar en el que facturamos, en 6 y 46, porque en calle 6 hay un cartel que dice que mañana ellos atienden, entonces no sabemos si facturar en papel o de manera virtual".

La cuidadora destacó que la problemática de la facturación se torna urgente frente a las múltiples faltas de pago de la obra social: "Los atrasos en pagos van hasta agosto de 2019, pero hay un caso de una compañera cuya acta de resolución aprobando la prestación tardó cinco meses. Esta compañera trabajó entre noviembre y marzo y recién ahora sale el acta de la prestación, va a tardar dos o tres meses en empezar a cobrar, con lo cual se le juntan cinco meses que va a cobrar dentro de tres meses; ahí el atraso será de ocho", remarcó. 

"El conflicto con IOMA no es nuevo, pero durante la gestión de Daniel Scioli nos quejábamos de llenos, en ese momento eran pedidos serios en la modalidad de facturación por tres meses de atraso. Luego llegó la gestión de María Eugenia Vidal que llegó a tener un año de atraso, ni hablar los reintegros o las prestaciones que se brindan en otras delegaciones que no sean La Plata, por ejemplo CABA o Bahía Blanca", aseveró.

Y destacó la necesidad de una normativa que contemple epecíficamente a los cuidadores domiciliarios como profesionales de la salud, ya que "si esto le pasa a los médicos, ellos limitan la cantidad de atenciones mensuales por afiliado y en menos de una semana les tienen depositado todo lo que les deben. Si lo hacen los anestesistas, que también lo han hecho, en menos de una semana tiene resuelto el problema. Los cuidadores y acompañantes terapéuticos trabajamos en domicilio, y el trabajo en domicilio no se ve. Si nosotros cortamos una prestación no se ve el efecto masivo, simplemente va a pasar que algunas familias se harán cargo bien o mal de su pariente, y nadie se va a enterar que hay una determinada cantidad de persona que han dejado de trabajar", explicó.

Frente a esta situación, desde la Asociación Civil reclamaron enfáticamente que se les pague lo adeudado con celeridad y urgencia, "y no aceptamos que se nos diga que entre un medicamento oncológico y pagar a prestadores, elijo el medicamento oncológico. No porque no tengamos empatía, sino porque se dice desde el lugar siniestro de querernos hacer responsables incluso de que falten medicamentos por reclamar nuestro pago".

Por todo esto, sugirieron a los más de 13 mil prestadores provinciales y 2 mil platenses "sólo seguir trabajando por IOMA si la familia se hace cargo de pagar en efectivo o por transferencia bancaria al cuidador en tiempo y forma (del 1 al 5 de cada mes) y cuando IOMA pague el mes correspondiente, se le devuelve el ciento por ciento. Para esto hay diferentes modalidades, como pagarés o trámite de reintegro por parte del familiar del afiliado ante IOMA".

Desde la Asociación Civil se ofrecieron para ayudar a los y las cuidadoras a presentar un formulario para completar al efecto de facilitar el cobro de la prestación, dejando en claro "la responsabilidad de devolver el adelanto del total de los honorarios constituye una obligación del cuidador en el marco de un acuerdo privado entre empleador y cuidador, que tiene reglas jurídicas clarísimas".

"Deliberadamente decidimos desconocer la limitación de IOMA para pedir diferenciados, fundamentalmente, porque IOMA no es nuestro empleador sino nuestro pagador (cuando nos paga). Si la familia se rehúsa al pago, se suspende la prestación porque no se puede trabajar gratis. La familia es el primer círculo de contención de la persona destinataria de la prestación de IOMA. Si la obra social no los cubre, se tienen que hacer cargo. Con esto le estamos avisando a IOMA y al Gobierno provincial que vamos a suspender las prestaciones si no nos pagan los meses adeudados", finalizaron.  

COMENTARIOS

En medio del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, los cuidadores domiciliarios de personas en situación de vulnerabilidad temporal o permanente advirtieron que dejarán de prestar servicios si IOMA no salda su deuda, que en algunos casos asciende hasta 8 meses. En La Plata hay 2.000 de cuidadores que, como el resto de sus colegas, carecen de reconocimiento legal como profesionales de Salud.