0221
0221

Un joven de La Plata hace mandados en bicicleta para quienes lo necesitan y no pueden salir

Agustín vive por la zona de plaza Matheu y desde hace unos días se dedica a darle una mano a sus vecinos para conseguirles medicamentos y alcohol en gel. Lo hace con un permiso especial y exclusivamente con un fin solidario.

"Soy una persona que siempre trata de dar una mano, el año pasado me quedé sin laburo y gente que no conocía también me ayudó así que ahora me toca a mí", le dijo Agustín Trincheri a 0221.com.ar, un vecino de la zona de plaza Matheu que en plena cuarentena sale por la ciudad con un permiso especial, en su bicicleta y la misión de ayudar a los que necesitan conseguir medicamentos y no pueden hacerlo.

"Soy muy inquieto, quedarme en mi casa me vuelvo loco, así que me decidí ayudar de esta manera", dijo esta persona de 37 años que trabaja en un local de vinos. Empezó haciendo una publicación en su cuenta de Facebook dirigida hacia sus amigos y contactos más cercanos, y una cosa fue llevando a la otra.

El joven le contó a este portal que todo empezó con algunos amigos: "Primero lo que ofrecí a mis contactos es que cualquier cosa que necesiten de afuera, yo estaba disponible". Así fue como se comunicó con él una señora a la que le vende vinos habitualmente en el marco de su trabajo, le terminó comprando alcohol en gel y se lo acercó a su casa. Esa señora le pasó el teléfono a otra, en Tolosa, y ocurrió lo mismo, Agustín le llevó ese producto atravesando toda la ciudad.

Consultado por el permiso que necesita para hacer esto, el ciclista explicó que el mismo está reglamentado por el Ministerio de Desarrollo Social y tiene que contar con la firma tanto de él como de la persona a la que va a asistir. Concretamente, el decreto en cuestión es el que amplía el permiso de circulación para más actividades a las anunciadas por el presidente Alberto Fernández la noche previa al inicio de la cuarentena obligatoria en todo el país. Allí se habla de "excepciones vinculadas a la asistencia de personas mayores", en donde "el/la cuidador/a, ya sea un familiar o cuidador/a profesional, que tenga a su cargo la realización de tareas de asistencia, apoyo y/o cuidado en las actividades de la vida diaria, deberá tener en su poder la declaración jurada que como Anexo (IF-2020-18496836-APN-SENNAF#MDS) integra la presente resolución, completada, a fin de ser presentada a la autoridad competente, junto con su Documento Nacional de Identidad".

Esta declaración jurada "podrá ser completada llenando a mano o computadora el formulario del Anexo, o bien transcribiendo la totalidad de su contenido de puño y letra en una hoja en blanco". "En el supuesto en que la asistencia, apoyo y/o cuidado esté a cargo de un cuidador/a ajeno a la familia (voluntario o contratado), la declaración jurada deberá ser firmada tanto por quien brinde el cuidado como por la persona a cuidar o por un familiar de ésta", se explicita en el Boletín Oficial de la Nación.

"En todos los supuestos contemplados por la presente medida, en la declaración jurada se deberán describir los días y horarios en los cuales el/la cuidador/a, se trate de familiar o profesional, acudirá al domicilio de la persona mayor para su cuidado y/o asistencia", se detalla.

De esta manera Agustín está transitando por la ciudad en "La Cumbancha", su bicicleta, sin que ningún control policial lo haya frenado aún. Dijo que vio muy pocos controles y que al mismo tiempo notó una ciudad vacía, con prácticamente nadie circulando por la calle.

"Así salí ayer a dar una mano (con permiso legal, cuidándome mucho y sin ponerme en riesgo a mí y los demás) a quienes no podían salir de su casa, llevándoles unos medicamentos importantes. Porque cuando yo necesité una mano en las malas, mucha gente -incluso que no conocía- me la dio sin pedir nada a cambio. Entonces todo vuelve en la vida y hay que ayudarnos, creo yo. Más en tiempos tan duros como los que estamos pasando", escribió en su Instagram.

El joven está lejos de querer sacar tajada de las penurias de otros y por ello cerró: "Me quisieron dar dinero a cambio y me volví a negar, ya que invertí mi tiempo en ayudar. Eso no se puede ni debe cobrar, estas son las mejores inversiones porque terminan volviendo a lo grande. Cuidémonos, cuidate, y siempre que puedas ayudá, que a este coronavirus lo combatimos más unidos que nunca".

Agustín vive por la zona de plaza Matheu y desde hace unos días se dedica a darle una mano a sus vecinos para conseguirles medicamentos y alcohol en gel. Lo hace con un permiso especial y exclusivamente con un fin solidario.

26 de marzo de 2020

"Soy una persona que siempre trata de dar una mano, el año pasado me quedé sin laburo y gente que no conocía también me ayudó así que ahora me toca a mí", le dijo Agustín Trincheri a 0221.com.ar, un vecino de la zona de plaza Matheu que en plena cuarentena sale por la ciudad con un permiso especial, en su bicicleta y la misión de ayudar a los que necesitan conseguir medicamentos y no pueden hacerlo.

"Soy muy inquieto, quedarme en mi casa me vuelvo loco, así que me decidí ayudar de esta manera", dijo esta persona de 37 años que trabaja en un local de vinos. Empezó haciendo una publicación en su cuenta de Facebook dirigida hacia sus amigos y contactos más cercanos, y una cosa fue llevando a la otra.

El joven le contó a este portal que todo empezó con algunos amigos: "Primero lo que ofrecí a mis contactos es que cualquier cosa que necesiten de afuera, yo estaba disponible". Así fue como se comunicó con él una señora a la que le vende vinos habitualmente en el marco de su trabajo, le terminó comprando alcohol en gel y se lo acercó a su casa. Esa señora le pasó el teléfono a otra, en Tolosa, y ocurrió lo mismo, Agustín le llevó ese producto atravesando toda la ciudad.

Consultado por el permiso que necesita para hacer esto, el ciclista explicó que el mismo está reglamentado por el Ministerio de Desarrollo Social y tiene que contar con la firma tanto de él como de la persona a la que va a asistir. Concretamente, el decreto en cuestión es el que amplía el permiso de circulación para más actividades a las anunciadas por el presidente Alberto Fernández la noche previa al inicio de la cuarentena obligatoria en todo el país. Allí se habla de "excepciones vinculadas a la asistencia de personas mayores", en donde "el/la cuidador/a, ya sea un familiar o cuidador/a profesional, que tenga a su cargo la realización de tareas de asistencia, apoyo y/o cuidado en las actividades de la vida diaria, deberá tener en su poder la declaración jurada que como Anexo (IF-2020-18496836-APN-SENNAF#MDS) integra la presente resolución, completada, a fin de ser presentada a la autoridad competente, junto con su Documento Nacional de Identidad".

Esta declaración jurada "podrá ser completada llenando a mano o computadora el formulario del Anexo, o bien transcribiendo la totalidad de su contenido de puño y letra en una hoja en blanco". "En el supuesto en que la asistencia, apoyo y/o cuidado esté a cargo de un cuidador/a ajeno a la familia (voluntario o contratado), la declaración jurada deberá ser firmada tanto por quien brinde el cuidado como por la persona a cuidar o por un familiar de ésta", se explicita en el Boletín Oficial de la Nación.

"En todos los supuestos contemplados por la presente medida, en la declaración jurada se deberán describir los días y horarios en los cuales el/la cuidador/a, se trate de familiar o profesional, acudirá al domicilio de la persona mayor para su cuidado y/o asistencia", se detalla.

De esta manera Agustín está transitando por la ciudad en "La Cumbancha", su bicicleta, sin que ningún control policial lo haya frenado aún. Dijo que vio muy pocos controles y que al mismo tiempo notó una ciudad vacía, con prácticamente nadie circulando por la calle.

"Así salí ayer a dar una mano (con permiso legal, cuidándome mucho y sin ponerme en riesgo a mí y los demás) a quienes no podían salir de su casa, llevándoles unos medicamentos importantes. Porque cuando yo necesité una mano en las malas, mucha gente -incluso que no conocía- me la dio sin pedir nada a cambio. Entonces todo vuelve en la vida y hay que ayudarnos, creo yo. Más en tiempos tan duros como los que estamos pasando", escribió en su Instagram.

El joven está lejos de querer sacar tajada de las penurias de otros y por ello cerró: "Me quisieron dar dinero a cambio y me volví a negar, ya que invertí mi tiempo en ayudar. Eso no se puede ni debe cobrar, estas son las mejores inversiones porque terminan volviendo a lo grande. Cuidémonos, cuidate, y siempre que puedas ayudá, que a este coronavirus lo combatimos más unidos que nunca".

COMENTARIOS

Agustín vive por la zona de plaza Matheu y desde hace unos días se dedica a darle una mano a sus vecinos para conseguirles medicamentos y alcohol en gel. Lo hace con un permiso especial y exclusivamente con un fin solidario.