0221
0221

Comienzan las preinscripciones para acceder al Ingreso Familiar de Emergencia por el coronavirus

El trámite se hará de forma online y será un bono extraordinario de $10.000 por familia y corresponderá a trabajadores informales, de casas particulares, monotributistas sociales y de las categorías A y B que sean argentinos nativos o naturalizados o residentes, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años, y de entre 18 y 65 años.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) estableció el cronograma para que los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) puedan comenzar a preinscibirse a partir del próximo viernes 27 de marzo, de acuerdo con la terminación de sus números de DNI.  El titular del organismo estatal, Alejandro Vanoli, adelantó que “hacia el 15 de abril estarán acreditados los fondos” destinados a 3,6 millones de familias contemplados en la Norma que dispuso el Gobierno Nacional para compensar los efectos en los trabajadores más vulnerables del aislamiento social obligatorio.

El IFE contempla el pago de $10.000 dispuesto para monotributistas, empleados no registrados y empleadas domesticas.

De acuerdo con lo anunciado por el propio Vanoli, las personas cuyo DNI terminen en 0 y 1 tendrán que ingresar el viernes 27 en la página web de la Anses para llenar un aplicativo de preinscripción, y sumar datos mínimos para iniciar el trámite de solicitud de este subsidio extraordinario.

Los documentos de identidad terminados en 2 y 3 deberán hacerlo el sábado 28; los finalizados en 4 y 5 el domingo 29; los que terminan en 6 y 7 el lunes 30 y, finalmente, los documentos cuyos últimos números sean el 8 y el 9 tendrán que llenar el aplicativo el martes 31.

En ese marco, Anses solicitó que los interesados en concretar la pre-inscripción para cobrar este beneficio deberán respetar las fechas indicadas, de tal manera que se pueda facilitar el trámite y evitar una congestión de la web del organismo que haga más lento o impida su correcto funcionamiento.

Una vez concretada esta instancia, el organismo llevará adelante un relevamiento de datos de la información recibida de los solicitantes y pedirá a éstos una serie de datos complementarios, entre ellos sus números de cuentas bancarias.

Los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), en tanto, no deberán realizar esta pre-inscripción ya que están automáticamente incluidos en el IFE y cobrarán el aporte de $10.000 en la misma cuenta en la que reciben pagos todos los meses.

El trámite será completamente digital y no será necesario concurrir a ninguna oficina, sino completar un formulario en la web de la Anses con los datos personales y establecer una cuenta bancaria (CBU) para el cobro.

Para quienes vivan en zonas más alejadas de los centro urbanos o estén en situación de mayor informalidad se dispondrán mecanismos alternativos como, por ejemplo, el cobro por correo.

El bono extraordinario será único por familia y corresponderá a trabajadores informales, de casas particulares, monotributistas sociales y de las categorías A y B que sean argentinos nativos o naturalizados o residentes, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años, y de entre 18 y 65 años. A su vez, podrán contar con la asignación, siempre que no haya en el núcleo familiar otra persona con un trabajo en relación de dependencia en el sector público o privado; los monotributistas de la categoría C o superior o del régimen de autónomos de una prestación de desempleo o de jubilaciones.

Es importante remarcar que el IFE será compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo y el programa Progresar.

Vanoli explicó que se tomarán algunos días de principios de abril para chequear la información cargada y comprobar que las personas que quieran cobrar el beneficio no tengan otros ingresos o rentas financieras. "Habrá algunos cruces de información con la AFIP para chequear que las personas que van a cobrar este bono no tengan otras rentas", indicó el funcionario. Y agregó: "Hay monotributistas de las categorías más bajas que tienen otras rentas".

Por eso remarcó que "el espíritu de la norma es alcanzar a quienes tienen ingresos más bajos, unas 3,6 millones de personas".

El trámite se hará de forma online y será un bono extraordinario de $10.000 por familia y corresponderá a trabajadores informales, de casas particulares, monotributistas sociales y de las categorías A y B que sean argentinos nativos o naturalizados o residentes, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años, y de entre 18 y 65 años.

26 de marzo de 2020

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) estableció el cronograma para que los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) puedan comenzar a preinscibirse a partir del próximo viernes 27 de marzo, de acuerdo con la terminación de sus números de DNI.  El titular del organismo estatal, Alejandro Vanoli, adelantó que “hacia el 15 de abril estarán acreditados los fondos” destinados a 3,6 millones de familias contemplados en la Norma que dispuso el Gobierno Nacional para compensar los efectos en los trabajadores más vulnerables del aislamiento social obligatorio.

El IFE contempla el pago de $10.000 dispuesto para monotributistas, empleados no registrados y empleadas domesticas.

De acuerdo con lo anunciado por el propio Vanoli, las personas cuyo DNI terminen en 0 y 1 tendrán que ingresar el viernes 27 en la página web de la Anses para llenar un aplicativo de preinscripción, y sumar datos mínimos para iniciar el trámite de solicitud de este subsidio extraordinario.

Los documentos de identidad terminados en 2 y 3 deberán hacerlo el sábado 28; los finalizados en 4 y 5 el domingo 29; los que terminan en 6 y 7 el lunes 30 y, finalmente, los documentos cuyos últimos números sean el 8 y el 9 tendrán que llenar el aplicativo el martes 31.

En ese marco, Anses solicitó que los interesados en concretar la pre-inscripción para cobrar este beneficio deberán respetar las fechas indicadas, de tal manera que se pueda facilitar el trámite y evitar una congestión de la web del organismo que haga más lento o impida su correcto funcionamiento.

Una vez concretada esta instancia, el organismo llevará adelante un relevamiento de datos de la información recibida de los solicitantes y pedirá a éstos una serie de datos complementarios, entre ellos sus números de cuentas bancarias.

Los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), en tanto, no deberán realizar esta pre-inscripción ya que están automáticamente incluidos en el IFE y cobrarán el aporte de $10.000 en la misma cuenta en la que reciben pagos todos los meses.

El trámite será completamente digital y no será necesario concurrir a ninguna oficina, sino completar un formulario en la web de la Anses con los datos personales y establecer una cuenta bancaria (CBU) para el cobro.

Para quienes vivan en zonas más alejadas de los centro urbanos o estén en situación de mayor informalidad se dispondrán mecanismos alternativos como, por ejemplo, el cobro por correo.

El bono extraordinario será único por familia y corresponderá a trabajadores informales, de casas particulares, monotributistas sociales y de las categorías A y B que sean argentinos nativos o naturalizados o residentes, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años, y de entre 18 y 65 años. A su vez, podrán contar con la asignación, siempre que no haya en el núcleo familiar otra persona con un trabajo en relación de dependencia en el sector público o privado; los monotributistas de la categoría C o superior o del régimen de autónomos de una prestación de desempleo o de jubilaciones.

Es importante remarcar que el IFE será compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo y el programa Progresar.

Vanoli explicó que se tomarán algunos días de principios de abril para chequear la información cargada y comprobar que las personas que quieran cobrar el beneficio no tengan otros ingresos o rentas financieras. "Habrá algunos cruces de información con la AFIP para chequear que las personas que van a cobrar este bono no tengan otras rentas", indicó el funcionario. Y agregó: "Hay monotributistas de las categorías más bajas que tienen otras rentas".

Por eso remarcó que "el espíritu de la norma es alcanzar a quienes tienen ingresos más bajos, unas 3,6 millones de personas".

COMENTARIOS

El trámite se hará de forma online y será un bono extraordinario de $10.000 por familia y corresponderá a trabajadores informales, de casas particulares, monotributistas sociales y de las categorías A y B que sean argentinos nativos o naturalizados o residentes, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años, y de entre 18 y 65 años.