0221
0221

Gendarmería reforzó el desembarco en Los Hornos para evitar nuevas usurpaciones

Tras el intento de usurpación que llevaron adelante unas 500 personas a lo largo de los últimos días y el tenso desalojo realizado por las fuerzas de seguridad el pasado jueves, decenas de gendarme custodian los terrenos para alejar las chances de una nueva toma.

El temor a nuevos intentos de tomas de tierras fiscales en la localidad de Los Hornos generaron el desembarco de más gendarmes en la zona de 146 y 78 donde fue uno de los focos de conflicto por el intento de usurpación registrado hace una semana.

Cabe recordar que el grupo de personas que intentó tomar los terrenos de 74 y 155 a lo largo de la última semana fueron desalojados pero volvieron a la zona para intentar instalarse a pocas cuadras de ese lugar.

Ante la posibilidad de un nuevo embate usurpador este marte la zona amaneció custodiada por más gendarmes ya que varios de los lotes pertenecen al Estado Nacional y están bajo la custodia de la Agencia de Bienes del Estado.

Tras el intento de usurpación que llevaron adelante unas 500 personas a lo largo de los últimos días y el tenso desalojo realizado por las fuerzas de seguridad el pasado jueves, decenas de gendarme custodian los terrenos para alejar las chances de una nueva toma.

25 de febrero de 2020

El temor a nuevos intentos de tomas de tierras fiscales en la localidad de Los Hornos generaron el desembarco de más gendarmes en la zona de 146 y 78 donde fue uno de los focos de conflicto por el intento de usurpación registrado hace una semana.

Cabe recordar que el grupo de personas que intentó tomar los terrenos de 74 y 155 a lo largo de la última semana fueron desalojados pero volvieron a la zona para intentar instalarse a pocas cuadras de ese lugar.

Ante la posibilidad de un nuevo embate usurpador este marte la zona amaneció custodiada por más gendarmes ya que varios de los lotes pertenecen al Estado Nacional y están bajo la custodia de la Agencia de Bienes del Estado.

COMENTARIOS

Tras el intento de usurpación que llevaron adelante unas 500 personas a lo largo de los últimos días y el tenso desalojo realizado por las fuerzas de seguridad el pasado jueves, decenas de gendarme custodian los terrenos para alejar las chances de una nueva toma.