0221
0221

Tras la polémica y la indignante broma contra Diego Maradona, así recibieron al DT de Gimnasia en Rosario

La rivalidad entre Rosario Central y Newell's terminó prevaleciendo sobre la admiración que el mundo del fútbol tiene respecto de Diego Armando Maradona. Este sábado el astro argentino tuvo un frío recibimiento en el Gigante de Arroyito, luego de la polémica que abriera el propio presidente del Canalla y tras una desagradable burla que despertó todo tipo de repudios.

Gimnasia llegó a Santa Fe con la necesidad de empezar a sumar de a tres y engrosar su alicaído promedio. Sin embargo, todas las miradas estuvieron puestas sobre su DT: Diego Maradona y su pasado en Newell's Old Boys, clásico rival de Rosario Central, primaron sobre su historia vistiendo la camiseta de la Selección Argentina y así se lo hicieron sentir los hinchas del Canalla.

El Diez salió al campo de juego en medio de un frío recibimiento, aunque algunos plateístas más memoriosos no dudaran en dedicarle frases de afecto al mejor futbolista de la historia nacional.

Sin grandes pompas ni homenajes, Maradona caminó varios metros entre la manga de salida y el banco de suplentes y hasta tuvo tiempo para hablar con la prensa y zanjar las diferencias con los fanáticos rosarinos. "Nosotros pensamos en el equipo nuestro nada más, después el que es hincha, hincha para el que quiere", lanzó el astro argentino.

Este mismo sábado, sin embargo, el técnico tripero fue blanco de una desagradable burla que despertó una andanada de críticas y repudios. Las imágenes de un sillón sobre el que descansaba una bolsa de cal se difundieron en las primeras horas de la jornada y causaron indignación: los hinchas ingresaron al estadio y pleno campo de juego montaron la indignante escena con la que se mofaron de los problemas que el Diez tuvo por su adicción a las drogas.

El club santafesino se mantuvo en franco silencio y nada dijo sobre cómo fue que los fanáticos montaron la desagradable burla en pleno campo de juego. Maradona, sin embargo, no entró en la polémica, le bajó el tono a la polémica y se limitó a hablar sobre el duro presente del Lobo y aclaró que "la esperanza es lo último que se pierde".

La rivalidad entre Rosario Central y Newell's terminó prevaleciendo sobre la admiración que el mundo del fútbol tiene respecto de Diego Armando Maradona. Este sábado el astro argentino tuvo un frío recibimiento en el Gigante de Arroyito, luego de la polémica que abriera el propio presidente del Canalla y tras una desagradable burla que despertó todo tipo de repudios.

15 de febrero de 2020

Gimnasia llegó a Santa Fe con la necesidad de empezar a sumar de a tres y engrosar su alicaído promedio. Sin embargo, todas las miradas estuvieron puestas sobre su DT: Diego Maradona y su pasado en Newell's Old Boys, clásico rival de Rosario Central, primaron sobre su historia vistiendo la camiseta de la Selección Argentina y así se lo hicieron sentir los hinchas del Canalla.

El Diez salió al campo de juego en medio de un frío recibimiento, aunque algunos plateístas más memoriosos no dudaran en dedicarle frases de afecto al mejor futbolista de la historia nacional.

Sin grandes pompas ni homenajes, Maradona caminó varios metros entre la manga de salida y el banco de suplentes y hasta tuvo tiempo para hablar con la prensa y zanjar las diferencias con los fanáticos rosarinos. "Nosotros pensamos en el equipo nuestro nada más, después el que es hincha, hincha para el que quiere", lanzó el astro argentino.

Este mismo sábado, sin embargo, el técnico tripero fue blanco de una desagradable burla que despertó una andanada de críticas y repudios. Las imágenes de un sillón sobre el que descansaba una bolsa de cal se difundieron en las primeras horas de la jornada y causaron indignación: los hinchas ingresaron al estadio y pleno campo de juego montaron la indignante escena con la que se mofaron de los problemas que el Diez tuvo por su adicción a las drogas.

El club santafesino se mantuvo en franco silencio y nada dijo sobre cómo fue que los fanáticos montaron la desagradable burla en pleno campo de juego. Maradona, sin embargo, no entró en la polémica, le bajó el tono a la polémica y se limitó a hablar sobre el duro presente del Lobo y aclaró que "la esperanza es lo último que se pierde".

COMENTARIOS

La rivalidad entre Rosario Central y Newell's terminó prevaleciendo sobre la admiración que el mundo del fútbol tiene respecto de Diego Armando Maradona. Este sábado el astro argentino tuvo un frío recibimiento en el Gigante de Arroyito, luego de la polémica que abriera el propio presidente del Canalla y tras una desagradable burla que despertó todo tipo de repudios.