lunes 24 de junio de 2024

Volvió a su casa de verano, descubrió que la usurparon y hasta la pintaron de otro color

La titular de la propiedad había estado en enero por última vez en la Costa y al poder regresar encontró que había gente viviendo en el lugar de manera ilegal.

--:--

Viviana Villena volvió este domingo a la casa de veraneo que tiene en Cariló, tras casi ocho meses de aislamiento por la pandemia de coronavirus. Pero cuando llegó se encontró con una desagradable sorpresa: la habían usurpado e incluso habían cambiado el color a las paredes exteriores. Pero el escándalo comenzó antes y se agravó durante la cuarentena. 

La situación fue denunciada por las víctimas a la Fiscalía Descentralizada N°5, a cargo de Eduardo Elizarraga, quien se encuentra cuestionado por las autoridades municipales del partido de Pinamar por “archivar causas”.

Lee además

“La casa es propiedad de una Sociedad Anónima, de la cual yo soy presidenta y accionista. El 5 de enero de 2020 yo pasé por acá y la encontré ocupada por dos usurpadores, dos cuidadores que sólo tenían dos reposeras y una Ford Eco Sport, que no se condecía con el lugar. Fuimos a la Policía y se armó el primer escándalo: ‘Ustedes tienen que ir a hacer la denuncia’. Resulta que protegieron a los ocupantes de dos reposeras", detalló la mujer en declaraciones a América TV

Y agregó: "Después se aprovecharon de la pandemia. Esta gente es de Mar del Plata, porque el auto que tienen cuenta con ocho multas en la ruta 2, de ida y vuelta”.

De acuerdo al relato de la denunciante, quienes estaban en la casa “mostraron falso contrato de alquiler". "Truchísimo. Teóricamente es con mi empresa, pero con un apoderado de apellido López que no existe. El 5 de enero radiqué la primera denuncia penal de usurpación ante el fiscal Elizarraga y no se sabe por qué la archivó. Ahora cuando pude venir a Pinamar en noviembre resulta que habían remodelado y pintado la casa, cambiaron toda la fachada. Había 10 personas en la pileta”, dijo con indignación. 

Ante esa situación, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, precisó que “no solamente usurparon la casa, lo cual es un delito". "Entre sus posesiones tienen vehículos con los grabados de los vidrios tachados y con patentes mellizas: delincuentes al cuadrado”, disparó el Jefe Comunal, que compartió una foto de una camioneta Jeep con la matrícula tapada digitalmente. “La policía constató que tenían un auto mellizo. Claramente son estafadores profesionales”, agregó Villena.

El lunes, las víctimas se reunieron con el secretario de seguridad de Pinamar, Lucas Ventoso, quien inmediatamente fue hasta el lugar con la Policía, entrevistó a los ocupantes e intentó mediar en el conflicto. “Esto es una locura“, dijo Ventoso a La Capital y sostuvo: “Después de ocho meses afuera de Cariló, llegan y encuentran a su casa usurpada y a un fiscal que desestima todo, porque para él no hay delito“.

El funcionario explicó que las personas que ocupan el inmueble de Leñatero 565 solo presentaron un boleto de compra venta, que sería “evidentemente falso”. Si bien en el Partido de Pinamar se han registrado usurpaciones de terrenos, remarcó que es la primera vez que se da en una casa. 

Por su parte, las víctimas aseguraron que no se irán de Cariló hasta no recuperar su casa. Mientras, los acusados se encuentran “atrincherados” en el lugar y se niegan a irse.

“Estamos promoviendo un juicio político al fiscal y la suspensión inmediata de su cargo. El mensaje no puede ser que cada uno solucione como pueda las cosas”, finalizó el secretario de Seguridad del Partido de Pinamar.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar