viernes 12 de julio de 2024

Todo lo que se sabe sobre la vacuna rusa contra el COVID-19 según una experta de la UNLP

Daniela Hozbor, profesora en Exactas y especialista en vacunología dio detalles del desarrollo de Sputnik V tras el anuncio de Alberto Fernández.

El anuncio de Alberto Fernández sobre la adquisición de 25 millones de dosis de Sputnik V, una de las vacunas que está desarrollándose contra el SARS-CoV-2 en Rusia, generó una gran expectativa y conmoción a casi ocho meses del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) en Argentina. Si bien la fórmula no está lista, es un paso más para frenar el avance del nuevo coronavirus que afectó a 1.183.131 personas y provocó 31.623 muertes en el país desde marzo pasado.

Luego de que el presidente explicara que la compra se hará en dos tandas -10 millones llegarán en diciembre y el resto en la primera quincena de enero-, una especialista de la UNLP dio su mirada al respecto, mientras que también dio detalles del ensayo financiado por el gobierno de Vladimir Putin. Daniela Hozbor, doctora en Ciencias Bioquímicas, docente de la Facultad de Ciencias Exactas y experta en vacunología, destacó la decisión. “Es una buena noticia. Suma más a las estrategias que viene haciendo el Gobierno porque hace no mucho anunció la producción conjunta con México de la fórmula de otro candidato vacunal. Creo que todo va en línea”, dijo en diálogo con 0221.com.ar.

Lee además

La investigadora principal del CONICET (IBBM-FCE-UNLP) y coordinadora de la Subcomisión Vacunología Asociación Argentina de Microbiología, recordó que hay otros ensayos en la misma etapa clínica en el país: “Esto es la búsqueda de tener las dosis necesarias para la población de riesgo y los más vulnerables, según incluso las mismas autoridades sanitarias”.

Si bien consideró que el anuncio fue “muy positivo”, remarcó que “no quiere decir que la vacuna ya está”. “Lo que se está haciendo es avanzar en estrategias para tener las dosis de vacuna cuando terminen los ensayos clínicos y no estar demorando en esto. Es otro desafío, necesitamos un montón de dosis, no es que se salva solo un país, sino que es necesario cubrir las demandas de todos los países y se está avanzando en cubrir estas demandas, con sus estrategias para cubrir las dosis que necesita su población”, agregó.

A mediados de agosto, cuando Rusia aprobó la primera de sus vacunas para combatir el coronavirus y con “inmunidad durarera”, se valoró la búsqueda, aunque con reparos por la falta de información sobre sus ensayos. La situación cambió en los últimos meses. “En aquel momento había sido un anuncio del presidente Putin y todavía no se habían divulgado los estudios de fase I ni II. Después eso salió, se publicó en una revista prestigiosa, se mostraron los datos. Así que eso fue positivo. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que hace los informes muy frecuentemente sobre el estado de avance de los candidatos vacunales, precisó que desde hace tiempo esta vacuna está en el listado de 45 candidatos en fases clínicas”, explicó la profesional que trabaja en el Laboratorio VacSal del Instituto de Biotecnología y Biología Molecular de Exactas.

La vacuna Sputnik V está en fase III, al igual que otros 10 desarrollos, entre los que se destacan tres de China -dos desarrolladas por la estatal Sinopharm y una de la privada Sinovac-; uno del Reino Unido, de la Universidad de Oxford y AstraZeneca; dos en Estados Unidos, una de Pfizer-Biontech y la vacuna del laboratorio Moderna, en Massachusetts. “El de Sputnik está reclutando 40.000 voluntarios para esta fase. En un momento dado, cuando se reclute un número dado, no los 40.000 sino un número dado para que sirva para tener un dato robusto, se va a analizar. Eso nos dirá si está bien utilizarla o no. En ese caso, Argentina adquirirá esas dosis”, precisó.

En cuanto a las características del ensayo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés), la experta anticipó que se aplicará de manera gratuita a la población en dos dosis, con 21 días de diferencia entre la primera y la segunda inyección.

Se basa en un vector -un vehículo- no replicativo, un virus que es de origen humano pero que no provoca nada, la idea es que no se replique adentro de nuestro organismo. Lleva un pedacito de información para que sintetice la proteína del virus y nuestro organismo la reconozca como distinta y genere una respuesta inmune, para que después cuando veamos al patógeno podamos hacer la respuesta inmediatamente. Es consistente en dos dosis, con dos vectores distintos”, puntualizó. Además, destacó al equipo de investigación que encabeza ese desarrollo, con gran experiencia en el uso de esta plataforma: “Diseñaron la vacuna contra el Ébola, no es algo nuevo para el COVID. Sí tiene obviamente algo específico porque las vacunas son específicas”.

Según Hozbor, esta vacuna debe mantener la cadena de frío, pero “no por demás”, como requieren los componentes de otros candidatos vacunales. “Hay que hacer todo el transporte adecuadamente y con gente capacitada”, recalcó.

Cuando supere esa etapa y se la habilite en Rusia, la dosis es precalificada por la OMS, para contar con un aval, con un análisis de seguridad y eficacia que recomiende su aplicación. Luego cada ente regulador hace su análisis. En el caso argentino, eso queda a cargo de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). “La Anmat mira todo. En general cuando viene de afuera avala esas autorizaciones porque son dos reconocidas, pero cada ente hace su estudio. Va a ser muy expeditivo porque la pandemia lo está obligando. No sé cuánto va a demorar, pero no va a ser eterno”, consideró la docente de la UNLP.

Por otro lado, manifestó cautela sobre la posibilidad de que se inicie la campaña de vacunación en diciembre, como lo anunció Fernández. “Sí se avanza en la logística de la vacunación, incluso la provincia de Buenos Aires empezó a reclutar para aumentar los vacunadores. Tiene toda una logística, desde la llegada de la vacuna, mantener la cadena de frío, porque hay que vacunar a la población desde el sur al norte y este al oeste. Hay que llegar a todos”, dijo, aunque puso reparos sobre el comienzo de todo el operativo en el próximo mes.

La investigadora participa en distintas reuniones donde se aborda lo que será la campaña de vacunación y al respecto subrayó: “Va a ser grande, no sé si la más grande porque todas lo son. Hay que llegar a toda la población, sobre todo de riesgo, y en algunos casos donde fue fuente de infección de la población de riesgo. Eso es importante. Todo lo que es vacuna, cada etapa vale oro, el desarrollo lleva tiempo y es récord, es histórico lo que está pasando, pero una vez que esté hay que hacer campañas de divulgación, capacitación, entrenamiento, que ya se está anticipando para no demorar”.

Más allá de una decisión que generó gran expectativa, Hozbor remarcó que hay que continuar con los cuidados y medidas de prevención. “Es muy positivo, pero mientras tanto tenemos que seguir haciendo lo que aprendimos, porque el virus que sigue circulando. Estamos viendo la segunda ola en Europa de una magnitud tremenda. Acá tenemos que seguir aunque parezca que el virus se fue. ¿Por qué nos vamos a relajar si no cambió nada? Esto es positivo en términos de ir avanzando y cuando esté todo no ponerse a pensar, sino anticiparse”, concluyó.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar