0221
0221

Un platense es finalista del mundial de las fotos más graciosas de la naturaleza

El concurso lo organiza todos los años la Comedy Wildlife Photography Award. Hay fotógrafos de todo el mundo y entre ellos se encuentra Pablo Fernández, un viajero de nuestra ciudad que ahora es noticia hasta en la BBC. En diálogo con 0221.com.ar contó qué significa este reconocimiento, su amor por La Plata y lo que sufre por estar lejos de Gimnasia y Maradona.

La Comedy Wildlife Photography Award dio a conocer las cuarenta fotos finalistas del concurso que organiza todos los años para reunir los momentos más graciosos de la vida animal al aire libre. Monos pensando, leones bailando, cebras riendo y hasta pingüinos surfeando forman parte de la selección de este 2019 en donde dice presente Pablo Fernández, un fotógrafo platense que actualmente vive en Barcelona pero que desde hace cinco años gira por el mundo. En diálogo con 0221.com.ar describió el momento de su foto y todo lo que significa formar parte de esta competencia.

La organización está fundada por Paul Joynson-Hicks y Tom Sullam, dos fotógrafos profesionales conservacionistas que año a año llevan a cabo esta original selección con las mejores imágenes de la naturaleza en donde se ven a los animales realizando las posturas más simpáticas. Y este año, el concurso tiene aroma platense.

Es que una de las cuarenta fotos finalistas pertenece a Pablo Daniel Fernández, un fotógrafo aficionado de 37 años que nació en La Plata y desde 2014 emprendió una aventura por el mundo que lo hizo conocer decenas de ciudades en varios continentes. "Me fui de Argentina hace cinco años, viví en Nueva Zelanda, Japón, Escocia y España, viajé por muchos países de Asia como Japón, Corea del sur, Laos e Indonesia", le enumeró a este portal, ahora desde tierra catalana, lugar en el que vive desde 2018 trabajando en un hotel por las mañanas. "Siempre priorizo viajar a lugares donde puedo encontrar animales salvajes en su hábitat natural, como en Sumatra con los orangutanes y en Kenia -en el Masai Mara-, donde tuve la suerte de ver el cruce del Río Mara, algo que siempre miraba de chico en NatGeo y soñaba con ir", contó.

"Con la fotografía empecé con una cámara de visor directo en un viaje con amigos a Mendoza hace mil años y en 2002 acomodé conceptos con el gran con José Luis Mac Loughlin revelando en el cuarto oscuro y escuchando sus grandiosas anécdotas. En 2007 pasé unos años por la Facultad de Bellas Artes en la carrera de Comunicación Visual, donde también aprendí muchísimo", recordó además quien se define como amante de dos ramas concretas de la fotografía conocidas como "Street photography", que vendría a ser la gente en su cotidianeidad, y "Wildlife photography", o sea, los animales en su entorno.

Y precisamente por esto último se lleva ahora este reconocimiento internacional, producto de la foto genial que le sacó a un mono en diciembre de 2015 en el Jigokudani Monkey Park de Yamanouchi, Nagano, Japón. "Es un lugar único para ver a estos monos nadar en aguas termales mientras nieva", definió Pablo, que recordó "hacía menos de 8 grados y llegar hasta el parque fue una odisea, porque el tren es caro y funciona bárbaro pero fui en micro así que tuve hacer varias combinaciones, tardé como 18 horas porque estaba en Kyoto".

"Es un bosque en el que viven alrededor de 180 monos, yo estaba con doble par de guantes sacando fotos y en un momento este mono se puso en esa posición donde parece que él me está encuadrando a mí y me pareció un momento especial. La verdad que tuve mucho frío pero me fui con una alegría inmensa porque era un lugar al que quería ir hacía mucho tiempo", agregó.

Pablo, que sube semana tras semanas sus fotos en su cuenta de Instagram @coco.fernandezz_wild, suele participar en concursos todos los años e incluso fue finalista en varios, sobre todo en España. "Ahora estoy muy enfocado en lo que se refiere a la fauna salvaje y es la segunda vez que participo en esta categoría en un concurso y acá estoy. La verdad que tiene mucha llegada, además de que muchos finalistas son grosos. Me pone contento que mi foto se vea por ejemplo en la BBC; me sirve mucho que la gente conozca y se interese por mis fotos", expresó. Esta competencia tiene distintas categorías y premios, como safaris en Kenia y equipos de fotografía. Para votar hay que acceder a este link: https://www.comedywildlifephoto.com/votenow.php?gid=00000607&_fmsub=Y.

A nuestro país vuelve de vez en cuando. Una o dos veces por año que no alcanzan para alivianar el sentimiento de lejanía por su familia, sus amigos y Gimnasia, el amor de toda su vida. "Siempre extraño todas las cuestiones que tienen que ver con el cotidiano de allá. Vivo leyendo y consumiendo noticias de Argentina y sobretodo de La Plata. Sigo mucho a Gimnasia a través de los diarios e incluso armamos una filial acá en Barcelona para juntarnos a ver los partidos, ahora con lo del Diego estamos todos de la cabeza, me muero por verlo sentado en el banco dando indicaciones, una página hermosa para la historia de Gimnasia pase lo que pase", cerró a miles kilómetros de distancia, con los ojos en los animales pero el corazón en su Villa Castells de siempre.

El concurso lo organiza todos los años la Comedy Wildlife Photography Award. Hay fotógrafos de todo el mundo y entre ellos se encuentra Pablo Fernández, un viajero de nuestra ciudad que ahora es noticia hasta en la BBC. En diálogo con 0221.com.ar contó qué significa este reconocimiento, su amor por La Plata y lo que sufre por estar lejos de Gimnasia y Maradona.

21 de septiembre de 2019

La Comedy Wildlife Photography Award dio a conocer las cuarenta fotos finalistas del concurso que organiza todos los años para reunir los momentos más graciosos de la vida animal al aire libre. Monos pensando, leones bailando, cebras riendo y hasta pingüinos surfeando forman parte de la selección de este 2019 en donde dice presente Pablo Fernández, un fotógrafo platense que actualmente vive en Barcelona pero que desde hace cinco años gira por el mundo. En diálogo con 0221.com.ar describió el momento de su foto y todo lo que significa formar parte de esta competencia.

La organización está fundada por Paul Joynson-Hicks y Tom Sullam, dos fotógrafos profesionales conservacionistas que año a año llevan a cabo esta original selección con las mejores imágenes de la naturaleza en donde se ven a los animales realizando las posturas más simpáticas. Y este año, el concurso tiene aroma platense.

Es que una de las cuarenta fotos finalistas pertenece a Pablo Daniel Fernández, un fotógrafo aficionado de 37 años que nació en La Plata y desde 2014 emprendió una aventura por el mundo que lo hizo conocer decenas de ciudades en varios continentes. "Me fui de Argentina hace cinco años, viví en Nueva Zelanda, Japón, Escocia y España, viajé por muchos países de Asia como Japón, Corea del sur, Laos e Indonesia", le enumeró a este portal, ahora desde tierra catalana, lugar en el que vive desde 2018 trabajando en un hotel por las mañanas. "Siempre priorizo viajar a lugares donde puedo encontrar animales salvajes en su hábitat natural, como en Sumatra con los orangutanes y en Kenia -en el Masai Mara-, donde tuve la suerte de ver el cruce del Río Mara, algo que siempre miraba de chico en NatGeo y soñaba con ir", contó.

"Con la fotografía empecé con una cámara de visor directo en un viaje con amigos a Mendoza hace mil años y en 2002 acomodé conceptos con el gran con José Luis Mac Loughlin revelando en el cuarto oscuro y escuchando sus grandiosas anécdotas. En 2007 pasé unos años por la Facultad de Bellas Artes en la carrera de Comunicación Visual, donde también aprendí muchísimo", recordó además quien se define como amante de dos ramas concretas de la fotografía conocidas como "Street photography", que vendría a ser la gente en su cotidianeidad, y "Wildlife photography", o sea, los animales en su entorno.

Y precisamente por esto último se lleva ahora este reconocimiento internacional, producto de la foto genial que le sacó a un mono en diciembre de 2015 en el Jigokudani Monkey Park de Yamanouchi, Nagano, Japón. "Es un lugar único para ver a estos monos nadar en aguas termales mientras nieva", definió Pablo, que recordó "hacía menos de 8 grados y llegar hasta el parque fue una odisea, porque el tren es caro y funciona bárbaro pero fui en micro así que tuve hacer varias combinaciones, tardé como 18 horas porque estaba en Kyoto".

"Es un bosque en el que viven alrededor de 180 monos, yo estaba con doble par de guantes sacando fotos y en un momento este mono se puso en esa posición donde parece que él me está encuadrando a mí y me pareció un momento especial. La verdad que tuve mucho frío pero me fui con una alegría inmensa porque era un lugar al que quería ir hacía mucho tiempo", agregó.

Pablo, que sube semana tras semanas sus fotos en su cuenta de Instagram @coco.fernandezz_wild, suele participar en concursos todos los años e incluso fue finalista en varios, sobre todo en España. "Ahora estoy muy enfocado en lo que se refiere a la fauna salvaje y es la segunda vez que participo en esta categoría en un concurso y acá estoy. La verdad que tiene mucha llegada, además de que muchos finalistas son grosos. Me pone contento que mi foto se vea por ejemplo en la BBC; me sirve mucho que la gente conozca y se interese por mis fotos", expresó. Esta competencia tiene distintas categorías y premios, como safaris en Kenia y equipos de fotografía. Para votar hay que acceder a este link: https://www.comedywildlifephoto.com/votenow.php?gid=00000607&_fmsub=Y.

A nuestro país vuelve de vez en cuando. Una o dos veces por año que no alcanzan para alivianar el sentimiento de lejanía por su familia, sus amigos y Gimnasia, el amor de toda su vida. "Siempre extraño todas las cuestiones que tienen que ver con el cotidiano de allá. Vivo leyendo y consumiendo noticias de Argentina y sobretodo de La Plata. Sigo mucho a Gimnasia a través de los diarios e incluso armamos una filial acá en Barcelona para juntarnos a ver los partidos, ahora con lo del Diego estamos todos de la cabeza, me muero por verlo sentado en el banco dando indicaciones, una página hermosa para la historia de Gimnasia pase lo que pase", cerró a miles kilómetros de distancia, con los ojos en los animales pero el corazón en su Villa Castells de siempre.

COMENTARIOS

El concurso lo organiza todos los años la Comedy Wildlife Photography Award. Hay fotógrafos de todo el mundo y entre ellos se encuentra Pablo Fernández, un viajero de nuestra ciudad que ahora es noticia hasta en la BBC. En diálogo con 0221.com.ar contó qué significa este reconocimiento, su amor por La Plata y lo que sufre por estar lejos de Gimnasia y Maradona.