0221
0221

Expertos del Conicet ilustraron una prestigiosa revista de ciencia

Científicos del organismo realizaron una figura que representa la bandera de América Central, a partir de un estudio que develó que la primer insignia de Belgrano fue azul, y resultó elegida como portada de una publicación de la American Chemical Society, una gaceta de renombre.

Un trabajo científico realizado recientemente por investigadores del Centro de Química Inorgánica “Dr. Pedro J. Aymonino” (CEQUINOR, CONICET-UNLP-asociado a CICPBA), fue seleccionada por la revista ACS Omega como imagen de tapa de su último número. Se trata de una figura que combina el mapa de América Central con la imagen del denominado Sol de Mayo –emblema que representa al dios del sol inca Inti– y las banderas de cinco de las naciones que integran ese territorio (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua).

La ilustración representa la amalgama azul de las banderas de América Central que fueron influenciadas por el pabellón patrio argentino, y forma parte del paper titulado “Fuente de color para las primeras banderas argentinas”, cuya autoría corresponde a los investigadores del CONICET en el CEQUINOR A. Lorena Picone, Rosana M. Romano y Carlos O. Della Védova.

Además de ser portada de la prestigiosa revista ACS Omega, el mencionado trabajo permitió determinar el color original de la denominada Bandera de Macha, una de las dos que dejó ocultas en el actual territorio de Bolivia el Ejército Auxiliar del Alto Perú al mando del general Manuel Belgrano luego de las derrotas en las batallas de Vilcapugio y Ayohuma de 1813. Según sus resultados, el pabellón que se conserva hoy en la Casa de la Libertad de la ciudad boliviana de Sucre –junto a los restos de Juana Azurduy– tenía dos franjas horizontales blancas y una central de color azul índigo.

Ese estudio contaba con un antecedente, ya que en 2017 los mismos investigadores,  en colaboración con colegas de Brasil, pudieron establecer que la bandera ordenada en 1814 por Bernabé Aráoz, primer gobernador intendente de Tucumán y síndico del Templo de San Francisco de esa provincia, era blanca y azul de ultramar.

El hecho de que la imagen haya sido elegida para ser la tapa de una revista de renombre científico es algo que llevó mucha satisfacción al Conicet, desde donde expresaron que “la revista ACS Omega acaba de seleccionar para su portada la imagen que muestra la amalgama de enseñas de Centro América influenciadas por nuestro pabellón en agradecimiento a la gesta libertadora de Belgrano y San Martín, materializada por la gesta libertaria de nuestro corsario Hipólito Bouchard. Nuestra bandera flamea a partir de hoy en la tapa de dicha revista y esto es una alegría para nosotros y para mucha gente”.

Científicos del organismo realizaron una figura que representa la bandera de América Central, a partir de un estudio que develó que la primer insignia de Belgrano fue azul, y resultó elegida como portada de una publicación de la American Chemical Society, una gaceta de renombre.

20 de septiembre de 2019

Un trabajo científico realizado recientemente por investigadores del Centro de Química Inorgánica “Dr. Pedro J. Aymonino” (CEQUINOR, CONICET-UNLP-asociado a CICPBA), fue seleccionada por la revista ACS Omega como imagen de tapa de su último número. Se trata de una figura que combina el mapa de América Central con la imagen del denominado Sol de Mayo –emblema que representa al dios del sol inca Inti– y las banderas de cinco de las naciones que integran ese territorio (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua).

La ilustración representa la amalgama azul de las banderas de América Central que fueron influenciadas por el pabellón patrio argentino, y forma parte del paper titulado “Fuente de color para las primeras banderas argentinas”, cuya autoría corresponde a los investigadores del CONICET en el CEQUINOR A. Lorena Picone, Rosana M. Romano y Carlos O. Della Védova.

Además de ser portada de la prestigiosa revista ACS Omega, el mencionado trabajo permitió determinar el color original de la denominada Bandera de Macha, una de las dos que dejó ocultas en el actual territorio de Bolivia el Ejército Auxiliar del Alto Perú al mando del general Manuel Belgrano luego de las derrotas en las batallas de Vilcapugio y Ayohuma de 1813. Según sus resultados, el pabellón que se conserva hoy en la Casa de la Libertad de la ciudad boliviana de Sucre –junto a los restos de Juana Azurduy– tenía dos franjas horizontales blancas y una central de color azul índigo.

Ese estudio contaba con un antecedente, ya que en 2017 los mismos investigadores,  en colaboración con colegas de Brasil, pudieron establecer que la bandera ordenada en 1814 por Bernabé Aráoz, primer gobernador intendente de Tucumán y síndico del Templo de San Francisco de esa provincia, era blanca y azul de ultramar.

El hecho de que la imagen haya sido elegida para ser la tapa de una revista de renombre científico es algo que llevó mucha satisfacción al Conicet, desde donde expresaron que “la revista ACS Omega acaba de seleccionar para su portada la imagen que muestra la amalgama de enseñas de Centro América influenciadas por nuestro pabellón en agradecimiento a la gesta libertadora de Belgrano y San Martín, materializada por la gesta libertaria de nuestro corsario Hipólito Bouchard. Nuestra bandera flamea a partir de hoy en la tapa de dicha revista y esto es una alegría para nosotros y para mucha gente”.

COMENTARIOS

Científicos del organismo realizaron una figura que representa la bandera de América Central, a partir de un estudio que develó que la primer insignia de Belgrano fue azul, y resultó elegida como portada de una publicación de la American Chemical Society, una gaceta de renombre.