0221
0221

Tras los enfrentamientos, los trabajadores de la UOCRA protestaron en La Plata

El conflicto entre la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y la constructora AESA volvió a recrudecer este jueves. Tras los fuertes enfrentamientos protagonizados por dos facciones del gremio y la represión policial de esta madrugada, los trabajadores se movilizaron hacia la sede del Ministerio de Trabajo bonaerense.

Después de los fuertes choques ocurridos esta mañana en las puertas de la destilería de YPF en Ensenada, los trabajadores de la UOCRA improvisaron una asamblea en el lugar y decidieron marchar hacia las puertas del Ministerio de Trabajo bonaerense, en 7 entre 39 y 40. En ese marco, protestaron frente al edificio, exigiendo soluciones al conflicto que mantienen con la constructora AESA, que ya despidió a gran cantidad de obreros y suspendió a otros tantos en medio del conflicto.

Los cruces entre las diferentes facciones de la seccional platense de la UOCRA -entre quienes se referencian con el exlíder detenido Juan Pablo "Pata" Medina y aquellos que responden al actual interventor Carlos Vergara- volvieron a estallar durante la mañana de este jueves. En medio, la Policía desplegó un operativo para evitar que los enfrentamientos llegaran al interior de la destilería y todo terminó en una fuerte represión con corridas, balas de goma y hasta gases lacrimógenos.


En esta ocasión, los cruces se dieron en la Puerta 4 de la destilería, hasta donde llegaron los trabajadores para reclamar por "despidos" y "suspensiones" de los trabajadores que cumplen funciones para AESA. La tensión escaló rápidamente y todo terminó en un nuevo enfrentamiento, que replicó lo sucedido meses atrás, cuando estalló el conflicto.

Los problemas no son nuevos y son cada vez más graves: en la petrolera indicaron días atrás que los enfrentamientos hacen peligrar unos 900 puestos de trabajo. En esa línea, los obreros denuncian que unas 150 personas fueron despedidas por AESA.

La petroquímica había sido el escenario de un brutal enfrentamiento entre aquellas facciones de la UOCRATodo comenzó con una protesta por salarios mal liquidados y una columna de trabajadores que se movilizó hasta la planta en Ensenada, pero terminó en un fuerte cruce entre trabajadores con pedradas, disparos y hasta la intervención de agentes policiales que reprimieron a los obreros.


El dramático suceso incluyó disparos de armas de fuego, balas de goma, pedradas y gases lacrimógenos. El hecho fue, incluso, grabado por los trabajadores que se encontraban en el lugar y generó un fuerte revuelo en la región.

El conflicto entre la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y la constructora AESA volvió a recrudecer este jueves. Tras los fuertes enfrentamientos protagonizados por dos facciones del gremio y la represión policial de esta madrugada, los trabajadores se movilizaron hacia la sede del Ministerio de Trabajo bonaerense.

19 de septiembre de 2019

Después de los fuertes choques ocurridos esta mañana en las puertas de la destilería de YPF en Ensenada, los trabajadores de la UOCRA improvisaron una asamblea en el lugar y decidieron marchar hacia las puertas del Ministerio de Trabajo bonaerense, en 7 entre 39 y 40. En ese marco, protestaron frente al edificio, exigiendo soluciones al conflicto que mantienen con la constructora AESA, que ya despidió a gran cantidad de obreros y suspendió a otros tantos en medio del conflicto.

Los cruces entre las diferentes facciones de la seccional platense de la UOCRA -entre quienes se referencian con el exlíder detenido Juan Pablo "Pata" Medina y aquellos que responden al actual interventor Carlos Vergara- volvieron a estallar durante la mañana de este jueves. En medio, la Policía desplegó un operativo para evitar que los enfrentamientos llegaran al interior de la destilería y todo terminó en una fuerte represión con corridas, balas de goma y hasta gases lacrimógenos.


En esta ocasión, los cruces se dieron en la Puerta 4 de la destilería, hasta donde llegaron los trabajadores para reclamar por "despidos" y "suspensiones" de los trabajadores que cumplen funciones para AESA. La tensión escaló rápidamente y todo terminó en un nuevo enfrentamiento, que replicó lo sucedido meses atrás, cuando estalló el conflicto.

Los problemas no son nuevos y son cada vez más graves: en la petrolera indicaron días atrás que los enfrentamientos hacen peligrar unos 900 puestos de trabajo. En esa línea, los obreros denuncian que unas 150 personas fueron despedidas por AESA.

La petroquímica había sido el escenario de un brutal enfrentamiento entre aquellas facciones de la UOCRATodo comenzó con una protesta por salarios mal liquidados y una columna de trabajadores que se movilizó hasta la planta en Ensenada, pero terminó en un fuerte cruce entre trabajadores con pedradas, disparos y hasta la intervención de agentes policiales que reprimieron a los obreros.


El dramático suceso incluyó disparos de armas de fuego, balas de goma, pedradas y gases lacrimógenos. El hecho fue, incluso, grabado por los trabajadores que se encontraban en el lugar y generó un fuerte revuelo en la región.

COMENTARIOS

El conflicto entre la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y la constructora AESA volvió a recrudecer este jueves. Tras los fuertes enfrentamientos protagonizados por dos facciones del gremio y la represión policial de esta madrugada, los trabajadores se movilizaron hacia la sede del Ministerio de Trabajo bonaerense.