0221
0221

Acorralados, los kioscos también piden que se los incluya en la quita del IVA

La Unión de Kiosqueros Argentinos (UKRA) manifestó su preocupación por el delicado momento que atraviesa el sector y pidió ser beneficiado con la quita del impuesto, como el Gobierno nacional hizo con una gran cantidad de alimentos de la canasta básica. De acuerdo a un informe que elaboraron, 28.000 locales cerraron en los últimos tres años.

Golpeados por la crisis económica y la caída de ventas, la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) le solicitó al Gobierno nacional que aplique la quita del IVA en el precio de sus productos, tal y como lo hizo hace pocos días con los alimentos de la canasta básica. En ese marco, explicaron que los proveedores les aumentaron los artículos en un 15% luego de la abultada derrota que sufrió el oficialismo en la PASO.

La URKA pidió que la eliminación del impuesto sea en alfajores, galletitas, turrones, barras de cereal, jugos, aguas minerales, sodas, gaseosas, chicles y pastillas. Con ello esperan que las ventas mejoren y puedan hacerle frente a la creciente inflación y el aumento de las tarifas de los servicios públicos.

El pedido de los kiosqueros llega luego de que el Gobierno de Mauricio Macri decidiera reducir a cero el IVA de catorce productos de la canasta básica, entre los que se destacan la leche, aceite de girasol y mezclas, arroz, pastas secas y azúcar.

El Ejecutivo nacional tomó la decisión justo en el momento en el que las empresas comenzaron a enviar las nuevas listas de precios tras la devaluación, las cuales llegaron con aumentos de hasta el 25% en algunos artículos. Sin embargo, esta resolución no fue aplicada para los kioscos, quienes piden ser integrados para no verse obligados a remarcar sus precios, en medio de un delicado contexto para todo el sector.

Según un informe elaborado por la Asociación, unos 28.000 locales cerraron en el país en los últimos tres años como consecuencia de la caída de ventas.

La Unión de Kiosqueros Argentinos (UKRA) manifestó su preocupación por el delicado momento que atraviesa el sector y pidió ser beneficiado con la quita del impuesto, como el Gobierno nacional hizo con una gran cantidad de alimentos de la canasta básica. De acuerdo a un informe que elaboraron, 28.000 locales cerraron en los últimos tres años.

23 de agosto de 2019

Golpeados por la crisis económica y la caída de ventas, la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) le solicitó al Gobierno nacional que aplique la quita del IVA en el precio de sus productos, tal y como lo hizo hace pocos días con los alimentos de la canasta básica. En ese marco, explicaron que los proveedores les aumentaron los artículos en un 15% luego de la abultada derrota que sufrió el oficialismo en la PASO.

La URKA pidió que la eliminación del impuesto sea en alfajores, galletitas, turrones, barras de cereal, jugos, aguas minerales, sodas, gaseosas, chicles y pastillas. Con ello esperan que las ventas mejoren y puedan hacerle frente a la creciente inflación y el aumento de las tarifas de los servicios públicos.

El pedido de los kiosqueros llega luego de que el Gobierno de Mauricio Macri decidiera reducir a cero el IVA de catorce productos de la canasta básica, entre los que se destacan la leche, aceite de girasol y mezclas, arroz, pastas secas y azúcar.

El Ejecutivo nacional tomó la decisión justo en el momento en el que las empresas comenzaron a enviar las nuevas listas de precios tras la devaluación, las cuales llegaron con aumentos de hasta el 25% en algunos artículos. Sin embargo, esta resolución no fue aplicada para los kioscos, quienes piden ser integrados para no verse obligados a remarcar sus precios, en medio de un delicado contexto para todo el sector.

Según un informe elaborado por la Asociación, unos 28.000 locales cerraron en el país en los últimos tres años como consecuencia de la caída de ventas.

COMENTARIOS

La Unión de Kiosqueros Argentinos (UKRA) manifestó su preocupación por el delicado momento que atraviesa el sector y pidió ser beneficiado con la quita del impuesto, como el Gobierno nacional hizo con una gran cantidad de alimentos de la canasta básica. De acuerdo a un informe que elaboraron, 28.000 locales cerraron en los últimos tres años.