0221
0221

No les robaron el sueño: las jugadoras de Villa San Carlos se quedan en Primera

Las futbolistas consiguieron los sponsors que les requerían las autoridades del club para presentar la nota en AFA y seguir en la máxima categoría. Ya firmaron los primeros contratos profesionales.

Después de casi un mes de angustia pero también de lucha, las jugadoras de Villa San Carlos seguirán en la Primera División del fútbol femenino. Y ya firmaron sus primeros contratos profesionales

El conflicto se había desatado semanas atrás, luego de que las autoridades de la institución de Berisso resolvieran pedir el descenso por motivos económicos.

Tras la enorme campaña que hicieron en las redes sociales, las futbolistas consiguieron que los directivos reconsideren la decisión y les indicaron que firmarían la nota que se precisa para disputar el próximo torneo en la A, si conseguían los recursos necesarios para solventar la actividad. Luego obtuvieron la prórroga de la AFA para presentar la documentación necesaria. 

Buscar auspiciantes no fue fácil. Si bien las cerraron acuerdos con varios comercios, los aportes no lograban reunir los casi $100.000 que necesitaban. Pasaban los días sin novedades y cuando ya se estaban agotando las esperanzas, lo lograron.

“Nos llena de orgullo y alegría comunicarles a todos que somos de la A”, publicaron en sus redes sociales y desataron la alegría de sus seguidores. Las buenas noticias no terminaron ahí: luego de confirmar la permanencia en la máxima categoría, firmaron los primeros contratos profesionales. 

En principio, se acordaron ocho contratos, el mínimo que exige la Asociación del Fútbol Argentino en el inicio de la profesionalización de la disciplina. Las que pusieron el gancho fueron Magdalena Alberti, Agustina Plazzotta, Leonela Miranda, Leila Encina, Agustina Aguilera, Magalí González, Ariana Alcober y Agustina Matas. 

La incertidumbre nunca detuvo los entrenamientos de las chicas del “Celeste”. Mientras buscaban sponsors por todos lados, seguían a pleno con la puesta a punto bajo las órdenes del DT Juan Cruz Vitale.

Además, habían recibido el apoyo de referentes del fútbol femenino como Ruth Bravo (exBoca, Estudiantes), Evelina Cabrera –también titular de la Asociación Femenina de Futbol Argentino (AFFAR)–, Belén Potassa (exUAI, ahora en Albacete), María Florencia Chiribelo (River), Julieta Gergo (Boca) y también de jugadores, como Mariano Andújar (Estudiantes), Osvaldo Barsottini (exGimnasia), Luis Ardente (San Martín de San Juan), Juan Cruz Komar (Talleres de Córdoba) y Sebastián “Chirola” Romero (exGimnasia), entre otros. 

Ahora solo les queda ponerse la camiseta y salir a la cancha: no les robaron el sueño.

Las futbolistas consiguieron los sponsors que les requerían las autoridades del club para presentar la nota en AFA y seguir en la máxima categoría. Ya firmaron los primeros contratos profesionales.

15 de agosto de 2019

Después de casi un mes de angustia pero también de lucha, las jugadoras de Villa San Carlos seguirán en la Primera División del fútbol femenino. Y ya firmaron sus primeros contratos profesionales

El conflicto se había desatado semanas atrás, luego de que las autoridades de la institución de Berisso resolvieran pedir el descenso por motivos económicos.

Tras la enorme campaña que hicieron en las redes sociales, las futbolistas consiguieron que los directivos reconsideren la decisión y les indicaron que firmarían la nota que se precisa para disputar el próximo torneo en la A, si conseguían los recursos necesarios para solventar la actividad. Luego obtuvieron la prórroga de la AFA para presentar la documentación necesaria. 

Buscar auspiciantes no fue fácil. Si bien las cerraron acuerdos con varios comercios, los aportes no lograban reunir los casi $100.000 que necesitaban. Pasaban los días sin novedades y cuando ya se estaban agotando las esperanzas, lo lograron.

“Nos llena de orgullo y alegría comunicarles a todos que somos de la A”, publicaron en sus redes sociales y desataron la alegría de sus seguidores. Las buenas noticias no terminaron ahí: luego de confirmar la permanencia en la máxima categoría, firmaron los primeros contratos profesionales. 

En principio, se acordaron ocho contratos, el mínimo que exige la Asociación del Fútbol Argentino en el inicio de la profesionalización de la disciplina. Las que pusieron el gancho fueron Magdalena Alberti, Agustina Plazzotta, Leonela Miranda, Leila Encina, Agustina Aguilera, Magalí González, Ariana Alcober y Agustina Matas. 

La incertidumbre nunca detuvo los entrenamientos de las chicas del “Celeste”. Mientras buscaban sponsors por todos lados, seguían a pleno con la puesta a punto bajo las órdenes del DT Juan Cruz Vitale.

Además, habían recibido el apoyo de referentes del fútbol femenino como Ruth Bravo (exBoca, Estudiantes), Evelina Cabrera –también titular de la Asociación Femenina de Futbol Argentino (AFFAR)–, Belén Potassa (exUAI, ahora en Albacete), María Florencia Chiribelo (River), Julieta Gergo (Boca) y también de jugadores, como Mariano Andújar (Estudiantes), Osvaldo Barsottini (exGimnasia), Luis Ardente (San Martín de San Juan), Juan Cruz Komar (Talleres de Córdoba) y Sebastián “Chirola” Romero (exGimnasia), entre otros. 

Ahora solo les queda ponerse la camiseta y salir a la cancha: no les robaron el sueño.

COMENTARIOS

Las futbolistas consiguieron los sponsors que les requerían las autoridades del club para presentar la nota en AFA y seguir en la máxima categoría. Ya firmaron los primeros contratos profesionales.