0221
0221

El interventor de la UOCRA en La Plata tras los pasos del Pata Medina

En medio de la crisis económica, en el gremio que nuclea a los obreros de la construcción amenazan con tomar y paralizar obras en la ciudad. En el sindicato, con el interventor Carlos Vergara a la cabeza, argumentan que se trata de medidas para defender los derechos de los trabajadores.

Luego de la dura derrota que sufrió el oficialista Juntos por el Cambio en las PASO desarrolladas el domingo pasado, en la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) comenzaron a realizar protestas en obradores por diversos reclamos. Los gremialistas que se movilizaron en La Plata lo hicieron bajo el paraguas de la defensa de los derechos de los trabajadores y paralizaron una obra en calle 11 entre 38 y 39 del Barrio Norte platense.

La intervención, a cargo de Carlos Vergara, hombre de máxima confianza del dirigente nacional y cacique gremial Gerardo Martínez, retomó las prácticas del detenido Juan Pablo "Pata" Medina quien tomaba obradores por reclamos laborales, para luego exigirle a los empresarios para que contrataran el servicio de viandas de su empresa familiar.


Tal como viene informando 0221.com.ar muchos empresarios, off the record, sostienen que siguen los pedidos de pagos de extorsiones "para garantizar la paz social y laboral en el sector", pero no se atreven a radicar la denuncia penal correspondiente por temor a represalias.

El conflicto entre el gremio y el empresariado no es nuevo: el 26 de septiembre de 2017, Medina fue detenido y procesado por varios delitos, entre los que se destaca el de ser el presunto jefe de una asociación ilícita. Tras la turbulencia, su lugar fue ocupado por Vergara, un todo terreno del sindicalismo, que cerró la sede histórica que el gremio poseía en avenida 44 entre 4 y 5, quitó las estatuas de Juan y Eva Perón y se mudó el comando gremial a calle 50 entre 3 y 4.

Antes de llegar a La Plata, Vergara encabezó otras intervenciones. En 2008, fue enviado a la sede en Quilmes luego de que los sectores liderados por Juan "El Lagarto" Olmedo se tirotearan con sus pares de Lomas de Zamora.

En 2013, fue enviado como interventor a la UOCRA Rosario y mediador en la seccional San Lorenzo, donde se registraron denuncias por irregularidades de todo tipo. Hace meses, dos colaboradores de su gestión fueron baleados, uno de ellos murió.

En medio de la crisis económica, en el gremio que nuclea a los obreros de la construcción amenazan con tomar y paralizar obras en la ciudad. En el sindicato, con el interventor Carlos Vergara a la cabeza, argumentan que se trata de medidas para defender los derechos de los trabajadores.

14 de agosto de 2019

Luego de la dura derrota que sufrió el oficialista Juntos por el Cambio en las PASO desarrolladas el domingo pasado, en la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) comenzaron a realizar protestas en obradores por diversos reclamos. Los gremialistas que se movilizaron en La Plata lo hicieron bajo el paraguas de la defensa de los derechos de los trabajadores y paralizaron una obra en calle 11 entre 38 y 39 del Barrio Norte platense.

La intervención, a cargo de Carlos Vergara, hombre de máxima confianza del dirigente nacional y cacique gremial Gerardo Martínez, retomó las prácticas del detenido Juan Pablo "Pata" Medina quien tomaba obradores por reclamos laborales, para luego exigirle a los empresarios para que contrataran el servicio de viandas de su empresa familiar.


Tal como viene informando 0221.com.ar muchos empresarios, off the record, sostienen que siguen los pedidos de pagos de extorsiones "para garantizar la paz social y laboral en el sector", pero no se atreven a radicar la denuncia penal correspondiente por temor a represalias.

El conflicto entre el gremio y el empresariado no es nuevo: el 26 de septiembre de 2017, Medina fue detenido y procesado por varios delitos, entre los que se destaca el de ser el presunto jefe de una asociación ilícita. Tras la turbulencia, su lugar fue ocupado por Vergara, un todo terreno del sindicalismo, que cerró la sede histórica que el gremio poseía en avenida 44 entre 4 y 5, quitó las estatuas de Juan y Eva Perón y se mudó el comando gremial a calle 50 entre 3 y 4.

Antes de llegar a La Plata, Vergara encabezó otras intervenciones. En 2008, fue enviado a la sede en Quilmes luego de que los sectores liderados por Juan "El Lagarto" Olmedo se tirotearan con sus pares de Lomas de Zamora.

En 2013, fue enviado como interventor a la UOCRA Rosario y mediador en la seccional San Lorenzo, donde se registraron denuncias por irregularidades de todo tipo. Hace meses, dos colaboradores de su gestión fueron baleados, uno de ellos murió.

COMENTARIOS

En medio de la crisis económica, en el gremio que nuclea a los obreros de la construcción amenazan con tomar y paralizar obras en la ciudad. En el sindicato, con el interventor Carlos Vergara a la cabeza, argumentan que se trata de medidas para defender los derechos de los trabajadores.