0221
0221

Así abrió el dólar tras la voraz corrida cambiaria del lunes

El "efecto PASO" del dólar hizo que el lunes llegara a tocar los $60, pero este martes abrió a $55 y en pocos minutos volvió a subir. La incertidumbre sigue reinando en el mercado cambiario y se esperan políticas de contención por parte del Gobierno. 

La incertidumbre reina en el mercado cambiario y mientras este lunes en el Banco Nación el dólar comenzó la rueda con un salto de $5,30 y se vendía a $51,50, en otras entidades bancarias y casas de cambio llegó a venderse por encima de los $60 pesos por unidad.

Este martes, en cambio, la divisa abrió jornada a $55, un valor considerablemente más bajo que el que había alcanzado el día siguiente a las PASO. Sin embargo a los pocos minutos dio un salto y se ubicó en los $57, cerca del mediodía volvió a superarse en $61 y luego bajó a $60.

 En una conferencia de prensa realizada ayer, el presidente Mauricio Macri advirtió que "de la euforia que había en el mundo económico el viernes, a partir de encuestas equivocadas, veíamos gente que venía a invertir y comprar empresas. El día lunes, ante el resultado desfavorable al gobierno, hemos tenido un día muy malo".

"A partir de lo que pasó hoy en los mercados las cosas no van a mejorar. Tenemos que hacernos cargo. El problema mayor que tenemos los argentinos es que la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el mundo. No tiene la confianza necesaria para que la gente quiera invertir en el país", insistió el mandatario.

Así las cosas, la divisa internacional continúa sujeta al mercado pero también a las medidas que toma el Gobierno para frenar la corrida cambiaria. Este lunes el Banco Central de la República Argentina (BCRA) salió a intervenir para frenar la escalada y subió la tasa de referencia promedio en la primera licitación de las Letras de liquidez (Leliq) hasta un 74%, en un intento por hacer que los bancos se vuelquen a esas opción antes de correr detrás de la moneda norteamericana.

El "efecto PASO" del dólar hizo que el lunes llegara a tocar los $60, pero este martes abrió a $55 y en pocos minutos volvió a subir. La incertidumbre sigue reinando en el mercado cambiario y se esperan políticas de contención por parte del Gobierno. 

13 de agosto de 2019

La incertidumbre reina en el mercado cambiario y mientras este lunes en el Banco Nación el dólar comenzó la rueda con un salto de $5,30 y se vendía a $51,50, en otras entidades bancarias y casas de cambio llegó a venderse por encima de los $60 pesos por unidad.

Este martes, en cambio, la divisa abrió jornada a $55, un valor considerablemente más bajo que el que había alcanzado el día siguiente a las PASO. Sin embargo a los pocos minutos dio un salto y se ubicó en los $57, cerca del mediodía volvió a superarse en $61 y luego bajó a $60.

 En una conferencia de prensa realizada ayer, el presidente Mauricio Macri advirtió que "de la euforia que había en el mundo económico el viernes, a partir de encuestas equivocadas, veíamos gente que venía a invertir y comprar empresas. El día lunes, ante el resultado desfavorable al gobierno, hemos tenido un día muy malo".

"A partir de lo que pasó hoy en los mercados las cosas no van a mejorar. Tenemos que hacernos cargo. El problema mayor que tenemos los argentinos es que la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el mundo. No tiene la confianza necesaria para que la gente quiera invertir en el país", insistió el mandatario.

Así las cosas, la divisa internacional continúa sujeta al mercado pero también a las medidas que toma el Gobierno para frenar la corrida cambiaria. Este lunes el Banco Central de la República Argentina (BCRA) salió a intervenir para frenar la escalada y subió la tasa de referencia promedio en la primera licitación de las Letras de liquidez (Leliq) hasta un 74%, en un intento por hacer que los bancos se vuelquen a esas opción antes de correr detrás de la moneda norteamericana.

COMENTARIOS

El "efecto PASO" del dólar hizo que el lunes llegara a tocar los $60, pero este martes abrió a $55 y en pocos minutos volvió a subir. La incertidumbre sigue reinando en el mercado cambiario y se esperan políticas de contención por parte del Gobierno.