0221
0221

Vecinos de la zona norte denuncian que varios locales cerraron por el apagón de Edelap

Según dio a conocer la Asamblea de Vecinos del barrio El Rincón, serían varios los negocios de la zona que habrían bajado sus cortinas debido al apagón que afectó a la zona norte de la ciudad. La decisión fue tomada por los comerciantes a raíz de "las pérdidas de mercadería, sumada a la crisis económica que atraviesan".

El apagón de Edelap, que mantuvo en vilo a los vecinos de la zona norte de la ciudad, aún sigue generando problemas. Los integrantes de la Asamblea de Vecinos del barrio El Rincón denunciaron que distintos locales ubicados en Camino General Belgrano y 426 cerraron sus puertas como consecuencia del masivo corte de suministro.

"Esto es solo un ejemplo de la cantidad de vecinos afectades por el corte que nadie cuenta. Les pequeños comerciantes de los distintos barrios afectados por la falta de luz perdieron toda su mercadería, a lo cual se le suma el difícil momento económico que atraviesan", expresaron a través de una publicación en Facebook.

Consternados, los vecinos volvieron a reclamar respuestas del Estado. En esa línea, vale aclarar que aún no fue definida la multa que deberá pagar la empresa a cargo del servicio, pero la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires reveló días atrás que las pérdidas ocasionadas ascienden a casi mil millones de pesos. El organismo ya inició una demanda contra Edelap y reclama que se establezca un monto mínimo diario de resarcimiento de 8.000 pesos para los usuarios particulares y de 25.000 pesos para los comerciantes que se vieron afectados por el apagón que comenzó el 22 de junio pasado y duró cuatro días y medio.

"Todos los usuarios alcanzados por el corte de suministro de energía eléctrica sufrieron alteraciones en su vida cotidiana, con todo lo que ello conlleva, como problemas a la salud, la seguridad, el trabajo, etcétera. Edelap es la responsable de los daños y molestias causados por no brindar el suministro al cual está obligada”, sostuvo el titular de la Defensoría, Guido Lorenzino, al respecto de la denuncia.

El organismo considera que la empresa no solo no tiene derecho a cobrar, sino que debe responder en la medida de los perjuicios que la interrupción del servicio ocasionó, por lo que deberá resarcir a los usuarios por los daños causados. "Los servicios públicos no deben ser interrumpidos, algo que Edelap no cumplió. Es por eso que accionamos a favor de los usuarios, que además son los más necesitados de protección porque esta prestación está dada por empresas privadas que tienen un monopolio legal, lo que convierte a la población en clientes cautivos, dejándola sin libertad de decisión y elección, con la única opción de aceptar el servicio que le es impuesto o quedarse sin él", completó Lorenzino.

Lo cierto es que el corte que despertó el interés nacional, por la dramática situación que vivieron cerca de 80 mil platenses, todavía continúa generando problemas, aún cuando la luz ya regresó a los hogares.

Según dio a conocer la Asamblea de Vecinos del barrio El Rincón, serían varios los negocios de la zona que habrían bajado sus cortinas debido al apagón que afectó a la zona norte de la ciudad. La decisión fue tomada por los comerciantes a raíz de "las pérdidas de mercadería, sumada a la crisis económica que atraviesan".

04 de julio de 2019

El apagón de Edelap, que mantuvo en vilo a los vecinos de la zona norte de la ciudad, aún sigue generando problemas. Los integrantes de la Asamblea de Vecinos del barrio El Rincón denunciaron que distintos locales ubicados en Camino General Belgrano y 426 cerraron sus puertas como consecuencia del masivo corte de suministro.

"Esto es solo un ejemplo de la cantidad de vecinos afectades por el corte que nadie cuenta. Les pequeños comerciantes de los distintos barrios afectados por la falta de luz perdieron toda su mercadería, a lo cual se le suma el difícil momento económico que atraviesan", expresaron a través de una publicación en Facebook.

Consternados, los vecinos volvieron a reclamar respuestas del Estado. En esa línea, vale aclarar que aún no fue definida la multa que deberá pagar la empresa a cargo del servicio, pero la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires reveló días atrás que las pérdidas ocasionadas ascienden a casi mil millones de pesos. El organismo ya inició una demanda contra Edelap y reclama que se establezca un monto mínimo diario de resarcimiento de 8.000 pesos para los usuarios particulares y de 25.000 pesos para los comerciantes que se vieron afectados por el apagón que comenzó el 22 de junio pasado y duró cuatro días y medio.

"Todos los usuarios alcanzados por el corte de suministro de energía eléctrica sufrieron alteraciones en su vida cotidiana, con todo lo que ello conlleva, como problemas a la salud, la seguridad, el trabajo, etcétera. Edelap es la responsable de los daños y molestias causados por no brindar el suministro al cual está obligada”, sostuvo el titular de la Defensoría, Guido Lorenzino, al respecto de la denuncia.

El organismo considera que la empresa no solo no tiene derecho a cobrar, sino que debe responder en la medida de los perjuicios que la interrupción del servicio ocasionó, por lo que deberá resarcir a los usuarios por los daños causados. "Los servicios públicos no deben ser interrumpidos, algo que Edelap no cumplió. Es por eso que accionamos a favor de los usuarios, que además son los más necesitados de protección porque esta prestación está dada por empresas privadas que tienen un monopolio legal, lo que convierte a la población en clientes cautivos, dejándola sin libertad de decisión y elección, con la única opción de aceptar el servicio que le es impuesto o quedarse sin él", completó Lorenzino.

Lo cierto es que el corte que despertó el interés nacional, por la dramática situación que vivieron cerca de 80 mil platenses, todavía continúa generando problemas, aún cuando la luz ya regresó a los hogares.

COMENTARIOS

Según dio a conocer la Asamblea de Vecinos del barrio El Rincón, serían varios los negocios de la zona que habrían bajado sus cortinas debido al apagón que afectó a la zona norte de la ciudad. La decisión fue tomada por los comerciantes a raíz de "las pérdidas de mercadería, sumada a la crisis económica que atraviesan".