Garro busca en el Gabinete al nombre de confianza que encabece la lista de concejales
0221
0221

Garro busca en el Gabinete al nombre de confianza que encabece la lista de concejales

En las últimas horas se aceleraron las negociaciones y suben las acciones de dos integrantes de su equipo: Nelson Marino y Darío Ganduglia, uno de los cuales podría ser "el 1". ¿Cómo se intercalaría el radicalismo y cuáles podrían ser la sorpresas del armado oficialista en La Plata?

El intendente Julio Garro aceleró el paso para constituir el armado con el que enfrentará su intento reeleccionario con un horizonte claro y varios objetivos en función del escenario local y provincial. No se sabe a ciencia cierta si habrá anuncio antes del sábado, día del cierre de las listas, o si mantendrá alguna incógnita hasta ese momento. Lo que si se cree es que al momento el jefe comunal reforzó la idea de designar como cabeza de los concejales a alguien de confianza. En las últimas horas fueron varios los nombres que subieron y bajaron de ese sitio, sin embargo al final del día todo indica que el designado no saldrá de dos funcionarios de extrema confianza: el secretario de Gobierno Nelson Marino o el de Seguridad, Darío Ganduglia.

La película puede cambiar en lo que queda hasta el cierre y hay quienes en esa danza no descartan que vuelva a tallar Carolina Piparo, la diputada multifunción que también trabaja en el Ejecutivo en cuestiones de género y atención a las víctimas del delito y podría reforzar el voto duro. Tiene a su favor un nivel de conocimiento mucho más alto que los dos primeros, pero no cuenta con una simpatía interna plena.

El ex presidente del Concejo Deliberante Fernando Ponce tendría en Romina Cayón, dirigente de la juventud PRO y actual secretaria administrativa del Concejo, un lugar para su espacio asegurado, garantizando la paridad de género en los dos primeros lugares. El tercer lugar estaría reservado para un radical y el nombre dependerá de cómo cierra la lista de senadores provinciales.

Si el salvadorista Claudio Frangul, jefe de bloque de concejales, acepta candidatearse para la Legislatura en tercer orden, podría ser una posibilidad para Guillerrmo Ronga de asegurarse la reelección.

El cuarto lugar debiera ser para una mujer y ahí aparecen dos nombres. El de la funcionaria del PAMI Laura Barisone y el de la delegada de Villa Elisa, Virginia Pérez Cattáneo. Las posibilidades de la primera, ligada políticamente al secretario de Obras Públicas, el peronista Luis Barbier, crecen si se confirme que Nelson Marino encabeza la lista. Sería demasiado "pago" que también la delegada que le responde se sume a la nómina.

Por efecto Pichetto o no, el peronismo podría acceder a otro lugar con Nicolás Morzone, actual subsecretario de Espacios Públicos vinculado al monzoismo. Sus posibilidades dependen también del armado en el Senado y el futuro que allí tenga el actual legislador que va por la reelección, Gabriel Monzó. También es mencionado José “Pepe” Etchart Mandon, ligado a la Coalición Cívica, sector del que vence mandato Raquel Krakover.

Se supone que la sexta banca sería también radical, aunque la ley de paridad impondría a una mujer.

Aunque a esta altura de la semana la danza de nombre es oficiosa y tendrá carácter de trascendido hasta el cierre formal del sábado (salvo que medie una anuncio formal que por ahora no se vislumbra), aparece complicada la reelección de Julio Irurueta, uno de los alfiles del oficialismo a la hora de espadear en el recinto y las comisiones, contra las voces opositoras más virulentas. El edil había planteado en alguna oportunidad su interés de recalar en algún puesto ejecutivo y tal vez ésta sea la oportunidad.

TRES PUESTOS

En las últimas horas hubo varios rumores respecto de la lista de senadores de Juntos por el Cambio. Por un momento volvió a recobrar fuerza el posible pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal por su secretario general Fabián Perechodnik. Sin embargo todo indica que quien tiene asegurada la continuidad es Juan Pablo Allan, cabeza de uno de los sectores internos del PRO. 

No ocurriría lo mismo con Pilar Aylón. El contexto político es bien distinto al que se daba cuando fue designada y allí sigue latente la posibilidad de que la actual presidenta del Concejo, Ileana Cid emigre hacia el palacio legislativo. Pero eso dependerá de la evaluación que haga Garro de los costos/beneficios de sacar del deliberativo local a alguien que le reporta confianza. ¿La alternativa? Tiene que ser mujer y se habla de "una tapada" cuyo nombre se reservará hasta que se resuelva la situación de Cid.

El tercer lugar es otra incógnita y dependerá de cómo cierra el acuerdo con el radicalismo. Podría ser Frangul, en el marco del acuerdo Vidal-Salvador, o la posibilidad de Gabriel Monzó de ir por la reelección.

En las últimas horas se aceleraron las negociaciones y suben las acciones de dos integrantes de su equipo: Nelson Marino y Darío Ganduglia, uno de los cuales podría ser "el 1". ¿Cómo se intercalaría el radicalismo y cuáles podrían ser la sorpresas del armado oficialista en La Plata?

19 de junio de 2019

El intendente Julio Garro aceleró el paso para constituir el armado con el que enfrentará su intento reeleccionario con un horizonte claro y varios objetivos en función del escenario local y provincial. No se sabe a ciencia cierta si habrá anuncio antes del sábado, día del cierre de las listas, o si mantendrá alguna incógnita hasta ese momento. Lo que si se cree es que al momento el jefe comunal reforzó la idea de designar como cabeza de los concejales a alguien de confianza. En las últimas horas fueron varios los nombres que subieron y bajaron de ese sitio, sin embargo al final del día todo indica que el designado no saldrá de dos funcionarios de extrema confianza: el secretario de Gobierno Nelson Marino o el de Seguridad, Darío Ganduglia.

La película puede cambiar en lo que queda hasta el cierre y hay quienes en esa danza no descartan que vuelva a tallar Carolina Piparo, la diputada multifunción que también trabaja en el Ejecutivo en cuestiones de género y atención a las víctimas del delito y podría reforzar el voto duro. Tiene a su favor un nivel de conocimiento mucho más alto que los dos primeros, pero no cuenta con una simpatía interna plena.

El ex presidente del Concejo Deliberante Fernando Ponce tendría en Romina Cayón, dirigente de la juventud PRO y actual secretaria administrativa del Concejo, un lugar para su espacio asegurado, garantizando la paridad de género en los dos primeros lugares. El tercer lugar estaría reservado para un radical y el nombre dependerá de cómo cierra la lista de senadores provinciales.

Si el salvadorista Claudio Frangul, jefe de bloque de concejales, acepta candidatearse para la Legislatura en tercer orden, podría ser una posibilidad para Guillerrmo Ronga de asegurarse la reelección.

El cuarto lugar debiera ser para una mujer y ahí aparecen dos nombres. El de la funcionaria del PAMI Laura Barisone y el de la delegada de Villa Elisa, Virginia Pérez Cattáneo. Las posibilidades de la primera, ligada políticamente al secretario de Obras Públicas, el peronista Luis Barbier, crecen si se confirme que Nelson Marino encabeza la lista. Sería demasiado "pago" que también la delegada que le responde se sume a la nómina.

Por efecto Pichetto o no, el peronismo podría acceder a otro lugar con Nicolás Morzone, actual subsecretario de Espacios Públicos vinculado al monzoismo. Sus posibilidades dependen también del armado en el Senado y el futuro que allí tenga el actual legislador que va por la reelección, Gabriel Monzó. También es mencionado José “Pepe” Etchart Mandon, ligado a la Coalición Cívica, sector del que vence mandato Raquel Krakover.

Se supone que la sexta banca sería también radical, aunque la ley de paridad impondría a una mujer.

Aunque a esta altura de la semana la danza de nombre es oficiosa y tendrá carácter de trascendido hasta el cierre formal del sábado (salvo que medie una anuncio formal que por ahora no se vislumbra), aparece complicada la reelección de Julio Irurueta, uno de los alfiles del oficialismo a la hora de espadear en el recinto y las comisiones, contra las voces opositoras más virulentas. El edil había planteado en alguna oportunidad su interés de recalar en algún puesto ejecutivo y tal vez ésta sea la oportunidad.

TRES PUESTOS

En las últimas horas hubo varios rumores respecto de la lista de senadores de Juntos por el Cambio. Por un momento volvió a recobrar fuerza el posible pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal por su secretario general Fabián Perechodnik. Sin embargo todo indica que quien tiene asegurada la continuidad es Juan Pablo Allan, cabeza de uno de los sectores internos del PRO. 

No ocurriría lo mismo con Pilar Aylón. El contexto político es bien distinto al que se daba cuando fue designada y allí sigue latente la posibilidad de que la actual presidenta del Concejo, Ileana Cid emigre hacia el palacio legislativo. Pero eso dependerá de la evaluación que haga Garro de los costos/beneficios de sacar del deliberativo local a alguien que le reporta confianza. ¿La alternativa? Tiene que ser mujer y se habla de "una tapada" cuyo nombre se reservará hasta que se resuelva la situación de Cid.

El tercer lugar es otra incógnita y dependerá de cómo cierra el acuerdo con el radicalismo. Podría ser Frangul, en el marco del acuerdo Vidal-Salvador, o la posibilidad de Gabriel Monzó de ir por la reelección.

COMENTARIOS