0221
0221

VIDEO: Encontraron en Italia a uno de los curas acusado por los abusos en el Próvolo

Primati se pasea con tranquilidad en Europa y fue grabado un cronista italiano cuando salía de una iglesia en Verona. El hombre, de 83 años, trató de esquivar todas las preguntas que le realizaron y respondió: "Soy un hombre cualquiera de la calle". La Justicia argentina pidió su extradición para juzgarlo por diversos casos de abuso sexual ocurridos en La Plata.

Mientras la Justicia argentina trabaja para la extradición de Eliseo José Pirmati, el sacerdote de 83 años disfruta de una vida tranquila en Verona, Italia. El cura tiene pedido de detención en el marco de la causa que investiga presuntos abusos sexuales y corrupción de menores en el Instituto Próvolo de La Plata pero se da el lujo de ir a misa y caminar con total tranquilidad por las calles europeas.

 

El video fue filmado a la salida de la iglesia Santa Teresa degli Scalzi por un periodista del diario L'Espresso, quien reconoció al cura y no dudó en escracharlo. "Don Pirmati, ¿usted sabe que hay una solicitud de arresto en su contra en Argentina? ¿Tiene la intención de presentarse?", le preguntó al sacerdote, quien no pudo ocultar su sorpresa y solo atinó a contestar: "¿Quién es usted? No hagas estupideces”.

El italiano captó cada uno de los movimientos de Primatti y le recordó su situación procesal. "Quiero saber si usted tiene la intención de responder, ya que hay un pedido de detención… un pedido de arresto para usted por abusos sexuales a menores, corrupción de menores, de parte del poder judicial de argentina".

Ante la insistencia, Primati repetía una y otra vez: “No sé nada de estas cosas", "No tengo nada que ver con eso", "Soy un hombre cualquiera de la calle".

El pasado 23 de abril, el juez de Garantía Jorge Moya Panisello firmó la orden de arresto de Primati, quien está viviendo desde 2017 en un asilo de ancianos en Verona y por eso continúan trabajando en su extradición. El hombre de 83 años está imputado de abuso sexual simple agravado por su condición de culto religioso, en tres hechos; exhibiciones obscenas y promoción de facilitación de la corrupción de menores agravada.

Los allanamientos comenzaron el 6 de septiembre de 2018, cuando investigadores y agentes de la Policía Científica allanaron el Instituto Antonio Próvolo de 47 entre 25 y 26, donde irrumpieron para realizar un allanamiento en el marco de una causa por presuntos abusos a menores. El hecho causó conmoción en toda la comunidad, ya que es una reconocida institución privada platense, que tiene como objetivo la educación gratuita de niños con déficit auditivo y de lenguaje.

Primati se pasea con tranquilidad en Europa y fue grabado un cronista italiano cuando salía de una iglesia en Verona. El hombre, de 83 años, trató de esquivar todas las preguntas que le realizaron y respondió: "Soy un hombre cualquiera de la calle". La Justicia argentina pidió su extradición para juzgarlo por diversos casos de abuso sexual ocurridos en La Plata.

13 de junio de 2019

Mientras la Justicia argentina trabaja para la extradición de Eliseo José Pirmati, el sacerdote de 83 años disfruta de una vida tranquila en Verona, Italia. El cura tiene pedido de detención en el marco de la causa que investiga presuntos abusos sexuales y corrupción de menores en el Instituto Próvolo de La Plata pero se da el lujo de ir a misa y caminar con total tranquilidad por las calles europeas.

 

El video fue filmado a la salida de la iglesia Santa Teresa degli Scalzi por un periodista del diario L'Espresso, quien reconoció al cura y no dudó en escracharlo. "Don Pirmati, ¿usted sabe que hay una solicitud de arresto en su contra en Argentina? ¿Tiene la intención de presentarse?", le preguntó al sacerdote, quien no pudo ocultar su sorpresa y solo atinó a contestar: "¿Quién es usted? No hagas estupideces”.

El italiano captó cada uno de los movimientos de Primatti y le recordó su situación procesal. "Quiero saber si usted tiene la intención de responder, ya que hay un pedido de detención… un pedido de arresto para usted por abusos sexuales a menores, corrupción de menores, de parte del poder judicial de argentina".

Ante la insistencia, Primati repetía una y otra vez: “No sé nada de estas cosas", "No tengo nada que ver con eso", "Soy un hombre cualquiera de la calle".

El pasado 23 de abril, el juez de Garantía Jorge Moya Panisello firmó la orden de arresto de Primati, quien está viviendo desde 2017 en un asilo de ancianos en Verona y por eso continúan trabajando en su extradición. El hombre de 83 años está imputado de abuso sexual simple agravado por su condición de culto religioso, en tres hechos; exhibiciones obscenas y promoción de facilitación de la corrupción de menores agravada.

Los allanamientos comenzaron el 6 de septiembre de 2018, cuando investigadores y agentes de la Policía Científica allanaron el Instituto Antonio Próvolo de 47 entre 25 y 26, donde irrumpieron para realizar un allanamiento en el marco de una causa por presuntos abusos a menores. El hecho causó conmoción en toda la comunidad, ya que es una reconocida institución privada platense, que tiene como objetivo la educación gratuita de niños con déficit auditivo y de lenguaje.

COMENTARIOS

Primati se pasea con tranquilidad en Europa y fue grabado un cronista italiano cuando salía de una iglesia en Verona. El hombre, de 83 años, trató de esquivar todas las preguntas que le realizaron y respondió: "Soy un hombre cualquiera de la calle". La Justicia argentina pidió su extradición para juzgarlo por diversos casos de abuso sexual ocurridos en La Plata.