Se reaviva la polémica: concejales opositores piden volver a sesionar todas las semanas
0221
0221

Se reaviva la polémica: concejales opositores piden volver a sesionar todas las semanas

En septiembre pasado, en una votación que generó fuertes cruces porque algunas ediles dijeron no conocer lo que se ponía en tratamiento, se votó un cambio en el reglamento interno que estableció sesiones cada 15 días. Se alegaba que eso iba a agilizar el tratamiento de expedientes en las comisiones. Ahora los opositores dicen que esto no ocurrió y piden volver al viejo esquema.

La polémica por los días de sesión del Concejo Deliberante de La Plata vuelve a instalarse a partir de que un grupo de concejales opositores presentaron un proyecto de decreto para que vuelva a modificarse el reglamento interno para que se impongan cuatro sesiones por mes, es decir una por semana. Actualmente -y desde una modificación aprobada en septiembre del año pasado- se empezó a sesionar dos veces por mes, es decir cada 15 días. El pedido se hace con una mirada crítica respecto del funcionamiento del cuerpo, especialmente de las comisiones, ya que cuanto se modificó el esquema anteriormente se alegó que la idea era agilizar el despacho de expedientes.

La periodicidad de las sesiones viene siendo una cuestión polémica desde el mismo momento del cambio, ya que al menos dos concejalas, Victoria Tolosa Paz y Florencia Rollié dijeron que votaron sin conocer el contenido del expediente. Aquello ocurrió debido a que el expediente fue incorporado en acuerdo de los presidentes de los bloques en la reunión de labor legislativa y no habría sido comunicado al interior de las bancadas. Eso tuvo impacto especialmente en el interior del bloque kirchnerista con planteos de Tolosa Paz al titular de la bancada Gastón Castagneto.

Ahora es precisamente Rollié, la radical díscola en Cambiemos, la que presentó un proyecto para retrotraer las cosas a la sesión previa al 19 de septiembre, cuando se sesionaba todas las semanas. La acompañan tres de los cinco concejales de Unidad Ciudadana, Tolosa Paz, Cristian Vander y Norberto "Chucho" Gómez. Podría visualizarse una disidencia interna: no suman su firma Castagneto ni su madre Ana Herrán. También acompaña la concejal del Frente Renovador, Virginia Rodríguez.

EL CAMBIO

Los concejales proponen a través de un decreto cambiar el artículo 67º del Reglamento Interno que dirá, en caso de aprobarse: “El cuerpo se reunirá en sesión ordinaria cuatro veces al mes como mínimo, en el día y hora que se haya dispuesto en la Sesión Preparatoria, durante el período establecido por la Ley Orgánica Municipal”. El decreto vigente dice: "El cuerpo se reunirá en sesión ordinaria dos veces al mes como mínimo. El día y la hora establecida es el miércoles a las 11.

En los fundamentos recuerdan el decreto 223 del año pasado, aprobado de modo polémico. “Se adujo que favorecería a la dinámica del cuerpo y ello no ha ocurrido por cuanto la falta de dicha dinámica no tenía con sesionar semanalmente", dicen.

También recuerdan que sesionar cada 15 días les daría a los concejales más tiempo para elaborar y analizar los expedientes que llegarán a la siguiente sesión y “sin embargo la producción de despachos de las comisiones no se modificó en absoluto, quedando expresados los mismos a las necesidades explícitas del Departamento Ejecutivo, exclusivamente”.

Y apelan a la figura del ex presidente Fernando Ponce, quien “manifestara a los medios periodísticos en el momento de votarse el decreto que podrían usarse los días miércoles en los que no se sesione para avanzar en alguna de las comisiones de trabajo”.

Agregan: “Esto no sólo no ha ocurrido sino que se ha llegado al colmo de despachar temas fundamentales como la Rendición de Cuentas sin la presencia de ningún funcionario responsable de área, excepto el de Economía, como nunca antes había ocurrido en la historia del Concejo Deliberante”.

Y fundamentan el pedido para que vuelva a cambiarse la periodicidad en que “la situación de crisis existente en nuestra ciudad hace imperioso retornar al sistema de sesiones semanales como fuera siempre en la historia del Concejo Deliberante”.

En septiembre pasado, en una votación que generó fuertes cruces porque algunas ediles dijeron no conocer lo que se ponía en tratamiento, se votó un cambio en el reglamento interno que estableció sesiones cada 15 días. Se alegaba que eso iba a agilizar el tratamiento de expedientes en las comisiones. Ahora los opositores dicen que esto no ocurrió y piden volver al viejo esquema.

11 de junio de 2019

La polémica por los días de sesión del Concejo Deliberante de La Plata vuelve a instalarse a partir de que un grupo de concejales opositores presentaron un proyecto de decreto para que vuelva a modificarse el reglamento interno para que se impongan cuatro sesiones por mes, es decir una por semana. Actualmente -y desde una modificación aprobada en septiembre del año pasado- se empezó a sesionar dos veces por mes, es decir cada 15 días. El pedido se hace con una mirada crítica respecto del funcionamiento del cuerpo, especialmente de las comisiones, ya que cuanto se modificó el esquema anteriormente se alegó que la idea era agilizar el despacho de expedientes.

La periodicidad de las sesiones viene siendo una cuestión polémica desde el mismo momento del cambio, ya que al menos dos concejalas, Victoria Tolosa Paz y Florencia Rollié dijeron que votaron sin conocer el contenido del expediente. Aquello ocurrió debido a que el expediente fue incorporado en acuerdo de los presidentes de los bloques en la reunión de labor legislativa y no habría sido comunicado al interior de las bancadas. Eso tuvo impacto especialmente en el interior del bloque kirchnerista con planteos de Tolosa Paz al titular de la bancada Gastón Castagneto.

Ahora es precisamente Rollié, la radical díscola en Cambiemos, la que presentó un proyecto para retrotraer las cosas a la sesión previa al 19 de septiembre, cuando se sesionaba todas las semanas. La acompañan tres de los cinco concejales de Unidad Ciudadana, Tolosa Paz, Cristian Vander y Norberto "Chucho" Gómez. Podría visualizarse una disidencia interna: no suman su firma Castagneto ni su madre Ana Herrán. También acompaña la concejal del Frente Renovador, Virginia Rodríguez.

EL CAMBIO

Los concejales proponen a través de un decreto cambiar el artículo 67º del Reglamento Interno que dirá, en caso de aprobarse: “El cuerpo se reunirá en sesión ordinaria cuatro veces al mes como mínimo, en el día y hora que se haya dispuesto en la Sesión Preparatoria, durante el período establecido por la Ley Orgánica Municipal”. El decreto vigente dice: "El cuerpo se reunirá en sesión ordinaria dos veces al mes como mínimo. El día y la hora establecida es el miércoles a las 11.

En los fundamentos recuerdan el decreto 223 del año pasado, aprobado de modo polémico. “Se adujo que favorecería a la dinámica del cuerpo y ello no ha ocurrido por cuanto la falta de dicha dinámica no tenía con sesionar semanalmente", dicen.

También recuerdan que sesionar cada 15 días les daría a los concejales más tiempo para elaborar y analizar los expedientes que llegarán a la siguiente sesión y “sin embargo la producción de despachos de las comisiones no se modificó en absoluto, quedando expresados los mismos a las necesidades explícitas del Departamento Ejecutivo, exclusivamente”.

Y apelan a la figura del ex presidente Fernando Ponce, quien “manifestara a los medios periodísticos en el momento de votarse el decreto que podrían usarse los días miércoles en los que no se sesione para avanzar en alguna de las comisiones de trabajo”.

Agregan: “Esto no sólo no ha ocurrido sino que se ha llegado al colmo de despachar temas fundamentales como la Rendición de Cuentas sin la presencia de ningún funcionario responsable de área, excepto el de Economía, como nunca antes había ocurrido en la historia del Concejo Deliberante”.

Y fundamentan el pedido para que vuelva a cambiarse la periodicidad en que “la situación de crisis existente en nuestra ciudad hace imperioso retornar al sistema de sesiones semanales como fuera siempre en la historia del Concejo Deliberante”.

COMENTARIOS