Multas, bajada de la autopista en City Bell y paso bajo nivel: las definiciones de Garro
0221
0221

Multas, bajada de la autopista en City Bell y paso bajo nivel: las definiciones de Garro

El intendente volvió a repasar su gestión, en plena carrera por la reelección. Se refirió a dos obras claves en la ciudad y al tránsito platense, entre otros puntos.

El intendente Julio Garro volvió dejar varias definiciones, en el marco de un año electoral, donde irá por la relección. Volvió a hablar de todo, pero se destacaron tres puntos: la bajada de la autopista en City Bell, la obra del paso bajo nivel de 1 y 32 y las fotomultas. 

Con respecto al distribuidor que estará a la altura del kilómetro 42 de la Autopista La Plata-Buenos Aires, anticipó que los trabajos comenzarán en un mes y medio o dos. "Falta muy poco", dijo el jefe comunal en una entrevista con el programa "Todo no se puede" por FM Cielo

Como contó 0221.com.ar, trece empresas presentaron ofertas en el marco de la licitación pública para la construcción del enlace, ya son analizadas por la Comuna, mientras en paralelo se realizan los estudios de impacto ambiental correspondientes.  

"Hay mucha gente de Gonnet, Villa Elisa y City Bell que no va a usar el Centenario", agregó Garro sobre la nueva bajada, cuyas tareas tendrán un plazo de 540 días y una inversión total de $570 millones más IVA, llevada adelante con la concesionaria vial estatal AUBASA, y que beneficiará a miles de vecinos y vecinas de la zona norte de la ciudad.

Siguiendo con las obras, se refirió también al paso bajo a nivel de 1 y 32, a la que se oponen las y los vecinos de la zona, que ya realizaron varias protestan en contra de la iniciativa.  


"No se podía modificar el proyecto, ya estaba aprobado así. Si se cambiaba se caía", aseguró el intendente de La Plata sobre los trabajos que avanzan a paso acelerado y comienzan a perfilarse en el tramo del lado del Barrio Hipódromo, donde la rambla ya fue totalmente intervenida. 

Después de la licitación, el control de la obra es llevada adelante por el Ministerio de Transporte de Nación, pero el proyecto en cuestión fue elaborado en la facultad de Ingeniería de la UNLP en 2016. Como fundamento del proyecto, los profesionales de la UNLP se basaron en la necesidad de permitir que la circulación vehicular en la zona no se vea interrumpida por las barreras ferroviarias, especialmente si aumenta la frecuencia de las formaciones electrificadas. 

"Nunca se frena el tren, se hace todo por abajo. Primero se hace una mano, luego la otra", explicó sobre los trabajos y los esquemas de circulación alternativos para la zona. En ese sentido, indicó que se transformará la avenida 32 en doble mano entre las calles 3 y 116

Los esquemas presentados por los ingenieros contemplan que las dos manos de la avenida 32 pasen por debajo de las vías. Y el descenso será en rampas de unos 200 metros de largo de uno y otro lado, cada una con tres carriles. La obra está contemplada en 260 días de trabajo y contempla la construcción de dársenas, guard-rails, calzadas y separadores. Del lado del casco urbano se abrirá el espacio verde a la altura de 4 para habilitar un retorno. Y se colocarán semáforos, cámaras de seguridad y señalización complementaria. 

"Quiero ser claro. Me hubiese encantado soterrar el tren, pero salía mil millones de dólares. Esta obra cuesta 200, es importante, no de las más deseadas pero sí necesitadas", confesó Garro. 

Otro de los temas que no esquivó fue el de las fotomultas. Las cámaras y radares ya fueron instalados en distintos puntos de La Plata y ya comenzaron a captar infracciones. 

"En el último mes se registraron 11.000 infracciones, que no se van a multar. Se están sacando las fotos", aclaró el intendente sobre la puesta en marcha de los aparatos, que se colocaron en 30 puntos. Se trata de avenidas y arterias claves, como así accesos a la ciudad, en los que estarán enfocadas. 

Captan sede cruces de semáforos en rojo, excesos de velocidad, la doble fila, el uso de teléfono celular mientras se conduce, como así también la obstrucción de rampas para personas con discapacidad. 

"Hay que lograr tomar conciencia y que no haya una sola multa. Los platenses tenemos la costumbre de estacionar en la puerta del colegio, en la puerta de la carnicería o de la verdulería", apuntó. Y, ya en el cierre, volvió a recalcar la necesidad y la importancia de caminar para evitar congestiones vehiculares: "Hay que caminar. Estamos creciendo, somos una sociedad que tiene en promedio dos autos por familia. El otro día fui caminando de 7 y 32 al municipio, todos los días hago una caminata de esas".

El intendente volvió a repasar su gestión, en plena carrera por la reelección. Se refirió a dos obras claves en la ciudad y al tránsito platense, entre otros puntos.

15 de mayo de 2019

El intendente Julio Garro volvió dejar varias definiciones, en el marco de un año electoral, donde irá por la relección. Volvió a hablar de todo, pero se destacaron tres puntos: la bajada de la autopista en City Bell, la obra del paso bajo nivel de 1 y 32 y las fotomultas. 

Con respecto al distribuidor que estará a la altura del kilómetro 42 de la Autopista La Plata-Buenos Aires, anticipó que los trabajos comenzarán en un mes y medio o dos. "Falta muy poco", dijo el jefe comunal en una entrevista con el programa "Todo no se puede" por FM Cielo

Como contó 0221.com.ar, trece empresas presentaron ofertas en el marco de la licitación pública para la construcción del enlace, ya son analizadas por la Comuna, mientras en paralelo se realizan los estudios de impacto ambiental correspondientes.  

"Hay mucha gente de Gonnet, Villa Elisa y City Bell que no va a usar el Centenario", agregó Garro sobre la nueva bajada, cuyas tareas tendrán un plazo de 540 días y una inversión total de $570 millones más IVA, llevada adelante con la concesionaria vial estatal AUBASA, y que beneficiará a miles de vecinos y vecinas de la zona norte de la ciudad.

Siguiendo con las obras, se refirió también al paso bajo a nivel de 1 y 32, a la que se oponen las y los vecinos de la zona, que ya realizaron varias protestan en contra de la iniciativa.  


"No se podía modificar el proyecto, ya estaba aprobado así. Si se cambiaba se caía", aseguró el intendente de La Plata sobre los trabajos que avanzan a paso acelerado y comienzan a perfilarse en el tramo del lado del Barrio Hipódromo, donde la rambla ya fue totalmente intervenida. 

Después de la licitación, el control de la obra es llevada adelante por el Ministerio de Transporte de Nación, pero el proyecto en cuestión fue elaborado en la facultad de Ingeniería de la UNLP en 2016. Como fundamento del proyecto, los profesionales de la UNLP se basaron en la necesidad de permitir que la circulación vehicular en la zona no se vea interrumpida por las barreras ferroviarias, especialmente si aumenta la frecuencia de las formaciones electrificadas. 

"Nunca se frena el tren, se hace todo por abajo. Primero se hace una mano, luego la otra", explicó sobre los trabajos y los esquemas de circulación alternativos para la zona. En ese sentido, indicó que se transformará la avenida 32 en doble mano entre las calles 3 y 116

Los esquemas presentados por los ingenieros contemplan que las dos manos de la avenida 32 pasen por debajo de las vías. Y el descenso será en rampas de unos 200 metros de largo de uno y otro lado, cada una con tres carriles. La obra está contemplada en 260 días de trabajo y contempla la construcción de dársenas, guard-rails, calzadas y separadores. Del lado del casco urbano se abrirá el espacio verde a la altura de 4 para habilitar un retorno. Y se colocarán semáforos, cámaras de seguridad y señalización complementaria. 

"Quiero ser claro. Me hubiese encantado soterrar el tren, pero salía mil millones de dólares. Esta obra cuesta 200, es importante, no de las más deseadas pero sí necesitadas", confesó Garro. 

Otro de los temas que no esquivó fue el de las fotomultas. Las cámaras y radares ya fueron instalados en distintos puntos de La Plata y ya comenzaron a captar infracciones. 

"En el último mes se registraron 11.000 infracciones, que no se van a multar. Se están sacando las fotos", aclaró el intendente sobre la puesta en marcha de los aparatos, que se colocaron en 30 puntos. Se trata de avenidas y arterias claves, como así accesos a la ciudad, en los que estarán enfocadas. 

Captan sede cruces de semáforos en rojo, excesos de velocidad, la doble fila, el uso de teléfono celular mientras se conduce, como así también la obstrucción de rampas para personas con discapacidad. 

"Hay que lograr tomar conciencia y que no haya una sola multa. Los platenses tenemos la costumbre de estacionar en la puerta del colegio, en la puerta de la carnicería o de la verdulería", apuntó. Y, ya en el cierre, volvió a recalcar la necesidad y la importancia de caminar para evitar congestiones vehiculares: "Hay que caminar. Estamos creciendo, somos una sociedad que tiene en promedio dos autos por familia. El otro día fui caminando de 7 y 32 al municipio, todos los días hago una caminata de esas".

COMENTARIOS