El Lobo mostró un gran carácter, dio vuelta el partido con uno menos y pasó a octavos
0221
0221

El Lobo mostró un gran carácter, dio vuelta el partido con uno menos y pasó a octavos

El equipo del Indio Ortiz ganó 3 a 1 con dos goles del Tanque Silva y uno de Piovi. El Tripero no tenía una parada fácil ya que había perdido 1 a 0 jugando como local pero en Rosario dio una verdadera muestra de carácter, sobre todo después de la expulsión de Lorenzo Faravelli. Ahora, se enfrentará a Defensa y Justicia en la próxima instancia de la Copa de la Superliga. 

Los primeros 15 minutos de partido, Newell’s trató de convertirse en protagonista, con mayor presencia en la mitad de la cancha y manejando el control del balón, sin embargo careció de profundidad. A partir de los 25 minutos, la cancha se inclinó a favor del Lobo, que tuvo las más claras.

Más allá de esta situación, el local tuvo la primera aproximación en los pies de Maxi Rodríguez, en el amanecer del encuentro. El experimentado jugador entró al área por izquierda, con pelota dominada, y remató de zurda. La pelota salió desviada a un lado del palo izquierdo de Alexis Martín Arias.

A los 19, el Lobo respondió a través de Brian Mansilla, quien recibió una pelota de Jan Hurtado en la medialuna del área y disparó por abajo. El balón salió por línea de fondo pero cerca del arco defendido por Alan Aguerre.

Siete minutos más tarde, el Tripero aprovechó una distracción en el fondo de la Lepra y jugó rápido un tiro libre en tres cuartos de cancha. La pelota quedó en los pies de Hurtado que, abierto por izquierda, pateó directamente al arco. Aguerre tapó y desvió el balón hacia un costado, la caída de su portería.

A los 29, Lucas Licht volvió a utilizar la izquierda para atacar y envió un centro venenoso que Horacio Tijanovich conectó de cabeza. El balón se fue rozando el caño del arquero local.

Recién a los 38 cambiaría la historia. Newell’s atacó con gran cantidad de gente, Braian Rivero envió un centro al área y Maxi, anticipándose a toda la defensa, peinó la pelota, cambiándole la trayectoria y complicándole la vida a Martín Arias, que nada pudo hacer para evitar el gol.

A los trece del segundo tiempo, el partido tuvo una importante polémica, cuando Diego Abal no le cobró un claro penal a Hurtado, quien entró al área palmo a palmo con un defensor de la Lepra que terminó sacándolo con un brazo, provocando su caída. Para el árbitro, no fue nada.

Sin desanimarse, el Lobo fue para adelante como una tromba y llegó al empate un minuto después. Tijanovich mandó un centro desde la derecha, el Tanque Silva se anticipó a todos y conectó la pelota al fondo de la red para desatar la euforia de los triperos.

A los 25, Hurtado fue nuevamente protagonista, apiló a tres rivales en su camino, de izquierda hacia el centro, y remató de derecha. La pelota se fue apenas desviada, pero sin dudas paralizó los corazones de la parcialidad local.

Cuatro minutos después, en una gran jugada colectiva, Gonzalo Piovi remató de zurda desde afuera del área y venció la resistencia de Aguerre. Golazo del Lobo y 2 a 1 para llevar tranquilidad.

A cinco minutos del final, Gimnasia se encontró con un penal que el Tanque convirtió en gol, dándole la victoria al Tripero y asegurando su pase a los octavos de final de la Copa de la Superliga. 

El equipo del Indio Ortiz ganó 3 a 1 con dos goles del Tanque Silva y uno de Piovi. El Tripero no tenía una parada fácil ya que había perdido 1 a 0 jugando como local pero en Rosario dio una verdadera muestra de carácter, sobre todo después de la expulsión de Lorenzo Faravelli. Ahora, se enfrentará a Defensa y Justicia en la próxima instancia de la Copa de la Superliga. 

21 de abril de 2019

Los primeros 15 minutos de partido, Newell’s trató de convertirse en protagonista, con mayor presencia en la mitad de la cancha y manejando el control del balón, sin embargo careció de profundidad. A partir de los 25 minutos, la cancha se inclinó a favor del Lobo, que tuvo las más claras.

Más allá de esta situación, el local tuvo la primera aproximación en los pies de Maxi Rodríguez, en el amanecer del encuentro. El experimentado jugador entró al área por izquierda, con pelota dominada, y remató de zurda. La pelota salió desviada a un lado del palo izquierdo de Alexis Martín Arias.

A los 19, el Lobo respondió a través de Brian Mansilla, quien recibió una pelota de Jan Hurtado en la medialuna del área y disparó por abajo. El balón salió por línea de fondo pero cerca del arco defendido por Alan Aguerre.

Siete minutos más tarde, el Tripero aprovechó una distracción en el fondo de la Lepra y jugó rápido un tiro libre en tres cuartos de cancha. La pelota quedó en los pies de Hurtado que, abierto por izquierda, pateó directamente al arco. Aguerre tapó y desvió el balón hacia un costado, la caída de su portería.

A los 29, Lucas Licht volvió a utilizar la izquierda para atacar y envió un centro venenoso que Horacio Tijanovich conectó de cabeza. El balón se fue rozando el caño del arquero local.

Recién a los 38 cambiaría la historia. Newell’s atacó con gran cantidad de gente, Braian Rivero envió un centro al área y Maxi, anticipándose a toda la defensa, peinó la pelota, cambiándole la trayectoria y complicándole la vida a Martín Arias, que nada pudo hacer para evitar el gol.

A los trece del segundo tiempo, el partido tuvo una importante polémica, cuando Diego Abal no le cobró un claro penal a Hurtado, quien entró al área palmo a palmo con un defensor de la Lepra que terminó sacándolo con un brazo, provocando su caída. Para el árbitro, no fue nada.

Sin desanimarse, el Lobo fue para adelante como una tromba y llegó al empate un minuto después. Tijanovich mandó un centro desde la derecha, el Tanque Silva se anticipó a todos y conectó la pelota al fondo de la red para desatar la euforia de los triperos.

A los 25, Hurtado fue nuevamente protagonista, apiló a tres rivales en su camino, de izquierda hacia el centro, y remató de derecha. La pelota se fue apenas desviada, pero sin dudas paralizó los corazones de la parcialidad local.

Cuatro minutos después, en una gran jugada colectiva, Gonzalo Piovi remató de zurda desde afuera del área y venció la resistencia de Aguerre. Golazo del Lobo y 2 a 1 para llevar tranquilidad.

A cinco minutos del final, Gimnasia se encontró con un penal que el Tanque convirtió en gol, dándole la victoria al Tripero y asegurando su pase a los octavos de final de la Copa de la Superliga. 

COMENTARIOS