Denuncian persecución gremial a los choferes presos de la línea Este y preparan una marcha
0221
0221

Denuncian persecución gremial a los choferes presos de la línea Este y preparan una marcha

Choferes de la empresa junto a dirigentes políticos y gremiales reclamaron la inmediata libertad de los trabajadores del transporte automotor detenidos el 3 de abril, en una causa paralizada durante dos años y en la previa de una marcha nacional contra Cambiemos.

Trabajadores del transporte automotor junto a dirigentes gremiales y políticos reclamaron la “inmediata libertad” de  Pablo Varriano, Emanuel Lázaro, Luciano Fiocchi y Sebastián Mac Dougall, los cuatro choferes de la línea de micros Este de La Plata que fueron detenidos el pasado miércoles 3 de abril a la noche y quedaron formalmente procesados por los delitos de “coacción agravada y daños en concurso real”.

En conferencia de prensa desarrollada en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) el anfitrión Oscar de Isasi denunció  “maniobras del poder judicial, el Gobierno y autoridades de la empresa que quieren aleccionar a los trabajadores que luchan por dignificar la fuente laboral".

"Los chicos nunca pisaron una comisaría, son laburantes" dijo Lorena esposa de Luciano Fiocchi e integrante de la Comisión por la Libertad de los choferes detenidos.

Los expertos del volante trabajaron en la Línea Este hasta el año 2017 cuando comenzaron los despidos. Estaban allegados a una línea gremial interna “El Bondi” de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) La Plata, disidente de la conducción que encabeza desde hace décadas el histórico sindicalista Oscar “Puchero” Pedroza.

La línea Este es explotada por la empresa Unión Platense, propiedad del empresario Omar Corbelli, el mayor empresario del rubro en La Plata. La semana pasada la empresa llamó a choferes para aumentar el plantel de trabajadores. "Hoy Unión Platense busca nuevos choferes y a nosotros no nos reincorporan, es la metodología de ellos. Usan a los trabajadores 2 o 3 meses y los descartan" insistió un ex trabajador del volante despedido por reclamar por sus derechos laborales.

Durante la rueda de prensa se anunció una movilización para este martes 16 de abril, a las 17:00 horas, en plaza Moreno para llevar sus reclamos ante la Municipalidad de La Plata, encargada de controlar el servicio de transporte público.

Un dato llamativo: las detenciones se consumaron en la noche del miércoles 3 de abril pasado, en las horas previas a la marcha de gremios y movimientos sociales en La Plata en reclamo de una nuevo plan económico para Argentina y por un plan de lucha y paro en el ámbito nacional. En ese marco se ejecutaron los arrestos, en una nueva muestra de tiempismo político y judicial.

Según la intencionada versión policial, los implicados están acusados de haber pinchado las ruedas de varias unidades interrumpiendo el servicio en el marco de una huelga.

La semana pasada la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata confirmó las detenciones de los acusados al rechazar un hábeas corpus y desde el juzgado de Garantías sostuvieron la figura de coacción agravada.

La cuota política dijo presente con la presencia de tres dirigentes de partidos de izquierda: Luana Simioni, Eric Simonetti y Francisco Torres, mientras que resultó llamativa la ausencia de dirigentes del Partido Justicialista de La Plata.

 

Choferes de la empresa junto a dirigentes políticos y gremiales reclamaron la inmediata libertad de los trabajadores del transporte automotor detenidos el 3 de abril, en una causa paralizada durante dos años y en la previa de una marcha nacional contra Cambiemos.

15 de abril de 2019

Trabajadores del transporte automotor junto a dirigentes gremiales y políticos reclamaron la “inmediata libertad” de  Pablo Varriano, Emanuel Lázaro, Luciano Fiocchi y Sebastián Mac Dougall, los cuatro choferes de la línea de micros Este de La Plata que fueron detenidos el pasado miércoles 3 de abril a la noche y quedaron formalmente procesados por los delitos de “coacción agravada y daños en concurso real”.

En conferencia de prensa desarrollada en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) el anfitrión Oscar de Isasi denunció  “maniobras del poder judicial, el Gobierno y autoridades de la empresa que quieren aleccionar a los trabajadores que luchan por dignificar la fuente laboral".

"Los chicos nunca pisaron una comisaría, son laburantes" dijo Lorena esposa de Luciano Fiocchi e integrante de la Comisión por la Libertad de los choferes detenidos.

Los expertos del volante trabajaron en la Línea Este hasta el año 2017 cuando comenzaron los despidos. Estaban allegados a una línea gremial interna “El Bondi” de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) La Plata, disidente de la conducción que encabeza desde hace décadas el histórico sindicalista Oscar “Puchero” Pedroza.

La línea Este es explotada por la empresa Unión Platense, propiedad del empresario Omar Corbelli, el mayor empresario del rubro en La Plata. La semana pasada la empresa llamó a choferes para aumentar el plantel de trabajadores. "Hoy Unión Platense busca nuevos choferes y a nosotros no nos reincorporan, es la metodología de ellos. Usan a los trabajadores 2 o 3 meses y los descartan" insistió un ex trabajador del volante despedido por reclamar por sus derechos laborales.

Durante la rueda de prensa se anunció una movilización para este martes 16 de abril, a las 17:00 horas, en plaza Moreno para llevar sus reclamos ante la Municipalidad de La Plata, encargada de controlar el servicio de transporte público.

Un dato llamativo: las detenciones se consumaron en la noche del miércoles 3 de abril pasado, en las horas previas a la marcha de gremios y movimientos sociales en La Plata en reclamo de una nuevo plan económico para Argentina y por un plan de lucha y paro en el ámbito nacional. En ese marco se ejecutaron los arrestos, en una nueva muestra de tiempismo político y judicial.

Según la intencionada versión policial, los implicados están acusados de haber pinchado las ruedas de varias unidades interrumpiendo el servicio en el marco de una huelga.

La semana pasada la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata confirmó las detenciones de los acusados al rechazar un hábeas corpus y desde el juzgado de Garantías sostuvieron la figura de coacción agravada.

La cuota política dijo presente con la presencia de tres dirigentes de partidos de izquierda: Luana Simioni, Eric Simonetti y Francisco Torres, mientras que resultó llamativa la ausencia de dirigentes del Partido Justicialista de La Plata.

 

COMENTARIOS