Rechazaron el pedido de excarcelación y los choferes de la Este seguirán detenidos
0221
0221

Los choferes de la Este seguirán detenidos tras el rechazo del hábeas corpus

La Cámara de Apelaciones de La Plata rechazó el planteo de la defensa y el juez de Garantías la excarcelación extraordinaria. Masiva marcha en la sede del fuero penal en reclamo de la libertad de los trabajadores detenidos.

Los cuatro choferes de la línea Este detenidos el pasado miércoles 3 de abril por la noche seguirán tras las rejas luego de que la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata rechazara el hábeas corpus al tiempo que confirmó la acusación por “coacción agravada” delito cuya pena en expectativa está tasada entre 5 y 10 años de prisión, confirmaron fuentes judiciales a 0221.com.ar.

Tras las detenciones de Pablo Varriano, Emanuel Lázaro, Luciano Fiocchi y Sebastián Mac Dougall, llegó el turno de los procesamientos, momento en que los acusados se llamaron a silencio e hicieron uso del derecho a no declarar sin que eso implique presunción de culpabilidad en su contra.

Sorteado ese paso procesal los abogados defensores Rolando Sberna y Eduardo Curutchet desplegaron sus armas legales para que los procesados transiten la causa en libertad, pero, hasta el momento, ninguno de los planteos prosperó.

La fiscal Virginia Bravo tiene hasta 30 días corridos desde el momento de la detención para solicitar, o no, la prisión preventiva de los cuatro detenidos, quienes podrían llegar al juicio oral privados de su libertad como uno de los escenarios posibles.

Los expertos del volante trabajaron en la Línea Este hasta el año 2016 cuando comenzaron los despidos. Estaban allegados a una línea gremial interna de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) La Plata, disidente de la conducción que encabeza desde hace décadas el histórico dirigente Oscar “Puchero” Pedroza.

El conflicto gremial, del que formaron parte los detenidos, se generó por un reclamo de mejores condiciones laborales y en repudio a despidos y cesantías de la empresa “El Expreso”, licenciataria de la Línea Este, cuyo titular es el empresario Omar Corbelli.

Un dato llamativo: las detenciones se consumaron en la noche del miércoles 3 de abril pasado, en las horas previas a la marcha de gremios y movimientos sociales en La Plata en reclamo de una nuevo plan económico para Argentina y por un plan de lucha y paro en el ámbito nacional.

Según la intencionada versión policial, los implicados están acusados de haber pinchado las ruedas de varias unidades e interrumpido el servicio en el marco de una huelga.

CALLE Y TURBULENCIAS

El mediodía de este miércoles 10 de abril mostró un paisaje agitado en la sede del fuero Penal de La Plata. Desde minutos antes de las 12:00 horas, manifestantes cortaron el tránsito y protagonizaron una protesta en reclamo por la libertad de los trabajadores del volante.

Distintas personalidades del mundo gremial y la política se hicieron presentes. Se anotaron la precandidata presidencial por el MST, Celeste Fierro; el líder de los metrodelegados Roberto “Beto” Pianelli (trabajadores del subte); el titular del gremio de Televisión (SATSAID La Plata), Darío Micheletti, representantes del Sindicato de Prensa Bonaerense (Siprebo) y estatales nucleados en ATE.

Los gremios mencionados, junto con AATTRAC (trabajadores de radios), canillitas, municipales de La Plata, gráficos, UTEDyC, portuarios, cárnicos, curtidores, textiles, docentes privados y control y permanencia, emitieron un comunicado en consideraron “injustas” a las detenciones que se dieron “por una causa judicial iniciada en el marco de un legítimo reclamo laboral ante un conflicto con la patronal.”

“El conjunto de las y los trabajadores repudiamos lo sucedido y alzamos la voz: No vamos a callar ante la utilización del poder Judicial como herramienta de presión, amedrentamiento y persecución a las y los trabajadores que reclaman sus derechos laborales”, expresaron en el comunicado leído desde la plataforma de un camión que sirvió como escenario para los duros discursos contra lo que consideran la criminalización de la protesta gremial.

La Cámara de Apelaciones de La Plata rechazó el planteo de la defensa y el juez de Garantías la excarcelación extraordinaria. Masiva marcha en la sede del fuero penal en reclamo de la libertad de los trabajadores detenidos.

10 de abril de 2019

Los cuatro choferes de la línea Este detenidos el pasado miércoles 3 de abril por la noche seguirán tras las rejas luego de que la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata rechazara el hábeas corpus al tiempo que confirmó la acusación por “coacción agravada” delito cuya pena en expectativa está tasada entre 5 y 10 años de prisión, confirmaron fuentes judiciales a 0221.com.ar.

Tras las detenciones de Pablo Varriano, Emanuel Lázaro, Luciano Fiocchi y Sebastián Mac Dougall, llegó el turno de los procesamientos, momento en que los acusados se llamaron a silencio e hicieron uso del derecho a no declarar sin que eso implique presunción de culpabilidad en su contra.

Sorteado ese paso procesal los abogados defensores Rolando Sberna y Eduardo Curutchet desplegaron sus armas legales para que los procesados transiten la causa en libertad, pero, hasta el momento, ninguno de los planteos prosperó.

La fiscal Virginia Bravo tiene hasta 30 días corridos desde el momento de la detención para solicitar, o no, la prisión preventiva de los cuatro detenidos, quienes podrían llegar al juicio oral privados de su libertad como uno de los escenarios posibles.

Los expertos del volante trabajaron en la Línea Este hasta el año 2016 cuando comenzaron los despidos. Estaban allegados a una línea gremial interna de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) La Plata, disidente de la conducción que encabeza desde hace décadas el histórico dirigente Oscar “Puchero” Pedroza.

El conflicto gremial, del que formaron parte los detenidos, se generó por un reclamo de mejores condiciones laborales y en repudio a despidos y cesantías de la empresa “El Expreso”, licenciataria de la Línea Este, cuyo titular es el empresario Omar Corbelli.

Un dato llamativo: las detenciones se consumaron en la noche del miércoles 3 de abril pasado, en las horas previas a la marcha de gremios y movimientos sociales en La Plata en reclamo de una nuevo plan económico para Argentina y por un plan de lucha y paro en el ámbito nacional.

Según la intencionada versión policial, los implicados están acusados de haber pinchado las ruedas de varias unidades e interrumpido el servicio en el marco de una huelga.

CALLE Y TURBULENCIAS

El mediodía de este miércoles 10 de abril mostró un paisaje agitado en la sede del fuero Penal de La Plata. Desde minutos antes de las 12:00 horas, manifestantes cortaron el tránsito y protagonizaron una protesta en reclamo por la libertad de los trabajadores del volante.

Distintas personalidades del mundo gremial y la política se hicieron presentes. Se anotaron la precandidata presidencial por el MST, Celeste Fierro; el líder de los metrodelegados Roberto “Beto” Pianelli (trabajadores del subte); el titular del gremio de Televisión (SATSAID La Plata), Darío Micheletti, representantes del Sindicato de Prensa Bonaerense (Siprebo) y estatales nucleados en ATE.

Los gremios mencionados, junto con AATTRAC (trabajadores de radios), canillitas, municipales de La Plata, gráficos, UTEDyC, portuarios, cárnicos, curtidores, textiles, docentes privados y control y permanencia, emitieron un comunicado en consideraron “injustas” a las detenciones que se dieron “por una causa judicial iniciada en el marco de un legítimo reclamo laboral ante un conflicto con la patronal.”

“El conjunto de las y los trabajadores repudiamos lo sucedido y alzamos la voz: No vamos a callar ante la utilización del poder Judicial como herramienta de presión, amedrentamiento y persecución a las y los trabajadores que reclaman sus derechos laborales”, expresaron en el comunicado leído desde la plataforma de un camión que sirvió como escenario para los duros discursos contra lo que consideran la criminalización de la protesta gremial.

COMENTARIOS