0221
0221

El Princesa, la vieja catedral cultural renace en La Plata

De la mano del grupo ABES, la histórica sala de teatro de diagonal 74 será recuperada, para convertirse en un nuevo centro cultural y gastronómico de la ciudad, emplazado en un lugar clave para el acceso. Mantendrá su riquísimo valor arquitectónico y patrimonial para todos los platenses. 

Pocos inmuebles son capaces de contener un acervo de memoria colectiva tan variada y profunda como “El Princesa”, en diagonal 74 entre 40 y 41. En sus inicios, con su mística, sus fantasmas y su misterio a cuestas, el emblemático gigante supo albergar sucesivamente un templo masónico, una mutual italiana pionera, una pista de baile de tango, un cine popular, un improbable astillero y un espacio teatral experimental. Como capas de cebolla cada momento histórico se superpuso al anterior con igual esplendor.


Un trozo de la historia de la ciudad se condensa en el inmenso edificio, columnas imponentes que remiten a los griegos, enormes portones de madera y un enrejado oxidado aportan un halo de misterio a la añeja construcción que parece hoy abandonada.

Catalogado con “grado de protección estructural” por la Municipalidad de La Plata, el edificio se encuentra enclavado en un lote de 1300 m2 con acceso por diagonal 74 y por calle 4. No puede ser demolido y cada intervención a la que se lo someta debe ser estudiada y autorizada expresamente por la Comuna.

En este sentido, a fines de 2004 se sancionó una ordenanza declarando al teatro “de interés histórico” por su “valor testimonial”.

En la actualidad el grupo desarrollador ABES y FINANPRO, dos importantes empresas locales, se unieron para llevar adelante el proyecto de puesta en valor y refuncionalización de “El Princesa”, para beneficio principalmente de toda la comunidad platense.

EL PROYECTO

La idea es restaurar el inmueble que da a diagonal 74. Para eso, se trabajará en conjunto con la Municipalidad para determinar el alcance de la restauración, siguiendo protocolos internacionales. El edificio tendrá una sala de teatro de 30 metros de largo por 12 de ancho y 10 de alto.

En la sala se podrá disfrutar de obras teatrales, conciertos, recitales y otros espectáculos en los que la función se podrá combinar con una experiencia gastronómica o coctelería de primer nivel.

Al costado de la sala se desarrollará un bar speakeasy temático, que contará la historia de este inmueble, que cumple 130 años. Originalmente, esta área era un buffet que en 1920 fue reemplazado por salas de consultorio, donde el mismísimo doctor Rodolfo Rossi atendía.

Sobre calle 4 se construirá un anexo de tres niveles que sumará salas de exposición, salas para talleres polivalentes, aulas, salas de microteatro, sala para exposiciones audiovisuales y un espacio gastronómico temático cultural. En su conjunto todo  “El Princesa” contribuye a su función principal: un teatro experimental donde las variadas puestas en escena inéditas con escenarios y público mezclados por todos lados configurara un espacio cultural multidisciplinario, donde la producción artística local sea mayoritariamente dominante como correspondería a “La Plata, la ciudad del conocimiento”.

La idea sobre el anexo a construir es que la misma intervención configure un proceso totalmente reversible, se utilizarán materiales secos, paneles y placas, todo sostenido por elementos metálicos, ya que todo esto originalmente no fue concebido para ser utilizado de esta nueva manera, quizás esta nueva operación pueda repetirse en un futuro. Lo nuevo solo puede existir para exaltar lo antiguo.

De la mano del grupo ABES, la histórica sala de teatro de diagonal 74 será recuperada, para convertirse en un nuevo centro cultural y gastronómico de la ciudad, emplazado en un lugar clave para el acceso. Mantendrá su riquísimo valor arquitectónico y patrimonial para todos los platenses. 

17 de marzo de 2019

Pocos inmuebles son capaces de contener un acervo de memoria colectiva tan variada y profunda como “El Princesa”, en diagonal 74 entre 40 y 41. En sus inicios, con su mística, sus fantasmas y su misterio a cuestas, el emblemático gigante supo albergar sucesivamente un templo masónico, una mutual italiana pionera, una pista de baile de tango, un cine popular, un improbable astillero y un espacio teatral experimental. Como capas de cebolla cada momento histórico se superpuso al anterior con igual esplendor.


Un trozo de la historia de la ciudad se condensa en el inmenso edificio, columnas imponentes que remiten a los griegos, enormes portones de madera y un enrejado oxidado aportan un halo de misterio a la añeja construcción que parece hoy abandonada.

Catalogado con “grado de protección estructural” por la Municipalidad de La Plata, el edificio se encuentra enclavado en un lote de 1300 m2 con acceso por diagonal 74 y por calle 4. No puede ser demolido y cada intervención a la que se lo someta debe ser estudiada y autorizada expresamente por la Comuna.

En este sentido, a fines de 2004 se sancionó una ordenanza declarando al teatro “de interés histórico” por su “valor testimonial”.

En la actualidad el grupo desarrollador ABES y FINANPRO, dos importantes empresas locales, se unieron para llevar adelante el proyecto de puesta en valor y refuncionalización de “El Princesa”, para beneficio principalmente de toda la comunidad platense.

EL PROYECTO

La idea es restaurar el inmueble que da a diagonal 74. Para eso, se trabajará en conjunto con la Municipalidad para determinar el alcance de la restauración, siguiendo protocolos internacionales. El edificio tendrá una sala de teatro de 30 metros de largo por 12 de ancho y 10 de alto.

En la sala se podrá disfrutar de obras teatrales, conciertos, recitales y otros espectáculos en los que la función se podrá combinar con una experiencia gastronómica o coctelería de primer nivel.

Al costado de la sala se desarrollará un bar speakeasy temático, que contará la historia de este inmueble, que cumple 130 años. Originalmente, esta área era un buffet que en 1920 fue reemplazado por salas de consultorio, donde el mismísimo doctor Rodolfo Rossi atendía.

Sobre calle 4 se construirá un anexo de tres niveles que sumará salas de exposición, salas para talleres polivalentes, aulas, salas de microteatro, sala para exposiciones audiovisuales y un espacio gastronómico temático cultural. En su conjunto todo  “El Princesa” contribuye a su función principal: un teatro experimental donde las variadas puestas en escena inéditas con escenarios y público mezclados por todos lados configurara un espacio cultural multidisciplinario, donde la producción artística local sea mayoritariamente dominante como correspondería a “La Plata, la ciudad del conocimiento”.

La idea sobre el anexo a construir es que la misma intervención configure un proceso totalmente reversible, se utilizarán materiales secos, paneles y placas, todo sostenido por elementos metálicos, ya que todo esto originalmente no fue concebido para ser utilizado de esta nueva manera, quizás esta nueva operación pueda repetirse en un futuro. Lo nuevo solo puede existir para exaltar lo antiguo.

COMENTARIOS

De la mano del grupo ABES, la histórica sala de teatro de diagonal 74 será recuperada, para convertirse en un nuevo centro cultural y gastronómico de la ciudad, emplazado en un lugar clave para el acceso. Mantendrá su riquísimo valor arquitectónico y patrimonial para todos los platenses.