Tensión en Altos de San Lorenzo: escrache a un presunto violador y denuncia de represión
0221
0221

Tensión en Altos de San Lorenzo: escrache a un presunto violador y denuncia de represión

Luego de enterarse que la mujer del supuesto implicado sabía lo que había sucedido en su casa, la comunidad cortó la calle. La policía se hizo presente en el lugar para evitar que la agredan pero los manifestantes denuncian que hubo balas de goma.

Vecinos de Altos de San Lorenzo se congregaran el domingo por la tarde en 30 y 77 para quemar gomas y escrachar la casa de un hombre que presuntamente violó a un menor del barrio. Los frentistas explotaron de bronca luego de enterarse que la esposa del acusado supuestamente estaba al tanto de lo ocurrido. Las autoridades se dirigieron al domicilio de la mujer para calmar las aguas pero le reprochan el hecho de que no haya actuado para defender al chico. Los manifestantes denunciaron que en medio del piquete hubo una avanzada de la policía con balas de goma.

La tensión creció con el correr de la tarde hasta que hubo un supuesto intento de los vecinos por entrar en la vivienda, lo cual llevó a la intervención policial. Eso derivó en una reacción de algunos vecinos que habrían arrojado piedras sobre los vecinos y la respuesta policial con postas de goma.

Según informó el sitio Info Blanco Sobre Negro, el hecho ocurrió el viernes pasado, cuando un hombre de 50 años que vive con su pareja le habría ofrecido “unos pesos” a un menor que estaba jugando al fútbol con sus amigos en la plaza del barrio. Inocentemente, el pequeño dejó la actividad deportiva e ingresó al domicilio donde habría sido sometido.


Hay versiones cruzadas respecto de lo que ocurrió con el acusado. Una versión da cuenta de su detención, otra indica que estaba en la casa durante el escrache. Lo cierto es que los vecinos explotaron de ira al enterarse de que la mujer sabía todo lo que había ocurrido. Es por esto que en horas de la tarde del domingo, fueron a increparla por no actuar mientras su esposo cometía el grave delito.

Como la mujer no fue detenida, la comunidad de la localidad platense exige que se haga lo mismo con ella. Es por eso que, ante el temor de ser agredida, se atrincheró en su casa y la policía se hizo presente en el lugar.

Desde el lugar, los manifestantes denunciaron que hubo represión con balas de goma. "Tengo la espalda con los perdigonazos", exclamó una joven que se comunicó con 0221.com.ar para contar lo que sucedía.

Luego de enterarse que la mujer del supuesto implicado sabía lo que había sucedido en su casa, la comunidad cortó la calle. La policía se hizo presente en el lugar para evitar que la agredan pero los manifestantes denuncian que hubo balas de goma.

17 de febrero de 2019

Vecinos de Altos de San Lorenzo se congregaran el domingo por la tarde en 30 y 77 para quemar gomas y escrachar la casa de un hombre que presuntamente violó a un menor del barrio. Los frentistas explotaron de bronca luego de enterarse que la esposa del acusado supuestamente estaba al tanto de lo ocurrido. Las autoridades se dirigieron al domicilio de la mujer para calmar las aguas pero le reprochan el hecho de que no haya actuado para defender al chico. Los manifestantes denunciaron que en medio del piquete hubo una avanzada de la policía con balas de goma.

La tensión creció con el correr de la tarde hasta que hubo un supuesto intento de los vecinos por entrar en la vivienda, lo cual llevó a la intervención policial. Eso derivó en una reacción de algunos vecinos que habrían arrojado piedras sobre los vecinos y la respuesta policial con postas de goma.

Según informó el sitio Info Blanco Sobre Negro, el hecho ocurrió el viernes pasado, cuando un hombre de 50 años que vive con su pareja le habría ofrecido “unos pesos” a un menor que estaba jugando al fútbol con sus amigos en la plaza del barrio. Inocentemente, el pequeño dejó la actividad deportiva e ingresó al domicilio donde habría sido sometido.


Hay versiones cruzadas respecto de lo que ocurrió con el acusado. Una versión da cuenta de su detención, otra indica que estaba en la casa durante el escrache. Lo cierto es que los vecinos explotaron de ira al enterarse de que la mujer sabía todo lo que había ocurrido. Es por esto que en horas de la tarde del domingo, fueron a increparla por no actuar mientras su esposo cometía el grave delito.

Como la mujer no fue detenida, la comunidad de la localidad platense exige que se haga lo mismo con ella. Es por eso que, ante el temor de ser agredida, se atrincheró en su casa y la policía se hizo presente en el lugar.

Desde el lugar, los manifestantes denunciaron que hubo represión con balas de goma. "Tengo la espalda con los perdigonazos", exclamó una joven que se comunicó con 0221.com.ar para contar lo que sucedía.

COMENTARIOS