Tras la frustrada paritaria, Vidal armó mesas educativas con maestros, directivos y padres
0221
0221

Tras la frustrada paritaria, Vidal armó mesas educativas con maestros, directivos y padres

En medio de una paritaria docente que ya comienza a levantar temperatura y después de la polémica generada en el último encuentro con los educadores, la Gobernadora bonaerense realizó una demostración de fuerzas, reunió a maestros, directivos y padres en mesas de trabajo y señaló que "no van a insultar ni escrachar a nadie".

El último encuentro entre los docentes y los ministros de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, y de Economía, Hernán Lacunza, entre otros funcionarios; terminó en medio de una fuerte polémica luego de que fueran increpados por los representantes gremiales del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB). A días de ese cruce, la gobernadora María Eugenia Vidal reunió a más de 4 mil educadores, padres y directivos de escuelas públicas provinciales para discutir y debatir cómo "mejorar la educación entre todos".


En la jornada, realizada en la localidad de Ensenada, la mandataria afirmó hoy que "no puede haber interés partidario ni personal por encima de los alumnos". "Este encuentro es de los que estamos comprometidos con la educación, no importa desde dónde, este encuentro es por la educación pública", sostuvo Vidal.

Vidal explicó que el encuentro no se realizó para "lanzar ningún candidato, ni a pedirle el voto a nadie, ni a criticar ni a insultar ni a escrachar a nadie", en un claro mensaje para los líderes gremiales y la última reunión paritaria en la que los docentes exigieron una recomposición salarial del 15,6% respecto de 2018 para comenzar a hablar sobre la paritaria 2019.

Acompañada por el ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro; el vicegobernador de la provincia, Daniel Salvador; Sánchez Zinny; y el senador Esteban Bullrich, la Gobernadora también se refirió a la infraestructura escolar, otro de los reclamos docentes. "Arrancamos a hacer las obras, lo más rápido que pudimos. Hicimos muchas obras, más que antes, con una Provincia quebrada que recibimos. Avanzamos con reclamos históricamente postergados, como el del boleto estudiantil y universitario. Pusimos nuestro compromiso en elevar el valor de la ración alimenticia, que en los últimos años aumentó muy por encima de la inflación", detalló.

"Ahora hay que trabajar sobre todo lo que nos falta. Tenemos que dialogar y reconocer aciertos y errores, para esto están estas mesas distritales. No estamos acá para que el 6 de marzo comiencen las clases, sino para que cambie la educación en serio. Hay dos valores que no podemos perder: el respeto, no se puede discutir sobre educación pública sin respeto; y la responsabilidad, de saber que los protagonistas del debate son los chicos", lanzó Vidal.

Al resaltar el contenido de la reunión, destinada a fomentar el diálogo y mejorar el intercambio de propuestas para dar respuestas a los distintos problemas educativos, la mandataria aseguró que en el Gobierno son "los primeros en reconocer que hay cosas para cambiar".

"Queremos saber qué nos queda por hacer, qué nos falta, con la verdad sobre la mesa, la única manera honesta de discutir", prosiguió la mandataria. "Si de verdad los representamos a los chicos, ellos deben ser nuestro foco, tienen que ser nuestra prioridad. No puede haber interés partidario ni personal que esté por encima de ellos", cerró Vidal.

A menos de 20 días del inicio de las clases la Gobernadora reunió fuerzas y le marcó la cancha a los docentes, quienes exigen que se les reconozca el desfasaje entre el aumento salarial otorgado el año pasado y la inflación del 2018, antes de sentarse a la mesa para comenzar a pensar en un acuerdo de cara al año lectivo que está a punto de empezar.

En medio de una paritaria docente que ya comienza a levantar temperatura y después de la polémica generada en el último encuentro con los educadores, la Gobernadora bonaerense realizó una demostración de fuerzas, reunió a maestros, directivos y padres en mesas de trabajo y señaló que "no van a insultar ni escrachar a nadie".

16 de febrero de 2019

El último encuentro entre los docentes y los ministros de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, y de Economía, Hernán Lacunza, entre otros funcionarios; terminó en medio de una fuerte polémica luego de que fueran increpados por los representantes gremiales del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB). A días de ese cruce, la gobernadora María Eugenia Vidal reunió a más de 4 mil educadores, padres y directivos de escuelas públicas provinciales para discutir y debatir cómo "mejorar la educación entre todos".


En la jornada, realizada en la localidad de Ensenada, la mandataria afirmó hoy que "no puede haber interés partidario ni personal por encima de los alumnos". "Este encuentro es de los que estamos comprometidos con la educación, no importa desde dónde, este encuentro es por la educación pública", sostuvo Vidal.

Vidal explicó que el encuentro no se realizó para "lanzar ningún candidato, ni a pedirle el voto a nadie, ni a criticar ni a insultar ni a escrachar a nadie", en un claro mensaje para los líderes gremiales y la última reunión paritaria en la que los docentes exigieron una recomposición salarial del 15,6% respecto de 2018 para comenzar a hablar sobre la paritaria 2019.

Acompañada por el ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro; el vicegobernador de la provincia, Daniel Salvador; Sánchez Zinny; y el senador Esteban Bullrich, la Gobernadora también se refirió a la infraestructura escolar, otro de los reclamos docentes. "Arrancamos a hacer las obras, lo más rápido que pudimos. Hicimos muchas obras, más que antes, con una Provincia quebrada que recibimos. Avanzamos con reclamos históricamente postergados, como el del boleto estudiantil y universitario. Pusimos nuestro compromiso en elevar el valor de la ración alimenticia, que en los últimos años aumentó muy por encima de la inflación", detalló.

"Ahora hay que trabajar sobre todo lo que nos falta. Tenemos que dialogar y reconocer aciertos y errores, para esto están estas mesas distritales. No estamos acá para que el 6 de marzo comiencen las clases, sino para que cambie la educación en serio. Hay dos valores que no podemos perder: el respeto, no se puede discutir sobre educación pública sin respeto; y la responsabilidad, de saber que los protagonistas del debate son los chicos", lanzó Vidal.

Al resaltar el contenido de la reunión, destinada a fomentar el diálogo y mejorar el intercambio de propuestas para dar respuestas a los distintos problemas educativos, la mandataria aseguró que en el Gobierno son "los primeros en reconocer que hay cosas para cambiar".

"Queremos saber qué nos queda por hacer, qué nos falta, con la verdad sobre la mesa, la única manera honesta de discutir", prosiguió la mandataria. "Si de verdad los representamos a los chicos, ellos deben ser nuestro foco, tienen que ser nuestra prioridad. No puede haber interés partidario ni personal que esté por encima de ellos", cerró Vidal.

A menos de 20 días del inicio de las clases la Gobernadora reunió fuerzas y le marcó la cancha a los docentes, quienes exigen que se les reconozca el desfasaje entre el aumento salarial otorgado el año pasado y la inflación del 2018, antes de sentarse a la mesa para comenzar a pensar en un acuerdo de cara al año lectivo que está a punto de empezar.

COMENTARIOS