Surgen más nombres de sospechosos en el juicio a excomisarios de La Plata por "coimas"
0221
0221

Surgen más nombres de sospechosos en el juicio a excomisarios de La Plata por "coimas"

El testimonio errático y contradictorio de un excomisario puso en la mira a otros dos exjefes policiales que, hasta el momento, no aparecen involucrados en el expediente. La fiscal pidió la detención del testigo, pero los jueces no hicieron lugar por entender que sería una prejuzgamiento. El debate oral entra en su etapa final y las partes ya preparan sus alegatos.

Una jornada de extrema tensión se vivió en la séptima audiencia del juicio oral a la ex cúpula policial de La Plata detenida en 2016 tras el hallazgo de sobres con dinero de origen desconocido en la Jefatura Departamental de La Plata. Un ex comisario quedó al borde de la detención y procesamiento, al tiempo que otros dos ex jerarcas de la bonaerense fueron involucrados en la causa.

Los acusados y detenidos en esta causa son el extitular de la Jefatura Departamental La Plata, el comisario mayor Darío Camerini; su segundo, Rodolfo Daniel Carballo; el exsecretario de la repartición, Walter Skaramowsky, y el exjefe de calle, oficial Ariel René Huck.

En la misma situación están el jefe de la comisaría segunda; Sebastián Velázquez; el de la seccional de Los Hornos, Sebastián Cuenca; el de Villa Elisa, Raúl Frare, y el de Tolosa, Julio Sebastián Sáenz.

En la causa también estuvo acusado y preso el excomisario Federico Máximo Jurado, pero fue hallado muerto en enero de 2017 en la celda que ocupaba en la Unidad Penitenciaria 9 de la capital bonaerense. También son juzgados, aunque llegaron libres al juicio, el excomisario de la Cuarta, Juan Retamozzo y la secretaria del titular de la Departamental, María de los Ángeles Ramírez, acusada de "encubrimiento agravado". Todos los acusados fueron exonerados de la fuerza policial.

El comisario inspector retirado Hugo Roberto Mansilla fue uno de los testigos polémicos de la jornada. En la causa figuran dos declaraciones que fueron valoradas como prueba de cargo para los acusados. Además confirmó ambas declaraciones en una audiencia con la fiscal Victoria Huergo, pero ante los jueces a cargo del debate intentó cambiar la versión.

Como es habitual en causas en las que son juzgados ex policías, sus ex compañeros de fuerza que son citados como testigos alegan falta de memoria y cuanta coartada pueda para beneficiar a los acusados. Una mala conducta de manual.

Finalmente la fiscal pidió la detención de Mansilla al que acusó de falso testimonio (que puede ser simple o agravado) y las defensas se opusieron, incluso el abogado Oscar Salas planteó (ad honorem) una eximición de prisión. Los jueces no hicieron lugar a la detención por entender que, en caso de acceder al pedido, incurrirán en una valoración de prueba fuera de la etapa procesal correspondiente, que es el veredicto y la eventual sentencia. Sería un claro caso de prejuzgamiento, vedado por el marco legal vigente.

Pero el relato del testigo desmemoriado dejó dos nombres que ya figuran en la libreta de los fiscales Huergo y Javier Berlingieri, quienes analizan pedir se los investigue: los comisarios mayores Juan Domingo Ibarra y Fernando Alberto Grasso, ex jefes de la Región Capital de la policía bonaerense, que abarca todo el departamento judicial de La Plata.

El último testigo de la audiencia fue el abogado Guillermo Cristian Berra, auditor general de Asuntos Internos de la policía bonaerense, repartición en la que comenzó la investigación que terminó con los comisarios tras las rejas y expulsados de la fuerza.

Confirmó que la investigación se inició por dos llamados anónimos a una línea 0800 del área. Relató que por ese medio de comunicación reciben una 25mil denuncias por año y que desde 2016 se iniciaron 30mil sumarios a policías.

La audiencia continuará el jueves 14 de febrero, a las 10:00 horas, con el relato de más testigos. El debate está a cargo del Tribunal Oral Criminal III de La Plata que conforman los jueces Ernesto Domenech, Santiago Paolini y Andrés Vitali.

El testimonio errático y contradictorio de un excomisario puso en la mira a otros dos exjefes policiales que, hasta el momento, no aparecen involucrados en el expediente. La fiscal pidió la detención del testigo, pero los jueces no hicieron lugar por entender que sería una prejuzgamiento. El debate oral entra en su etapa final y las partes ya preparan sus alegatos.

13 de febrero de 2019

Una jornada de extrema tensión se vivió en la séptima audiencia del juicio oral a la ex cúpula policial de La Plata detenida en 2016 tras el hallazgo de sobres con dinero de origen desconocido en la Jefatura Departamental de La Plata. Un ex comisario quedó al borde de la detención y procesamiento, al tiempo que otros dos ex jerarcas de la bonaerense fueron involucrados en la causa.

Los acusados y detenidos en esta causa son el extitular de la Jefatura Departamental La Plata, el comisario mayor Darío Camerini; su segundo, Rodolfo Daniel Carballo; el exsecretario de la repartición, Walter Skaramowsky, y el exjefe de calle, oficial Ariel René Huck.

En la misma situación están el jefe de la comisaría segunda; Sebastián Velázquez; el de la seccional de Los Hornos, Sebastián Cuenca; el de Villa Elisa, Raúl Frare, y el de Tolosa, Julio Sebastián Sáenz.

En la causa también estuvo acusado y preso el excomisario Federico Máximo Jurado, pero fue hallado muerto en enero de 2017 en la celda que ocupaba en la Unidad Penitenciaria 9 de la capital bonaerense. También son juzgados, aunque llegaron libres al juicio, el excomisario de la Cuarta, Juan Retamozzo y la secretaria del titular de la Departamental, María de los Ángeles Ramírez, acusada de "encubrimiento agravado". Todos los acusados fueron exonerados de la fuerza policial.

El comisario inspector retirado Hugo Roberto Mansilla fue uno de los testigos polémicos de la jornada. En la causa figuran dos declaraciones que fueron valoradas como prueba de cargo para los acusados. Además confirmó ambas declaraciones en una audiencia con la fiscal Victoria Huergo, pero ante los jueces a cargo del debate intentó cambiar la versión.

Como es habitual en causas en las que son juzgados ex policías, sus ex compañeros de fuerza que son citados como testigos alegan falta de memoria y cuanta coartada pueda para beneficiar a los acusados. Una mala conducta de manual.

Finalmente la fiscal pidió la detención de Mansilla al que acusó de falso testimonio (que puede ser simple o agravado) y las defensas se opusieron, incluso el abogado Oscar Salas planteó (ad honorem) una eximición de prisión. Los jueces no hicieron lugar a la detención por entender que, en caso de acceder al pedido, incurrirán en una valoración de prueba fuera de la etapa procesal correspondiente, que es el veredicto y la eventual sentencia. Sería un claro caso de prejuzgamiento, vedado por el marco legal vigente.

Pero el relato del testigo desmemoriado dejó dos nombres que ya figuran en la libreta de los fiscales Huergo y Javier Berlingieri, quienes analizan pedir se los investigue: los comisarios mayores Juan Domingo Ibarra y Fernando Alberto Grasso, ex jefes de la Región Capital de la policía bonaerense, que abarca todo el departamento judicial de La Plata.

El último testigo de la audiencia fue el abogado Guillermo Cristian Berra, auditor general de Asuntos Internos de la policía bonaerense, repartición en la que comenzó la investigación que terminó con los comisarios tras las rejas y expulsados de la fuerza.

Confirmó que la investigación se inició por dos llamados anónimos a una línea 0800 del área. Relató que por ese medio de comunicación reciben una 25mil denuncias por año y que desde 2016 se iniciaron 30mil sumarios a policías.

La audiencia continuará el jueves 14 de febrero, a las 10:00 horas, con el relato de más testigos. El debate está a cargo del Tribunal Oral Criminal III de La Plata que conforman los jueces Ernesto Domenech, Santiago Paolini y Andrés Vitali.

COMENTARIOS